Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenida una mujer por ofrecer falsos ‘enchufes’ a cambio de dinero en Ourense

La supuesta estafadora consiguió más de 60.000 euros en siete años haciéndose pasar por mano derecha de políticos

Comisaría de la policía nacional en la ciudad de Ourense.
Comisaría de la policía nacional en la ciudad de Ourense.

En Ourense, la provincia gallega más representativa del enchufismo (el expresidente del PP y de la Diputación José Luis Baltar fue condenado en 2014 por colocar a dedo en la institución provincial a más de un centenar de personas) la Policía Nacional ha detenido a una mujer a la que atribuye once delitos de estafa relacionados con una supuesta venta de empleos para esa misma institución y para la Xunta de Galicia.

La mujer se hizo con un capital de más de 60.000 euros a lo largo de siete años, según informa la comisaría de Ourense. En algunos casos, la mujer supuestamente estafó a todos los miembros de una misma familia, que llegaron a entregarle todos sus ahorros e incluso a pedir préstamos con la esperanza de conseguir el empleo prometido.

La detenida, de 44 años y afincada en Ourense aunque nacida en Suiza, realizaba una auténtica performance para consumar la supuesta estafa. Se presentaba ante sus víctimas como mano derecha de altos cargos de la Diputación de Ourense y de la Xunta de Galicia asegurando ser trabajadora de estos organismos.

Tras mencionar los nombres de personas conocidas en ambas administraciones en la provincia de Ourense, mostraba documentos con los membretes de partidos políticos así como tarjetas de visita con los que llegaba a engañar a sus víctimas con las que, además, llegaba a establecer algún vínculo afectivo, según señala la policía.

La presunta estafadora daba otra pátina de veracidad a su historia acudiendo a mítines y a actos públicos en los que se dejaba ver junto a altos cargos aunque la relación con ellos fuese inexistente. Además de empleos, la detenida ofrecía a sus víctimas otro tipo de enchufes: el de la inmediata resolución de gestiones administrativas.

Las cantidades de dinero que obtenía por los supuestos favores eran elevadas, aunque no todas las personas a las que intentó estafar cayeron en su engaño. La policía, que aclara que las víctimas no cometieron ningún ilícito penal sino que fueron engañadas, sospecha que no todos los supuestos estafados llegaron a presentar denuncia. Lo hicieron 13 personas de los cerca de la veintena que la policía sospecha que llegó a estafar.

La evidencia de la rentabilidad de la supuesta estafa quedó patente en el registro domiciliario de la presunta estafadora. La policía encontró en su casa abundante documentación de las víctimas, currículos vitae, diligencias policiales, fotocopias y casi cinco mil euros en efectivo además de tres teléfonos móviles.

Pese a que la mujer carecía de empleo y no estaba afiliada a la Seguridad Social, tenía a su nombre un coche valorado en cerca de 80.000 euros y cinco cuentas bancarias en las que los estafados le ingresaban el dinero que les cobraba por sus gestiones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información