Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pablo Casado: “Quien ha perdido contra Sánchez no puede salvar a Andalucía”

El líder del PP protagoniza el acto de inicio de campaña en Málaga

Moreno Bonilla junto a Pablo Casado en Málaga.
Moreno Bonilla junto a Pablo Casado en Málaga. AFP

Málaga ha puesto el punto de partida de la campaña electoral del Partido Popular en Andalucía. En las instalaciones del Polo Digital, en la antigua Tabacalera, el candidato del PP a la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha estado arropado por el presidente nacional, Pablo Casado, quien ha protagonizado buena parte del acto. Un hecho que se ha visto reflejado en la cuenta oficial de Twitter del PP, que ha ilustrado el inicio de la campaña con una foto de Casado, aunque minutos después rectificaba. El líder nacional, además, cuenta con caravana propia en esta campaña y viajará por toda Andalucía de forma separada a Moreno Bonilla.

Moreno Bonilla y Casado han tenido unos minutos para usar una videoconsola de realidad virtual antes de comenzar sus intervenciones. Bajo la atenta mirada del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre y del presidente de la Diputación Provincial, Elías Bendodo, entre otros muchos cargos populares, ambos han participado en una competición de coches que ha simbolizado a la perfección su carrera paralela a la presidencia de la administración andaluza.

La elección de Málaga para el arranque de campaña no es casual. La capital de la Costa del Sol es el mayor ayuntamiento que el Partido Popular conserva en España y también es la provincia cuya lista lidera Moreno Bonilla, lo que le permite evitar el enfrentamiento directo con Susana Díaz. A pesar de que tanto el candidato popular como el oficialismo del PP andaluz apoyaron a Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias de julio, Casado se ha referido a él como “el próximo presidente de la Junta de Andalucía” y no ha dudado en presentarlo como la solución “a 40 años en blanco y negro” en la región.

Casado ha sido el primero en hablar, subrayando que el PP no pactará con el PSOE y presentándolo como “el partido de la clase media”. Casado ha centrado su discurso en identificar el voto a la candidata socialista, Susana Díaz, con el voto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. “Quien quiera acabar con esta ese al cuadrado, esta SS, que se llevan muy mal, no puede votar al PSOE en Andalucía”, añadió el líder nacional de los populares. "Quien ha perdido contra Sánchez, no puede salvar a Andalucía”, añadió.

Casado desgranó los que, en su opinión, son los problemas de Andalucía. “Esta tierra no aguanta más corrupción, más barracones, más paro o que haya dos ex presidentes sentados en el banquillo”. Además, puso el acento en la necesidad de hacer cambios en el empleo, los impuestos o la educación. En ese sentido, aseguró que el PSOE “quiere cargarse el bilingüismo”. “A lo mejor en Málaga nos imponen el gallego o el valenciano por la cercanía con Almería. O nos ponen el euskera que está bastante de moda”, aseveró. También se refirió a una sanidad “sin cola de espera en los hospitales, de calidad pero sostenible y para todo el mundo que esté regular en España”.

Juanma Moreno, por su parte, ha querido presentado las líneas principales de una campaña “alegre, positiva e innovadora” a la que llega “con mucha ilusión, energías y experiencia”. El líder andaluz de los populares ha centrado su discurso en los jóvenes, a quienes ha pedido “rebeldía”. “Es momento de que os rebeléis contra un estilo de gobierno que impide vuestro desarrollo y vuestro empleo. En vosotros reside la resistencia ante un gobierno que ha sido miope ante nuestra tierra”, ha afirmado el líder popular andaluz, que se ha referido a los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que da ventaja al PSOE en Andalucía como “una encuesta ad hoc que pide a los andaluces que no vayan a las urnas”.

En toda su intervención Moreno Bonilla ha tildado a la campaña electoral como “histórica” y ha presentado al PP como “el partido del cambio”. De hecho, ha entendido a quienes votaron al socialismo hace cuatro décadas “porque eran la alternativa, algo diferente”. Y ha pedido a la juventud que siga los pasos de sus padres apoyando “a quien representa el cambio, que es Partido Popular”.

“Nuestros adversarios van ahora de ‘happy flower’, como nuestra candidata a la Junta de Andalucía, nuestra querida Díaz Pacheco, que ha pasado de estar todo el día atacándonos con una actitud soberbia y altiva a decir que es feliz”, ha dicho refiriéndose a Susana Díaz, a quien ha criticado porque “la única propuesta que ha salido de su boca es que no se metan con Andalucía”.

Ambos líderes también tuvieron oportunidad de escuchar en Málaga las ideas propuestas por medio centenar de jóvenes que, desde las 12 de la mañana, habían participado en el llamado Hackaton. En él, varios grupos de trabajo han buscado solución a diferentes cuestiones ligadas al empleo, sanidad, educación o fiscalidad. Algunos de los que, según los populares, son los grandes problemas de Andalucía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >