Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los rostros del rescate de Julen

Más de 300 personas han trabajado en la búsqueda del niño de dos años que cayó en un pozo en Totalán

Miembros de la Brigada de Salvamento Minero en coches de la Guardia Civil en Totalán.

Más de 300 personas, entre voluntarios, responsables políticos, técnicos y profesionales de distintas disciplinas, han participado en el operativo de rescate de Julen, desde que en la tarde del domingo 13 de enero cayó en un estrecho y profundo pozo a las afueras de Totalán (Málaga). Estos han sido, durante todo este periodo, sus principales protagonistas.

Ángel García Vidal

Es el gran protagonista del rescate. Desde que recibió la llamada de la Guardia Civil, el delegado del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Málaga no ha dejado de trabajar. “Esto no es una operación de rescate sino una obra de ingeniería civil humanitaria”, dijo García Vidal para referirse al tamaño de los trabajos que debían efectuar contrarreloj. Sus largas horas de trabajo a pie de obra apenas le han permitido permitido dormir durante las casi dos semanas que ya dura la búsqueda de Julen. También ha participado en reuniones con los representantes políticos y responsables de quienes conforman el operativo de trabajo, como los bomberos y los mineros. A ello se debe unir su enorme paciencia con los medios de comunicación: ha tenido que lidiar diariamente con la prensa a pesar de no ser su terreno. Y lo ha hecho siempre con delicadeza, ha dado precisas explicaciones incluso dibujando gráficos al vuelo para resolver las dudas de los periodistas. Antes o después de cada rueda de prensa ha sido habitual que fumase un cigarro. Había que tomar un poco de aire.

Julián Moreno

Tiene un papel esencial en el rescate de Julen, aunque hace hincapié en destacar una y otra vez el trabajo del equipo de aproximadamente 40 bomberos que ha estado en todo momento —por turnos— participando en el dispositivo. Suya fue la idea para la creación de la estructura por la que los mineros descienden por la galería vertical para excavar, a oscuras, en poco más de un metro cuadrado y con herramientas manuales y mecánicas, un túnel de entre tres y cuatro metros para llegar hasta el niño. La bocetó en una noche de insomnio, dos herreros de Alhaurín El Grande la hicieron realidad en tres días y los miembros de la Brigada de Salvamento Minero aportaron los últimos ajustes. Licenciado en Psicología, es el director técnico del Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Málaga desde junio de 2018, pero tiene 27 años de trayectoria en el cuerpo. Dirige a cerca de 300 bomberos que trabajan en la veintena de parques repartidos por todas las comarcas malagueñas.

Rafael Gálvez

Jefe de Servicio de Protección Civil de la Junta de Andalucía en Málaga desde el año 2010, ha sido la cabeza visible del equipo de emergencias, formado por profesionales del 112 y Protección Civil. Ha coordinado todo el dispositivo de apoyo al rescate y ha dado respuesta a toda la logística de los trabajos. También ha participado en todas las reuniones y ha dado muestras de su larga experiencia en todo momento. “En estos casos todas las personas quieren estar de forma perenne, pero los descansos también son importantes”, ha recomendado a su equipo en más de una ocasión. Es diplomado universitario en Enfermería y en Fisioterapia y concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga desde 2015.

Yolanda Alcaide

Otra de las personas que más ha colaborado en el dispositivo de rescate de Julen de manera voluntaria. Desde el lunes a primera hora comenzó a ofrecer su casa como puesto de mandos, algo que finalmente ocurrió 48 horas después. Gestiona una empresa de jardinería junto a su marido, Adrián, pero esta semana apenas ha podido acudir a su puesto de trabajo. En dos de sus sótanos se instalaron los ordenadores, equipos y materiales necesarios. Allí se han realizado las reuniones de coordinación de todo el operativo, se ha informado a responsables políticos como el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, o el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. En el lugar también hay alimentos y café para el descanso de las más de 300 personas que realizan las labores de búsqueda del niño. Siempre ha rehusado la atención de los medios de comunicación.

Daniel Alcaide

Militar destinado en Madrid, viajaba en autobús hacia la capital cuando escuchó la noticia de la desaparición de Julen. “Se me encogió el corazón”, relata. Así que pidió un permiso para escaparse unos días a echar una mano como responsable de unas 80 personas voluntarias de Protección Civil. La autorización se le acabó, pero dado su relevante trabajo en coordinación y logística, sus mandos le permitieron seguir en las tareas de rescate hasta que acaben. Siempre ha tenido palabras de ánimo para sus compañeros. “Llegan noticias buenas y otras malas, pero nos quedamos con lo positivo”, ha dicho a EL PAÍS. Se le ha visto llevar provisiones a los operarios de la ladera, cargar cajas, conducir distintos vehículos, mantener charlas a deshoras con agentes de la Guardia Civil para dar energías, servir cafés... “Llevamos aquello que se necesite donde se necesite”, ha añadido. Habitualmente dirige la agrupación local de Moclinejo, un pequeño pueblo de la Axarquía malagueña a apenas cuatro kilómetros en línea recta de Totalán (21 por carretera). Con su grupo de voluntariado ha participado en caravanas humanitarias y colabora en numerosos eventos como la prueba deportiva 101 Kilómetros de Ronda o diferentes fiestas y eventos locales de localidades cercanas.

Sergio Tuñón

Minero de gran experiencia, es director técnico de la Brigada de Salvamento Minero desde el año 2012. Se trata de un grupo de profesionales muy especializados en el rescate en condiciones extremas, como es el caso de Totalán: a 70 metros bajo tierra y prácticamente a oscuras, excavan una galería de cuatro metros atravesando una roca durísima con medios manuales y mecánicos. Para ser parte de este grupo de rescatadores hay que tener, en primer lugar, seis años de categoría y llevar 10 en Hulleras del Norte S. A. (Hunosa), empresa pública que sostiene la actividad de salvamento. También superar pruebas físicas y mentales. Tuñón ha dirigido rescates como el del minero fallecido en Degaña en 2015 y el de un espeleólogo en Vizcaya en 2017.

María Gámez

La subdelegada del Gobierno en Málaga ha ejercido una incesante labor detrás de las cámaras, pero también delante. Suyas fueron las primeras declaraciones de un responsable político sobre la desaparición de Julen, menos de 24 horas después del accidente. Ha pasado prácticamente todos los días del rescate en Totalán. Funcionaria de carrera y licenciada en Derecho, fue portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Málaga, a cuya alcaldía se presentó en dos ocasiones sin éxito. En 2016 se retiró de la política, aunque volvió con la llegada al Gobierno de Pedro Sánchez. Tomó posesión del cargo en julio de 2018, la primera mujer en ocuparlo en la provincia de Málaga.

Jesús Esteban Gutiérrez

Es el jefe de la Comandancia Civil de Málaga desde julio de 2014. Es el máximo responsable de la operación de búsqueda de Julen, ya que la Guardia Civil —que ha desplegado a medio centenar de agentes que trabajan por turnos las 24 horas del día en el dispositivo— siempre ha insistido en que trabaja el caso como cualquier otra desaparición. Ha intentado pasar desapercibido. Apenas se le ha visto ante las cámaras y dada la magnitud de la tarea para llegar hasta donde se cree que está Julen, pronto cedió el protagonismo al equipo técnico que dirige la obra. También ha sido jefe del Servicio Marítimo Provincial y de la Unidad de Helicópteros de Málaga, así como jefe de Investigación durante 10 años y teniente coronel jefe de Operaciones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información