Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Josep Rull fue excarcelado para visitar a su hijo hospitalizado sin permiso judicial previo

El Tribunal Supremo investiga si la decisión de la directora de la cárcel catalana fue correcta

Josep Rull
El 'exconseller' Josep Rull, el pasado mes de marzo.

El exconsejero catalán de Territorio, Josep Rull, procesado por rebelión y para quien la fiscalía reclama 16 años de prisión, salió el pasado 5 de enero de la cárcel catalana de Lledoners para visitar a su hijo, que fue hospitalizado tras sufrir una caída en la misma prisión y quedar inconsciente durante una visita familiar a su padre. El traslado de Rull al centro hospitalario de Manresa donde ingresó el pequeño, de seis años, se realizó sin haber solicitado autorización previa al Tribunal Supremo, que, según el Reglamento Penitenciario, tenía que haber dado su permiso “en todo caso” al ser el interno preso preventivo, según adelantó este viernes El Español. El tribunal estudiará si la directora del centro penitenciario ha incurrido en algún tipo de responsabilidad.

La dirección de la cárcel, que depende de los servicios penitenciarios de la Generalitat, otorgó a Rull el permiso extraordinario de urgencia para salir de prisión —custodiado por los Mossos d’Esquadra— en aplicación del artículo 161.4 del Reglamento. Y lo hizo tras haberse dirigido al juzgado de guardia de Manresa, del que depende la prisión de Lledoners. El juez territorial, Pedro V. Cerviño, decretó que no le correspondía a él, sino al Supremo, conceder o denegar el permiso de salida. En su auto, el magistrado recordaba que el permiso “corresponde en todo caso a la Autoridad Judicial a cuya disposición se halle el interno”, es decir al Tribunal Supremo, que comenzará a enjuiciar el caso del procés a finales de enero o principios de febrero.

No obstante, en la misma resolución, el juez Cerviño apuntaba la vía del artículo 161.4 del Reglamento, que permite a la dirección de la cárcel autorizar el permiso extraordinario “en los supuestos de urgencia”. La fiscalía de guardia emitió un dictamen en el que informaba favorablemente a que el juez de Manresa otorgara directamente el permiso. Sin embargo, este insistió en que la normativa no deja “margen de duda” en que la decisión era del Supremo.

Según fuentes de los servicios penitenciarios catalanes, el hijo de Rull cayó al suelo y sufrió una fuerte conmoción en la cabeza durante una comunicación familiar ordinaria la víspera del día de Reyes. El pequeño perdió el conocimiento y fue evacuado de urgencia en ambulancia al hospital. Al despertar, el menor pasó unas horas desorientado sin reconocer a sus familiares, pero finalmente los médicos le dieron el alta y pasó la noche de Reyes en casa.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >