Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox amenaza con bloquear el pacto en Andalucía si PP y Cs no se sientan a negociar

Santiago Abascal critica la amenaza permanente de "cordones sanitarios" y reclama que les escuchen

En vídeo, Juan Marín negándose ante las imposiciones de Vox. Foto, Santiago Abascal y Francisco Serrano, tras las elecciones andaluzas.

Vox ha elevado este jueves la presión sobre el pacto de Gobierno que han firmado PP y Ciudadanos para gobernar en Andalucía y reclama participar de pleno en las negociaciones si ambas formaciones quieren desbancar al PSOE, ya que los votos de sus 12 diputados son imprescindibles para la mayoría absoluta, fijada en 55 escaños. Mientras que el PP se ha mostrado dispuesto a hacer un hueco a Vox en las negociaciones, Ciudadanos se niega de momento a darle voz después del acuerdo programático con el PP, que consideran “cerrado”.

El líder de Vox, Santiago Abascal, critica la amenaza permanente de "cordones sanitarios" y exige a PP y Ciudadanos que se sienten con la formación de extrema derecha para “escuchar su programa electoral” y “atender en la justa medida de esos 12 diputados, ni más ni menos, las demandas de 400.000 andaluces”. “Vox ha repetido que no será obstáculo para el cambio en Andalucía, pero que tampoco será alfombra para la continuidad de las mismas políticas con otras siglas, sean las de PSOE-Podemos o las de PP-Ciudadanos”, ha insistido Abascal en Twitter.

Este miércoles Vox amenazó con romper el bloque de tres fuerzas necesario para desbancar a los socialistas si no se retiraban del pacto algunas medidas contra la violencia machista. Esta mañana Abascal ha sumado una reducción fiscal, el “desmontaje de la Administración paralela”, “el apoyo al mundo rural y sus modos de vida” y la eliminación de las “leyes ideológicas”, sin aclarar a qué normas se refiere. Estas últimas medidas no chocan de manera frontal con las incluidas en el pacto firmado esta Navidad, como sí lo hace su exigencia de retirar las propuestas contra la violencia de género.

Abascal ha mantenido un tono beligerante en sus mensajes, al criticar la fragilidad de la alianza entre populares y la formación de Albert Rivera: “Ciudadanos y PP han cerrado un pacto para repartirse los sillones de la Junta de Andalucía. Lo que ocurre es que no tienen mayoría suficiente para sostener ese pacto. Cualquier persona sensata entiende que, para conseguir los votos que les faltan, tendrán que negociar con otro”, ha dicho. De momento, PP y Ciudadanos suman 47 escaños y para llegar a los 55 de la mayoría absoluta necesitan los 12 diputados de Vox.

El presidente de Vox ha insistido en que ambas formaciones han despreciado las ideas de su formación: “Lejos de cualquier talante negociador, Vox solo ha recibido insultos, menosprecios y la amenaza permanente de cordones sanitarios. Y tanto Ciudadanos como PP han repetido que el pacto que ellos han firmado no admite ni el más mínimo cambio”.

Abascal ha arremetido de manera más dura contra Ciudadanos, a la que denomina “veleta naranja”, por sus supuestos cambios de parecer en aspectos claves para Vox como la violencia de género. El líder de la formación de extrema derecha ha querido matizar que su formación propone “sustituir las leyes de ideología de género, que no protegen a la mujer y persiguen al hombre solo por serlo, por una ley contra la violencia intrafamiliar. Es decir, lo mismo que proponía la veleta naranja no hace mucho”, ha abundado.

El acuerdo de Ciudadanos y PP incluye un apartado específico para medidas de igualdad, con una dotación presupuestaria adicional para reforzar el pacto de Estado contra la violencia de género firmado en 2017, que incluía 200 millones presupuestados pero de los que solo 100 millones se han traducido en acciones concretas para defender a las víctimas.

El líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha descartado alterar el pacto con el PP y ha cargado contra las amenazas de Vox en una entrevista con La Sexta por no respetar los tiempos políticos: “Ese pacto no se toca, luego en el Parlamento hay que hacer el juego político. Algunos representantes políticos no saben cómo funciona esto. Hablamos de respetar las instituciones porque hay un procedimiento para todas las cuestiones, que se hace en el Parlamento, no en los medios ni en las trincheras (…) Algunos se ponen ya en posiciones extremas amenazando con que no va a haber Gobierno”, ha dicho en referencia a los líderes de Vox.

En dicha entrevista le han preguntado a Marín que cómo pensaban ganarse los 12 votos de Vox, a lo que el líder regional de Ciudadanos ha respondido:  "Una cosa es lo que quieran y otra la que puedan. No tengo que convencer a nadie. Sumamos 47 escaños y nos hemos puesto de acuerdo con un acuerdo programático. A partir de ahí toca decidir qué estructura de Gobierno, reunirse cuando la presidenta nos convoque a los portavoces (…) Lo que haga Vox o Podemos o el PSOE es legítimo y tendrán que decidir si quieren Gobierno de cambio o bloquear las instituciones y nuevas elecciones. Supongo que Vox habrá leído el documento de 90 medidas, ¿o solo la de la violencia de género?”.

Mientras, el PP ha dado a Vox una de cal y otra de arena. El presidente del partido, Pablo Casado, ha pedido a Vox que saque la violencia de género del debate partidista y “no politice esta terrible lacra social” que necesita la unión de todos los partidos políticos. Casado ha definido desde Melilla que el compromiso del PP con las víctimas es “rotundo”, ya que apuesta por “la igualdad real” entre hombres y mujeres.

En paralelo, la secretaria general del PP andaluz, Dolores López, ha asegurado que mantiene abierto un diálogo con Vox al margen del pacto con Ciudadanos. “Esta misma madrugada han asesinado a otra mujer. Todos los grupos políticos tenemos que trabajar por la igualdad”, ha dicho. López ve el vaso medio lleno y resta hierro a las amenazas del partido de extrema derecha, que sostiene el órdago. “Cuando Vox se lea el acuerdo con Ciudadanos estará conforme con muchos puntos recogidos. Más transparencia, menos masa política, eliminación de burocracia…”, ha insistido en Sevilla.

Este jueves es decisivo para el futuro político de Andalucía, porque Ciudadanos y PP pueden cerrar en el Parlamento el reparto de consejerías y perfilar la investidura de Juan Manuel Moreno como presidente para el pleno del próximo 16 de enero. En el aire está si la candidatura de Moreno contará con mayoría suficiente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información