Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tardà rechaza la huelga de hambre y dice que “la república no se construye con pasamontañas”

El diputado de Esquerra está en contra de las protestas previstas por los CDR para el próximo 21 de diciembre

El diputado de ERC Joan Tardà, en el Congreso, este jueves.
El diputado de ERC Joan Tardà, en el Congreso, este jueves. EFE

Las actuaciones violentas, en cualquier manifestación, como el corte de carreteras, no tiene el apoyo de los portavoces de ERC y del PDeCAT en el Congreso, Joan Tardà y Carles Campuzano, respectivamente. “La república no se construye con pasamontañas”, ha señalado Tardà. El dirigente republicano respeta la decisión de los políticos presos del PDeCAT de hacer una huelga de hambre, pero no se muestra a favor. Los políticos de Esquerra en prisión no han adoptado esa medida. “Creo que la huelga de hambre no es necesaria”, ha opinado Tardà. 

Ambos portavoces han realizado durante la mañana múltiples manifestaciones en distintos medios de comunicación, como TVE y La Sexta, y también en los pasillos del Congreso de los Diputados. Ninguno de los dos se muestra connivente con los hechos violentos ocurridos el pasado fin de semana en Cataluña y ambos reconocen el derecho que tiene el Gobierno de Pedro Sánchez de celebrar una reunión del Consejo de Ministros el próximo día 21 en Barcelona. “El Gobierno puede reunirse donde le plazca pero también está el derecho de muchas personas a opinar que no les parece oportuno que se celebre esa reunión”, ha señalado Tardà. Tanto Campuzano como el diputado de ERC depositan en los Mossos la defensa del orden público y la garantía de que dicha reunión se podrá celebrar sin impedimentos. Según han defendido ambos políticos por separado, la profesionalidad de la policía autonómica catalana está fuera de toda duda.

Para el portavoz republicano, no es un asunto inocuo la celebración de esta reunión en Barcelona.  “El Consejo de Ministros se reunirá donde quiera pero puede haber alguien que lo considere una provocación”, ha dicho, en referencia a la coincidencia de fechas con el primer aniversario de las elecciones autonómicas convocadas por el Gobierno de Mariano Rajoy tras la intervención de la autonomía catalana por el artículo 155 de la Constitución.

Ambos políticos han deplorado, sin paños calientes, las manifestaciones de algunos presidentes autonómicos socialistas sobre una posible ilegalización de los partidos independentistas. Esas reflexiones, consideraciones o avisos “dan fuerza” al movimiento independentista, ha dicho Campuzano. “Unos demócratas no pueden decir que van a ilegalizar a otros demócratas y si se piensa en ilegalizaciones, el independentismo será mayoritario en pocos años”, ha augurado Tardà.

Los presidentes socialistas Emiliano García-Page y Javier Lambán, de Castilla-La Mancha y Aragón, respectivamente, no han abogado por ilegalizar a los partidos independentistas, según han precisado fuentes de su entorno a EL PAÍS. No se puede ilegalizar a un partido porque defienda la independencia, pero algo distinto ocurre cuando partidos e instituciones declaran que van a practicar la desobediencia o no van a acatar resoluciones judiciales, precisan estos interlocutores. En el pleno del Congreso del miércoles, Tardà manifestó que la falta de propuestas del Gobierno central para llevar adelante un referéndum en Cataluña les abocaba a la desobediencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información