Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gota fría vuelve a descargar con furia en el Levante antes de volver a Andalucía

Reactivado el aviso rojo en Castellón y Tarragona mientras se bate el récord de cantidad de agua caída en una hora en España

Dos bomberos, en uno de los garajes inundados en Alcoceber (Castellón).

Parecía que lo peor de la gota fría, que afecta a la vertiente mediterránea peninsular y a Baleares desde el jueves, ya había pasado, pero la tarde deparaba sorpresas y las lluvias han vuelto a arreciar con intensidad torrencial sobre el Levante. Una mejoría de la situación permitió a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) desactivar, en torno a la una de la tarde de este viernes, los tres avisos rojos (de riesgo extremo) por fuertes lluvias que afectaban a Castellón, Tarragona y Teruel. Sin embargo, a las siete, ha tenido que volverlos a activar en las dos primeras provincias por la previsión de que cayeran 200 litros en 12 horas en Castellón y 180 en Tarragona.

Y lo ha hecho, hasta el punto que se ha batido el récord de cantidad de agua caída en una hora en España, según los datos provisionales que maneja la Aemet. Se han recogido hasta 159.2 litros en menos de una hora entre las seis y las siete en Vinaròs (Castellón) y ya se llevaban 240 acumulados. Hasta ahora, el valor más alto de precipitación en una hora en la red de Aemet se registró el 31 de marzo de 2002 en Santa Cruz de Tenerife, 129.9 litros por metro cuadrado, aunque la Confederación del Ebro midió en su estación de Sueca 144.4 el 23 de septiembre de 2008.Está por ver si esta gota fría también se lleva por delante el registro máximo de lluvia en 12 horas, que hasta el momento es de 408,5 litros, registrados en Oliva (Valencia) en noviembre de 1987, según los datos de Meteorología. Hasta las cinco de la tarde, la mayor cantidad de lluvia se había recogido en Torreblanca (Castellón), 216 litros por metro cuadrado, según datos de la Aemet. Otras redes de medición no oficiales, como la de Meteoclimatic, hablaban de más de 250 litros por metro cuadrado desde el jueves en Benicarló, también en Castellón. La precipitación media anual en España está en torno a los 600 litros, aunque hay zonas en las que no caen 300 en todo el año, por ejemplo en Almería, donde se recogen de media en un año 173 litros.

Esta noche, además de Castellón y Tarragona en rojo, continúan bajo aviso amarillo, el menor de la escala, Teruel, Zaragoza, Soria y Barcelona. El temporal no ha dejado víctimas, pero sí importantes daños materiales por cuantificar y un reguero de incidencias en Tarragona, Teruel, Valencia, Castellón y Baleares. En las localidades castellonenses de Peñíscola, Benicarló, Vinaròs, Alcossebre y Alcalà de Xivert, la nueva tromba de agua de esta tarde ha causado cortes en carreteras y los bomberos han tenido que intervenir para rescatar al menos ocho personas atrapadas en tres coches, evacuar a un hombre y a su perro de una masía de la Montalba y llevar a una mujer a dar a luz al hospital de Vinaròs porque la carretera estaba impracticable.

En este hospital, han estado achicando agua y han tenido que trasladar a un paciente que requería una operación.Hasta las siete de la tarde, los bomberos de Castellón llevaban 252salidas. Luego, han dejado de contar. Por la mañana, la Guardia Civil ya había rescatado a cien personas de sus casas y a más de 30 de sus coches en esta provincia, donde la noche del jueves al viernes las calles se convirtieron en ríos en Benicarló, se inundaron urbanizaciones en Alcossebre, 40 vecinos se tuvieron que refugiar en un polideportivo en Burriana. Hasta 378.500 alumnos y 100.000 universitarios de toda la Comunidad Valenciana no han podido ir a clase. Según el 112, en la comunidad se han registrado 2.971 las incidencias desde el inicio de la gota fría hasta las tres de la tarde, un dato que no se ha vuelto a actualizar.

A las nueve y media de la noche, quedaban 13 carreras cortadas, entre elles la AP-7 a la altura de Torreblanca, y nueve en las que se circula con precaución en Castellón y en Valencia cuatro cortadas y tres con precaución.

A lo largo del viernes ha habido muchos problemas en carreteras, en los trenes del Levante y Murcia y retrasos en los aeropuertos de Barcelona y de Palma de Mallorca.

En Baleares, la Guardia Civil ha auxiliado a unas 60 personas esta mañana en la zona de Pollença y sa Pobla, mientras que el Gobierno ha pedido a la población que "no se acerque a los torrentes" porque algunos ya se han desbordado y hay riesgo de que lo hagan otros, como el de Sant Miquel. Hasta las dos de la tarde, los últimos datos, se han producido cien incidentes en Mallorca, 27 de ellos en Pollença. En Murcia, se han recogido 60,5 litros en el Palmar y se han recibido 108 avisos en el 112 durante la tarde-noche, mientras que en Teruel, hay aviso en la capital y otras seis localidades por la crecida del río Alfambra, un afluente del Júcar. Sobre las dos de la tarde, el Alfambra comenzaba ya a desbordarse en la localidad que le da nombre.

¿Y qué va a pasar a partir de ahora? A lo largo de la noche, según avanza el portavoz de la Aemet Rubén del Campo, la borrasca regresará al sur de la Península e irá debilitándose. "En Andalucía y el sábado será complicada", advierte el experto, que añade que el sábado aún habrá "riesgo de lluvias fuertes en la Comunidad Valenciana, pero irán remitiendo".

El sábado se esperan lluvias persistentes "fuertes o muy fuertes" (de entre 30 y 40 litros por metro cuadrado en una hora) en Murcia y el este y en las costas de Andalucía, donde se pueden acumular hasta 90 litros en 12 horas. Al margen del foco principal, puede "llover de forma dispersa, pero con algún chubasco intenso" en otras zonas de esa comunidad, como Jaén, Córdoba y Sevilla, y también en Extremadura y puntos de Castilla-La Mancha.

"También puede haber lluvias intensas en zonas del sistema central, como Madrid y Ávila", completa Del Campo. En consecuencia, para el sábado hay activos 14 avisos por lluvias, tormentas, viento y mala mar. El aviso es naranja por lluvias en Almería, Granada, Málaga, Tarragona, Castellón y Murcia y amarillo para Cádiz, Córdoba, Jaén (por vientos), Sevilla, Alicante, Valencia, Cáceres y Murcia.

A partir del domingo, prosigue Del Campo, la borrasca se seguirá alejando y lloverá "en las mismas zonas que el sábado, pero ya de forma más débil". De hecho, por el momento toda España está en verde, es decir, no hay ningún aviso activo. La semana que viene el tiempo se estabiliza, aunque quedarán "lluvias residuales en Andalucía y Extremadura". La borrasca no muere, sino que se traslada "muy debilitada" a Canarias, donde dejará "lluvias moderadas" hasta el jueves, sobre todo en las islas más montañosas. Las temperaturas van a ir subiendo a partir del sábado, con lo que la semana que viene quedará "templada", algo por encima de lo normal para esta altura de octubre.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información