Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España afronta una semana de borrascas con lluvias y vientos de 110 kilómetros por hora

Avisos en 15 provincias del noroeste por vientos, nieve, lluvia y mala mar

El tiempo
Varias personas caminan bajo una intensa nevada, ayer lunes en la localidad lucense de Piedrafita do Cebreiro. EFE

Una potente borrasca bautizada Beatriz, junto con otra más pequeña que se ha formado más cerca de España, está dejando ya este martes y hasta el jueves vientos fuertes en Galicia y en el Cantábrico, con rachas de hasta 110 kilómetros por hora —a las puertas de ser huracanados—, alerta la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Un frente frío asociado a ellas llevará al noroeste, ya por la tarde, lluvias fuertes y persistentes, nieve y temporal marítimo. Pero además Beatriz comanda un carrusel o tren de borrascas sucesivas que regará a lo largo de toda la semana la vertiente atlántica, aunque uno de los frentes llegará también a la mediterránea.

Beatriz es la segunda borrasca con nombre de la temporada tras Adrián, que se formó entre Baleares y Córcega y que dejó 29 muertos en Italia en una semana. La Aemet, junto con los servicios meteorológicos de Francia y Portugal, comenzaron el año pasado a nombrar a las borrascas profundas de carácter atlántico especialmente intensas, con rachas de viento superiores a los 90 km/hora, y este año, también a las del Mediterráneo, como lo fue Adrián. 

El centro de Beatriz se encuentra "lejos de España, al oeste de Escocia", explica Rubén del Campo, uno de los portavoces de la Aemet, que añade que fue la agencia española la que le dio nombre anoche al ser el primer país al que afectará. Después de España, sufrirán sus efectos las fachadas atlánticas de Francia e Inglaterra. "Las rachas en el litoral gallego pueden rondar los 100 km/h y en las zonas de montaña de Asturias y Cantabria pueden llegar incluso a los 110 o puntualmente más. De momento, ya hay una racha de 109 km/h en Estaca de Bares, en la costa de A Coruña, a las once de la mañana, según datos provisionales de la agencia", detalla Del Campo.

Asociada a esta "borrasca madre", se está formando otra zona de bajas presiones "secundaria y más pequeña" entre las islas británicas y la costa norte de España, que propiciará una "aceleración de los vientos". Además de los vientos, trae "lluvia, nieve en las montañas y temporal marítimo, con olas de cinco a seis metros en el litoral gallego". Ya está lloviendo "y lo seguirá haciendo allí en buena parte de la mitad norte", unas precipitaciones que serán fuertes esta tarde en Galicia. En el centro y el sur no parece que vaya a hacerlo hoy, o como mucho "cuatro gotas". La cota de nieve "está baja" —esta mañana ha nevado en zonas bajas de Castilla y León, como Soria—. Ronda los 1.000/1.200 en el norte y va a ir subiendo a lo largo del día, de la mano de vientos templados del suroeste, hasta los 1.600/1.800.

En consecuencia, la Aemet ha activado avisos este martes en 15 provincias. Por viento, es naranja —segundo nivel de una escala de tres— en Cantabria, A Coruña, Lugo, Pontevedra y Asturias, mientras que es amarillo —el nivel más bajo— en Burgos, León, Palencia, Zamora, Navarra, Ourense, Álava y Bizkaia. Por nieve, también amarillos, hay avisos en Huesca y Navarra por acumulaciones de hasta 10 centímetros. Toda Galicia, salvo Lugo, tiene aviso por lluvia, que es naranja en A Coruña, donde se espera que se recojan hasta 80 litros en 12 horas. Por último, están alertadas por mala mar A Coruña, Lugo y Pontevedra en naranja y Mallorca, en amarillo.

El miércoles, la situación "será similar, con lluvias fuertes y que pueden ir acompañadas de tormentas y granizo en Galicia y en el Cantábrico más occidental". También lloverá en el resto de la mitad occidental y en los Pirineos. De momento y a la espera de la actualización, hay 13 provincias bajo aviso. Por vientos, Cantabria y Asturias (naranja) y Burgos, León, Palencia, Zamora, Navarra, Álava y Bizkaia (amarillo). "La mar seguirá estando complicada en el Cantábrico, con olas que pueden llegar a los cuatro metros y a los cinco", indica Del Campo. Así, el aviso por fenómenos costeros es naranja en A Coruña y Lugo y amarillo en Cantabria, Pontevedra, Bizkaia, Gipuzkoa y Asturias. El jueves, "todavía quedará" temporal marítimo en el norte, vientos fuertes y lluvias, con avisos amarillos por mala mar en Cantabria, A Coruña, Lugo, Pontevedra y Asturias.

Pero Beatriz y su hija son una locomotora que trae varios vagones de cola. "Tenemos borrascas para rato", resume el meteorólogo, que explica que su causa es "un anticiclón centrado en Centroeuropa que bloquea el paso habitual de las borrascas. Estas irán, como siempre, de oeste a este, pero más cerca". Estas borrascas y sus frentes o líneas de nubes asociadas, hasta tres, dejarán lluvias sobre todo en la vertiente atlántica —que no es la costa sino toda la cuenca de los ríos que desembocan en el océano

Así, tras el primer frente de este martes, entrará un segundo entre el miércoles y el jueves, que afectará a la vertiente atlántica pero que, al llegar al Mediterráneo entre el jueves y viernes, se "reactivará" y dejará también lluvias, sobre todo en Cataluña y Baleares. "Las mayores precipitaciones se esperan en Galicia, en el noroeste de Castilla y León, en Asturias y en otros puntos de la vertiente atlántica", pronostica Del Campo, que añade que también lloverá "en zonas del sistema central como Madrid y en Andalucía occidental". Por último, "es posible que de cara al fin de semana se descuelgue una tercera borrasca, con precipitaciones entre el sábado y el domingo en la vertiente atlántica y que no afectará al Mediterráneo". ¿Y las temperaturas? Irán "bailando en función de los frentes", indica Del Campo, que precisa que "al paso de un frente bajan y antes de que llegue otro, suben y luego vuelven a bajar". En general, serán frescas, entre uno y tres grados por debajo de lo habitual. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información