Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El lazo policial estrangula al narco en el Estrecho

El trabajo de los equipos de investigación reforzados comienza a dar frutos, con 60 detenidos esta semana

 Agentes de la Policía Nacional salen con una detenida en un bloque de la barriada gaditana del Saladillo en Algeciras.
Agentes de la Policía Nacional salen con una detenida en un bloque de la barriada gaditana del Saladillo en Algeciras. EFE

“Dejadnos respirar un poco o esto se va a convertir en un polvorín”. El lamento —exhortado a la policía por uno de los últimos narcos detenidos— retrata bien el cerco que las fuerzas de seguridad están estrechando sobre los traficantes del Campo de Gibraltar. El refuerzo en las unidades de investigación en los principales cuerpos de la zona se está traduciendo en golpes constantes a mafias del hachís con decenas de detenidos.

Otro operativo de la Policía Nacional, el Lupita, se saldó ayer con la detención de 17 personas y otros 33 investigados, entre ellos Emilio el Moro, lugarteniente de Abdellah El Haj, apodado el Messi del hachís y actual sucesor de este poderoso narco, hoy en libertad con cargos. El nuevo revés a los traficantes se enmarca dentro del Plan Especial de Seguridad para el Campo de Gibraltar de la Secretaría de Estado de Seguridad que echó a andar el pasado mes de julio de 2018 y cuyos frutos comienzan a recogerse ahora.

Cinco meses, 461 arrestados

Tan solo en lo que va de semana, los agentes ya llevan detenidos a más de 60 personas en tres redadas desarrolladas en La Línea, Algeciras o San Roque. La comandancia algecireña de la Guardia Civil ya suma 461 detenidos en 242 operaciones en los últimos cinco meses. Uno de los casos más paradigmáticos de esta fuerte presión policial es el que provocó la caída de una ‘narcourbanización’ levantada ilegalmente en la barriada rural de El Zabal, en La Línea.

En el operativo, desarrollado en diciembre de este pasado año, acabaron detenidas 16 personas por levantar sin permiso 14 lujosas villas con dinero del narco. Es precisamente esa vinculación entre el delito urbanístico, el blanqueo de capitales y el tráfico de hachís con Marruecos el mayor y primer tanto que pudo marcarse la flamante unidad de blanqueo de la Comisaría de la ciudad, creada en septiembre de 2018.

En la operación Lupita —que no descarta más detenciones—, la policía busca “desarticular por completo una de las organizaciones de traficantes más arraigadas en la comarca y que despliega su potencial por toda Andalucía”, según explicaron ayer fuentes policiales. Y eso, en el caso de la banda sucesora del Messi, es toda una gesta. Entre idas y venidas de prisión, el narco fue capaz de recomponer su organización, gracias a que apostó por segmentarla en distintas bandas interconectadas. Ahora El Haj está en libertad con cargos tras un polémico acuerdo con la Fiscalía y a la espera de un juicio que no llegará, al menos, hasta 2020.

El pasado martes, la policía detuvo a 12 narcos que alijaban con drones. Eran de La Línea pero habían desplazado su actividad a Almería. Ya lo ha advertido en varias ocasiones Francisco Mena, presidente de la asociación antidroga Nexos: “Esto funciona como vasos comunicantes: taponas por un lado y sale por otro”.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >