Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chateando a 145 kilómetros por hora

La DGT advierte de que la velocidad, el alcohol, el cinturón y las distracciones siguen siendo las infracciones más habituales en carreteras secundarias

FOTO: Un conductor usa el móvil mientras circula a 145 km/h. VÍDEO: Infracciones de tráfico captadas por la DGT durante la campaña en carreteras secundarias.

Una cámara situada en un dron capta un coche yendo por encima de la velocidad permitida (145 kilómetros por hora en una autovía). Hace zoom y descubre una estampa cada vez más habitual en las carreteras españolas: el conductor está chateando por el móvil. La Dirección General de Tráfico (DGT)  ha presentado este martes los resultados de su campaña de control y concienciación en carreteras secundarias y los resultados son claros. Aunque el exceso de velocidad sigue siendo el principal motivo de infracción en España, las distracciones con el móvil, que, desde 2016, se han convertido en la primera causa de accidentes mortales en carretera en España, preocupan cada vez más a Interior, que prevé cambiar la legislación. En la semana del 5 al 11 de noviembre, Tráfico hizo más de 380.000 controles, y un total de 18.538 conductores han sido denunciados por incumplir alguna normativa de circulación. 

El objetivo de la campaña ha sido concienciar a los conductores y controlar su comportamiento mientras circulaban por las carreteras secundarias, vías que no disponen de separación física de ambos sentidos de circulación y que pese a tener una menor densidad de tráfico, presentan una mayor siniestralidad. Del total de infractores, 7.491 conductores han sido denunciados por exceso de velocidad, 1.203 personas han sido detectadas circulando sin hacer uso del cinturón de seguridad o sin sistema de retención infantil y otras 1.017 han sido sancionadas por distracciones.

Aunque no es la infracción más habitual, las distracciones por uso de móvil son una la primera causa de accidentes mortales en España. Aún así, según la DGT, "el uso del móvil o llevar auriculares durante la conducción sigue siendo una acción habitual entre algunos conductores tal y como se ha constatado durante la campaña de vigilancia". En tan sólo una semana de vigilancia en carreteras convencionales, 1.017 conductores han sido denunciados por distracciones al volante, 751 de ellos por usar el móvil mientras conducían.

En cuanto a las infracciones de circulación más "clásicas" en estas carreteras, como los adelantamientos en línea continua, los problemas con las prioridades cruces de vías y el no respeto de los ceda al paso o las señales de stop, 277 conductores fueron sorprendidos realizando un adelantamiento antirreglamentario y otros 298 no respetando una de las señales de parada. En los vídeos compartidos por la DGT, se puede ver a motoristas, automóviles e incluso camines realizando adelantamientos muy peligrosos en zonas prohibidas, incluso pasando por el arcen.

Coches envejecidos

La DGT también ha advertido de que la falta de mantenimiento del parque automovilístico español, que se encuentra envejecido, hace que circulen por carretera vehículos con deficiencias técnicas que suponen un riesgo para la seguridad vial. En una semana 1.141 conductores fueron denunciados por circular con vehículos con importantes averías, y hasta 38 de ellos fueron inmovilizados porque los agentes entendían que no podían continuar el viaje.

No llevar o no tener al día la documentación del conductor o del vehículo ha sido otro de los preceptos controlados. 1.605 conductores han sido denunciados por carecer o ser incorrecta la documentación relativa al vehículo y otros 844 por documentación relativa al conductor.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información