Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado excluye ahora a Vox de la negociación y solo ve como interlocutor a Ciudadanos en Andalucía

PP y Ciudadanos buscan un "acuerdo global" en Andalucía que incluya el Gobierno y la Mesa del Parlamento

Casado saluda a varias personas que estaban fuera del Congreso. Juan Naharro Gimenez Getty Images. En vídeo, declaraciones de Andrea Levy, Secretaria de Estudios y Programas del PP. Atlas

Las visiones del Partido Popular y Ciudadanos para gobernar Andalucía se han alineado en las últimas horas. Pablo Casado y Albert Rivera buscan un acuerdo “de 47 escaños” para gobernar Andalucía, esto es, los diputados que suman juntos los dos partidos, trasladan ambas formaciones. El líder del PP, que este martes no descartó ofrecer consejerías a Vox en ese eventual Gobierno, hoy se ha acercado a la tesis de Rivera y ha excluido de la negociación a Vox. “Mi interlocutor es Ciudadanos”, subrayó Casado en conversación informal con periodistas en los actos de homenaje al 40 aniversario de la Constitución.

“Vox no va a querer entrar en el Gobierno”, argumentó Casado, aunque el martes sostuvo en RNE que tras el acuerdo con Ciudadanos la formación de extrema derecha tendría que decidir si quiere un papel “pasivo o activo”, lo que es dejar la puerta abierta a su entrada en el Gobierno.

Pero Rivera no quiere que el acuerdo con el PP pase por Vox (aunque no lo descarta, llegado el caso), porque su opción prioritaria es que sea el PSOE el que lo permita absteniéndose en la investidura. De esta forma, el Gobierno andaluz no dependería de la extrema derecha. PP y Ciudadanos necesitan la abstención de alguno de los otros tres partidos (PSOE, Adelante Andalucía o Vox) para que prospere la investidura, porque la mayoría absoluta está en 55 escaños. En Ciudadanos creen que los socialistas podrían acabar absteniéndose si consiguen condicionar en parte la legislatura. En esa estrategia, encaja mejor que, como ha modulado hoy Casado, Vox no forme parte de ninguna negociación.

PP y Ciudadanos buscan un “acuerdo global”, explicitó Casado y confirman en Ciudadanos, que incluya tanto el Gobierno como la Mesa del Parlamento Andaluz. Eso obliga a cerrar el pacto en poco más de dos semanas, porque el Parlamento se constituye el 27 de diciembre. El choque, hasta el momento, está en la presidencia del Ejecutivo. Ambos lo reclaman para sí. Pero el líder del PP cree que el acuerdo es posible. “Mi buena relación con Rivera ayuda”, confió Casado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información