Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando Sánchez sí creía que había rebelión pero no era presidente

La vicepresidenta se enzarza en un absurdo dialéctico para no contestar sobre el cambio de opinión de Sánchez desde la oposición al Gobierno

Carmen Calvo junto a la ministra de Justicia, Dolores Delgado

La hemeroteca vuelve a provocar problemas al Gobierno de Pedro Sánchez. El presidente, mientras era líder de la oposición, defendió en varias entrevistas, la última en mayo de 2018,  que durante el  procés existió un delito de rebelión por parte de los líderes soberanistas que se encuentran actualmente en prisión y fugados. Desde que fue elegido presidente del Gobierno ha cambiado de opinión y en el Congreso ha insinuado lo contrario, que el delito de rebelión debería implicar que hubiera armas. La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha entrado en un extraño bucle al intentar escapar de este evidente cambio de posición de Sánchez durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

En su afán por tratar de suavizar la polémica que ha causado la decisión de Abogacía del Estado de no acusar por rebelión a los dirigentes independentistas encausados, Calvo llegó a hacer un extraño giro para no contestar a una pregunta sencilla: ¿por qué el presidente del Gobierno ahora no ve el delito de rebelión cuando sí lo veía con claridad en mayo, cuando fue preguntado en una entrevista en Antena 3?

Con tal de no contestar, Calvo cayó en un absurdo dialéctico. "El presidente del Gobierno nunca ha dicho que ha visto un delito de rebelión en Cataluña. No ha dicho nunca eso", dijo en la primera respuesta ante la sorpresa de los periodistas, que habían escuchado varias veces esas palabras, repetidas estos días en las redes sociales y utilizadas por la oposición. Cuando otro colega le repreguntó, ella dijo "es que hablan de mayo, y me han preguntado por el presidente del Gobierno", que entonces era líder de la oposición. "Pero es la misma persona", le espetaron. Cuando Sánchez dijo en Antena 3 que "clarísimamente" en Cataluña se produjo un delito de "rebelión", era el líder del PSOE y no el jefe del Ejecutivo. Esa entrevista se grabó el 17 de mayo pasado, apenas unas semanas antes de la moción de censura que desalojó al Gobierno de Mariano Rajoy de La Moncloa.

En medio de la confusión y sonrisas de la prensa ante el absurdo evidente, el periodista ajustó la pregunta: "Bueno ¿por qué ha cambiado Pedro Sánchez de opinión?". La presidenta esquivó la respuesta. "Nosotros somos Gobierno ahora, respondemos de la posición del Gobierno", se limitó a contestar.

No es la primera vez que el Ejecutivo renuncia a explicar su cambio de posición desde que era oposición, y Sánchez llamaba a Quim Torra "el Le Pen español", a su línea mucho más moderada en el Gobierno. El argumento suele ser que las circunstancias políticas han cambiado mucho desde entonces.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >