Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

230 guardias civiles de Tráfico, sin destino en Navarra

Interior cede las competencias del control de las carreteras a la Policía Foral

Un guardia civil de Tráfico, en una imagen de archivo.
Un guardia civil de Tráfico, en una imagen de archivo.

El acuerdo del Gobierno de Pedro Sánchez con la presidenta de Navarra, Uxue Barkos, para traspasar las competencias en materia de Tráfico de la Guardia Civil a la Policía Foral, que se anunciaron la semana pasada y que se hizo efectivo este lunes, deja —al menos de momento— sin destino a los 230 agentes del Instituto Armado que trabajan en las carreteras navarras. “Nos hemos enterado por la prensa de que perdíamos nuestro trabajo de golpe y porrazo, por no hablar de nuestras hipotecas, familias asentadas, etc”, dice uno de los guardias afectados. “Cuando se hizo esto en Cataluña en 1996 hubo suicidios, familias destrozadas...”, recuerda.

 En Interior aseguran que “se mantendrá el mismo número de agentes” pero no se explicita qué pasará con los de Tráfico, si se habilitará una pasarela para que se incorporen a la Policía Foral o se les reubicará en otras especialidades. Tampoco el Gobierno navarro da respuestas. Fuentes de su departamento de comunicación indicaron que “se aclarará en los próximos plenos”.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) se interpreta esta decisión como “una concesión política, porque el Gobierno necesita el apoyo de los nacionalistas”, y el traspaso de estas competencias es una demanda histórica. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, se encargó de recordar este lunes en una entrevista en la Cope que dos recientes sentencias del Tribunal Supremo son favorables a esa decisión. Al igual que hizo el director de la Dirección General de la Policía, Pere Navarro. Por su parte, el guardia civil y diputado de Podemos, Juan Antonio Delgado, echó de menos que el asunto no hubiese formado parte de la Comisión sobre el Modelo Policial abierta en el Congreso.

Pérdida de competencias

Para la AUGC, esta decisión vuelve a incidir en la "descoordinación policial, suponiendo una pérdida de competencia para los guardias civiles, cuyo trabajo, lejos de ser valorado como merece por el Gobierno, sigue siendo objeto de faltas de respeto como producto de concesiones que únicamente responden a intereses políticos y no a la verdadera función del Cuerpo: garantizar la seguridad pública en todo el territorio nacional".

Desde esa organización se sumaron a los temores de sus compañeros en Navarra: "La gran preocupación que en estos momentos existe entre nuestros compañeros destinados en Tráfico en Navarra y sus familias ante la incertidumbre que ahora se abre respecto a su situación". En los casos precedentes de las comunidades autónomas donde antes se transfirieron estas competencias (Cataluña, País Vasco y Canarias), muchos tuvieron que esperar a la adjudicación de nuevos destinos en otros territorios, "con el consiguiente desarraigo que ello implica, o plantearse incluso su paso a la Policía Foral, ya que en breve plazo no podrán seguir desarrollando su trabajo en la demarcación donde veían haciéndolo hasta ahora". Se dan incluso casos de agentes de Tráfico que fueron trasladados a Navarra cuando se perdieron las competencias en Cataluña y ahora volverán a pasar por lo mismo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >