Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Once policías y un inmigrante, heridos en un motín en el CIE de Aluche

Dos agentes necesitaron asistencia hospitalaria tras sufrir una brecha en la cabeza y la fractura de la muñeca

Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche.
Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche.

Once policías y un inmigrante resultaron heridos en la noche del viernes durante un motín resgistrado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) del barrio madrileño de Aluche, según informan a EL PAÍS fuentes policiales. Los incidentes se iniciaron sobre las nueve y media de la noche cuando un numeroso grupo de internos -160 según algunas fuentes, aunque el Ministerio del Interior rebaja esta cifra a 60- intentaron forzar las puertas para huir. Para ello, utilizaron bancos y extintores como arietes. Los amotinados, en su mayoría de nacionalidad argelina, llegaron a acceder a la enfermería del centro, donde reventaron armarios y destrozaron el mobiliario.

Al CIE se desplazaron rápidamente agentes de la cercana comisaría del distrito de La Latina, con cuya ayuda los policías destinados a la custodia del centro lograron evitar una fuga masiva. De los doce heridos, dos necesitaron ser trasladados a centros médicos. Un policía presentaba una brecha en la cabeza que necesitó siete puntos de sutura y otro, una fractura en la muñeca. El resto de los lesionados fueron de carácter leve. Fuentes policiales destacan la violencia mostrada por los amotinados durante los incidentes y denuncian que en el centro no existe un armero donde custodiar las armas de los agentes. "Si hubieran llegado a la zona de taquilla de los vestuarios podían haberse hecho con las pistolas reglamentarias que dejan ahí los compañeros cuando salen de servicio", destaca una fuentes. Desde Interior, restaban gravedad a los sucedido y destacan que ninguno de los inmigrantes consiguió huir del centro. 

No es la primera vez que el CIE de Aluche registra incidentes. El pasado agosto 17 internos se fugaron del centro tras aprovechar, después de la cena, que se dirigían en grupo hacia sus habitaciones. En ese momento, un grupo rodeó a un agente de Policía y le arrebató la tarjeta con la que se abren las diferentes dependencias del centro y consiguieron salir al exterior. En los días posteriores, la mayoría fueron localizados y devueltos al centro. Ya entonces, los sindicatos policiales denunciaron la falta de personal y medios de la Policía para custodiar este centro. Este viernes volvían a lanzar las mismas críticas.

Destrozos en el CIE, en una imagen tomada tras el altercado.
Destrozos en el CIE, en una imagen tomada tras el altercado.

El CIE de Aluche también ha sido objeto de diferentes quejas por parte de las ONG y partidos políticos. Durante los gobiernos de Mariano Rajoy, el PSOE y Podemos denunciaron que en centros como el del barrio madrileño se vulneraban los derechos humanos y pidieron su cierre o reforma. Las dos formaciones advertían entonces que estos complejos no cumplen su función de "detener y custodiar" a los inmigrantes para "garantizar" su expulsión. El actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya ha anunciado que pondrá en marcha una profunda reforma del funcionamiento de los CIE. Aunque mantendrán una custodia policial en su perímetro, el plan del ejecutivo socialista es que el interior cambie su actual funcionamiento -más parecido al de un centro penitenciario- y sea gestionado por funcionarios y asistentes sociales. "Hay que mejorar la filosofía de los CIE, pero no pueden desaparecer", aseguró Grande-Marlaska en una entrevista publicada en EL PAÍS el pasado 1 de octubre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >