Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luis Garicano será el candidato de Ciudadanos a las elecciones europeas

El responsable de Economía del partido se postulará a las primarias para liderar la lista

Luis Garicano Liberbank
Luis Garicano (izquierda) y Albert Rivera, en una imagen de archivo.

Albert Rivera ha escogido a su cabeza económica para liderar la apuesta de Ciudadanos en las elecciones europeas de 2019. Luis Garicano, responsable de Economía del partido, será el candidato para los comicios al Parlamento Europeo de mayo, según ha sabido EL PAÍS de fuentes del partido. Garicano se postulará a las primarias de Ciudadanos para la lista europea, aún sin fecha. No espera que tenga rivales y una vez superadas relevará a Javier Nart, anterior cabeza de lista, a quien, no obstante, volverá a ofrecerse un puesto de salida. De perfil europeísta, el economista es vicepresidente del partido de los liberales europeos ALDE en el que se integra Ciudadanos y ha sido el encargado de negociar con el movimiento del presidente francés, Emmanuel Macron, una alianza que cristalizará en una plataforma común con la que ir de la mano a las europeas.

Luis Garicano (Valladolid, 51 años) dará el salto a la política institucional después de tres años como responsable económico en la ejecutiva de Ciudadanos. Hasta ahora había rechazado ocupar cargos públicos, y trabaja como profesor de economía y estrategia en la escuela de negocios IE Business School de Madrid.

Su trayectoria es principalmente académica, como profesor en la London School of Economics durante una década y en la Universidad de Chicago, por la que es doctor en Economía. De carácter dialogante, es el principal arquitecto de las propuestas económicas de Ciudadanos, como el complemento salarial para los trabajadores precarios y el contrato único de indemnizaciones crecientes. Ha escrito varios libros, como El Dilema de España y Recuperar el Futuro.

En la cúpula de Ciudadanos se ha valorado su buena conexión con la escena europea. Como vicepresidente de ALDE desde 2016, Garicano mantiene un contacto regular con los líderes liberales europeos, y su influencia ha sido determinante para que ALDE expulsara a finales de octubre al PDeCAT. Los catalanes salieron del partido liberal oficialmente por sus problemas de corrupción, pero en la práctica Ciudadanos promovió su salida porque no podía permitirse concurrir a las elecciones europeas compartiendo partido con los separatistas a los que combate en España. El éxito de esa operación ha dado empuje a Garicano para ser el cabeza de lista a los comicios de 2019.

El economista ha sido el artífice también de una alianza de gran importancia para Albert Rivera, la que alumbraron con el partido de Macron el pasado noviembre en el congreso de los liberales celebrado en Madrid. La cofundadora de La Republique En Marche Astrid Panosyan confirmó en Madrid su apuesta por crear una plataforma común con los liberales para ir a las urnas.

Ciudadanos irá a las europeas aliado con el movimiento-partido del presidente francés, una sociedad que tiene valor político, pero es simbólica, porque en las elecciones al Parlamento Europeo las listas son nacionales. Implica, en principio, una campaña más o menos conjunta —en la que Macron y Rivera podrían compartir actos, como Panosyan declaró a EL PAÍS—, y supondría una unidad de acción después en la Eurocámara. En Marche aún no tiene eurodiputados, porque asaltó el poder en Francia después de las últimas elecciones europeas de 2014.

Garicano fue el principal negociador de Ciudadanos y ALDE con En Marche, y tras un año de trabajo y una conversación en julio entre el presidente francés y Rivera, el movimiento de Macron entró en la operación. Aún queda por delante la tarea de construir la plataforma que hará de paraguas electoral. A Macron, desde entonces, le ha sobrevenido la revolución de los chalecos amarillos que pone a prueba su presidencia.

El futuro cabeza de lista de Ciudadanos a las elecciones europeas ha apuntado en un reciente artículo en EL PAÍS algunas de sus ideas para la batalla al Europarlamento. “Estas elecciones europeas serán el momento en que las sociedades deben decir, con claridad, no a esta deriva. No al nacionalismo identitario. No a los que buscan dividirnos. No a los que quieren regresar al pasado”, escribe en una tribuna titulada Mejor Europa. En el artículo, Garicano aboga por “construir un euro sólido, con capacidad para resolver crisis bancarias y fiscales, y una frontera exterior común, con una política migratoria común que acoja a los refugiados, regule la migración ilegal y resuelva la situación de los irregulares buscando su regreso a sus países de origen”.

La carrera a las europeas de mayo tendrá en España una disputa singular muy probablemente marcada por la política nacional y el conflicto territorial, después de que el líder de ERC encarcelado, Oriol Junqueras, haya sido confirmado como cabeza de lista de su partido al Parlamento Europeo. También medita hacerlo el expresidente catalán Carles Puigdemont. En el resto de partidos nacionales, solo Unidos Podemos ha confirmado al diputado Pablo Bustinduy como candidato. Los del PSOE, el PP —y ahora también Vox— siguen siendo una incógnita.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información