Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sefardíes dan la espalda a su ley

Solo 3.843 judíos han obtenido la nacionalidad española al amparo de la norma que pretendía reparar su expulsión de Sefarad

Los sefardíes dan la espalda a su ley

Ni cientos de miles, ni siquiera decenas de miles, como se pronosticó. Sólo 3.843 sefardíes han obtenido la nacionalidad española al amparo de la ley de octubre de 2015, presentada como una reparación histórica de la expulsión de los judíos de Sefarad, hace más de cinco siglos, y otros 5.682 expedientes están en trámite. El mes pasado acabó el plazo para presentar solicitudes y la vigencia de la ley se ha prorrogado un año, hasta el 1 de octubre de 2019. Una nueva ampliación del plazo o modificación de los requisitos para obtener la nacionalidad requeriría reformar la ley y el Gobierno no tiene intención de hacerlo, según ha dejado claro en respuesta al senador Jon Iñarritu, de EH Bildu.

Los engorrosos tramites exigidos para obtener la nacionalidad explican el escaso eco de la ley en la comunidad sefardí. Además de acreditar con certificados y documentos la condición de judío originario de España, hay que comparecer personalmente ante un notario, superar un examen de español y una prueba de conocimiento de la realidad cultural y política española. Los gastos suman unos 5.000 euros.

La paradoja estriba en que el gran mérito de los sefardíes, haber conservado el ladino o haketia, un castellano del siglo XV enriquecido con palabras de los países de acogida, no les sirve para ser españoles. "Un sefardí que hable ladino entiende perfectamente el español actual, pero suspende el examen porque las diferencias en la traslación escrita son muy grandes", denuncia Karen Gerson Sarhon, del Centro Sefardí de Estambul.

Dos tercios de los alrededor de 15.000 sefardíes que viven en Estambul han optado por hacerse portugueses, ya que el país vecino no exige superar un examen de lengua, añade Gerson.

La mayor parte de los 8.365 sefardíes que han adquirido la nacionalidad española en los últimos tres años no lo han hecho al amparo de la ley sino de dos decretos de 2015 y 2016 que regularizaron a 4.522 sefardíes sin exigirles dichos trámites.

Aunque Turquía es el país de origen con mayor número de sefardíes que han obtenido la nacionalidad española (2.693), solo 257 lo han hecho gracias a la nueva ley, mientras que el resto la consiguieron con los decretos. En cambio, más de la cuarta parte de los que se han hecho españoles con la ley de 2015 son venezolanos (1.009) y el 67% (2.590) son iberoamericanos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información