Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Díaz asegura que se quedará en la oposición si no logra formar gobierno

Fuentes del partido sostienen que no impondrán líneas rojas a la hora de negociar la investidura

Susana Díaz, durante su comparecencia tras la reunión de la ejecutiva regional socialista. En vídeo, las declaraciones de Díaz en RNE.

La presidenta andaluza en funciones, la socialista Susana Díaz, ha asegurado que si no logra formar gobierno después de los resultados obtenidos en las elecciones del pasado domingo se quedará en su escaño en el Parlamento al frente de la oposición, como ya adelantó EL PAÍS. "Si no gobierno me voy a quedar en el Parlamento. Cuando te presentas a las elecciones y encima ganas, tu obligación es que se sientan orgullosos del voto. Yo he ganado y voy a intentar formar gobierno, pero si no es así, voy a representar dignamente a ese más de un millón de andaluces que han ganado las elecciones aunque algunos no quieran verlo", ha señalado. El PSOE ganó los comicios el pasado domingo, pero perdió más de 400.000 votos y 14 diputados hasta tocar suelo con 33 escaños.

Díaz, advirtió el pasado lunes a Ferraz de que las andaluzas son las primera cita con las urnas de un largo ciclo electoral y hoy ha vuelto a reiterar, como ya hizo el pasado lunes que "todo el partido" tiene que "reflexionar" sobre lo sucedido en Andalucía. También ha admitido que el "primer responsable" de los resultados es "quien se presenta" como candidato. Así, ha reiterado que ella también tiene que "reflexionar" porque insistió en una "campaña andaluza" mientras el resto de los partidos "hablaba de todo menos de Andalucía". La presidenta en funciones ha advertido ya a Ferraz de que las andaluzas son la primera cita de un ciclo electoral. Ex dirigentes socialistas consultados coinciden en que existen un sentimiento español que la izquierda no quiere ver y que es al que han apelado fuerzas como Ciudadanos o el propio Vox, que son quienes más han subido, y analizan los resultados en Andalucía en clave casi exclusivamente catalana. "Es la primera réplica del terremoto catalán", sostienen.

La prioridad de Díaz pasa por garantizarse una investidura que ahora mismo parece casi imposible. "He ganado las elecciones y es mi responsabilidad", insiste. En el PSOE son conscientes de la dificultad de recabar los votos, pero mantienen la confianza en que Ciudadanos calibre las consecuencias de tener el respaldo de la extrema derecha. La presidenta en funciones iniciará la ronda de contactos con todas las fuerzas políticas, salvo Vox, a quien no considera un partido constitucionalista a partir del lunes, y partirá en las negociaciones sin líneas rojas, afirman desde el PSOE.

Lo que no contempla, de momento, Díaz es sustentar la candidatura de Ciudadanos. “Lo normal es que el tercero apoye al primero”, es su idea fuerza y la que ha reiterado hoy en la entrevista a RNE, preguntada por si se planteaba la abstención del PSOE para evitar que Vox sea la clave en el futuro gobierno. Díaz ha considerado que sería "más normal" que se la planteen "los que van detrás". "Me parece a mí que el que gana tiene más legitimidad que el queda el segundo o tercero", ha zanjado.

El fracaso de su empeño de revalidar la presidencia de la Junta condicionaría para Ferraz la continuidad de Díaz al frente del PSOE en Andalucía, pero ella es clara en que, si no logra la investidura, se quedará en el Parlamento liderando la oposición. Los mandos del partido en la comunidad otorgaron el pasado lunes su confianza a su secretaria general para dirigir la formación, durante la reunión de la Ejecutiva regional. Sin embargo, desde el sector crítico del PSOE andaluz ya han aflorado los primeros reproches.

El delegado del Gobierno en la comunidad, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, uno de los hombres de confianza de Pedro Sánchez en Andalucía, se pronunció ayer sobre la continuidad de Díaz. El dirigente socialista le pidió que "haga una reflexión" sobre su intención de seguir encabezando el partido. Gómez de Celis entiende que ahora lo que toca es un período de diálogo entre los socialistas para conseguir un Gobierno alejado de "posiciones extremistas y fascistas". La postura del delegado del Gobierno de momento es minoritaria en el seno del PSOE andaluz, donde el sanchismo cuenta todavía con poca penetración.

Ferraz ha brindado al PSOE de Andalucía todo el apoyo para que Díaz pueda formar gobierno tras las declaraciones del pasado lunes de su secretario general, José Luis Ábalos, en las que parecía dejar la puerta abierta a la dirigente socialista para una posicble dimisión y que sorprendieron desagradablemente en el seno de la formación. En el PSOE andaluz recibieron con alivio el cambio de criterio respecto del cese de su líder Fuentes del partido consideran que su dimisión ahora mismo "no resolvería el problema a corto plazo", sino que, por el contrario, "abriría una crisis" en la formación. Interpretan, además que no tiene sentido que se plantee el cese de quien ha ganado unas elecciones y no se haya hecho lo mismo con los dirigentes del partido de otras comunidades donde el PSOE fracasó. “Ferraz sería irresponsable si quisiera aprovechar los resultados electorales para jugar a políticas internas del partido”, advierte un ex dirigente socialista andaluz.

Sobre si le ha debilitado el hecho de que el Gobierno de la nación necesite el voto de los independentistas para sacar adelante los presupuestos, Díaz ha aseverado: "Pedro Sánchez está haciendo lo que puede en una circunstancia adversa, con un gobierno con 84 escaños, y si algunos sintieran por España lo que sentimos nosotros, no estarían en el tacticismo electoral". En este sentido, ha recalcado que si Albert Rivera o Pablo Casado se hubieran sentado a negociar los presupuestos es "evidente que no hubieran tenido protagonismo los independentistas".

Ex dirigentes socialistas consultados lanzan un mensaje claro sobre la importancia de garantizar, pese a las dificultades aparentes, un Gobierno socialista en Andalucía. "Desde 1977, un gobierno socialista en Andalucía ha sido clave para la lealtad constitucional y el respeto del modelo de unidad de España, jugar a que haya un gobierno al frente de la Junta que no respete la Constitución, es un peligro para quien aspire a gobernar España", advierten.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información