Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La tormenta Leslie toca tierra en Portugal con vientos de hasta 190 kilómetros por hora e intensas lluvias

Avisos en 39 provincias, más Ceuta y Melilla, por lluvias, tormentas, viento y fenómenos costeros

Ramas de árboles caídas por Leslie en Lisboa.

Tras alejarse de Canarias, el huracán Leslie, convertido ya en tormenta tropical, ha llegado a la costa portuguesa con ráfagas de viento que podrían llegar hasta los 190 kilómetros hora. Ha tocado tierra en las proximidades de Figueira da Foz, a unos 200 kilómetros al norte de Lisboa y se extenderá a lo largo del domingo, hacia el nordeste de la península Ibérica, según alertan el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC) y la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) española. Se espera que deje a su paso fuertes rachas de viento -que en España podrían ser de hasta los 100 kilómetros hora- y lluvias intensas, que localmente pueden ser de más de 75 litros por metro cuadrado en 24 horas, por lo que la Aemet ha decretado para el domingo avisos amarillos y naranjas —el primer y el segundo nivel de una escala de tres— en 39 provincias más Ceuta y Melilla.

La tormenta, la peor tempestad que azota Portugal desde 1842, ha obligado a cancelar 29 vuelos en los aeropuertos de Lisboa y Funchal (Madeira) y otros 12 en el de Oporto, según explica la Agencia Efe. La fuerza de este fenómeno meteorológico ha obligado a cortar el suministro eléctrico a más de 15.000 viviendas en Portugal, según un portavoz de EDP, la empresa distribuidora. El grueso de los afectados se encuentran en el distrito de Leiria y en las afueras de Lisboa, aunque la empresa no descarta que los cortes se amplíen a otras zonas durante la madrugada.

En Figueira da Foz, cientos de personas han quedado retenidas en el Centro de Artes y Espectáculos tras un concierto debido a los fuertes vientos de la zona. Los testigos hablan de importantes destrozos en la localidad, con caída de árboles y señales de tráfico arrastradas por el viento que, según estimaciones del Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera, llegaron a los 176 kilómetros por hora. Además, se han registrado varios accidentes de tránsito en la región a consecuencia del número de árboles caídos.

Leslie recibió su nombre al convertirse en tormenta tropical en el Atlántico Central el pasado 23 de septiembre, fue huracán de categoría 1, se debilitó a tormenta tropical y se convirtió otra vez en huracán el jueves 11 de octubre hasta que hoy se ha vuelto a debilitar a tormenta tropical. Comenzó a desplazarse hacia al Atlántico Oriental, aproximándose a Azores, Canarias y Madeira y la incertidumbre en su trayectoria era tal que el miércoles se barajaba que pudiera afectar al noroeste de Canarias, a Marruecos o el oeste peninsular.

Leslie se ha desplazado a una velocidad de 61 kilómetros por hora con vientos máximos sostenidos que podrían llegar hasta los 190 kilómetros por hora. Según estos datos, la Aemet explica que se prevé que Leslie "se desplace por el interior de la Península hacia el nordeste" con intensidad de tormenta tropical. 

La Aemet avisa de que "una vez que en tierra, su trayectoria es mucho más incierta", por lo que, de momento, es imposible determinar con exactitud la localización inicial del ciclón una vez en España, con un abanico que lo sitúa "entre Zamora y Cáceres", donde podrán registrarse rachas de viento alrededor de 100 kilómetros por hora, especialmente en zonas altas.

A partir de la mañana del domingo, la Aemet cree que se debilitará "considerablemente a medida que avanza hacia el nordeste". Durante este día se esperan "precipitaciones generalizadas" en la Península a causa de tres factores: los restos de Leslie, "frentes muy activos que recorrerán la Península de oeste a este" y la entrada persistente de "flujo [de aire] del Mediterráneo sobre el nordeste peninsular". "Estos chubascos pueden ser localmente fuertes o muy fuertes y se irán desplazado en general de oeste a este". Según la Aemet, los más intensos tendrán lugar "la mañana del domingo en amplias zonas de Asturias, León y Cantabria" y durante la tarde, en áreas del nordeste.

Esta predicción se traduce en un mapa de alertas en el que 39 provincias, Ceuta y Melilla tienen el domingo avisos por lluvias, tormentas, viento y fenómenos costeros. Se trata de toda Andalucía, Aragón, Cantabria, toda Castilla y León menos Burgos y Soria, Cataluña, Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana, Extremadura, toda Galicia salvo Lugo, Ibiza y Formentera, País Vasco, Asturias, Murcia y las dos ciudades autónomas.

Los avisos son todos amarillos —el primer nivel de una escala de tres— salvo por lluvias en Aragón, León, Lleida, Tarragona, Navarra y Castellón, donde es naranja —el segundo nivel, que supone un riesgo importante y cierto grado de peligro para las actividades usuales—, así como por vientos en Ávila, Salamanca, Segovia, Zamora y Cáceres.

Por su parte, el Instituto Portugués del Mar y la Atmósfera ha colocado en alerta roja a 13 de los 18 distritos del territorio continental luso, la mayoría en el norte y el centro del país. La Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC) ha pedido este sábado a los portugueses que no salgan a la calle y que retiren los coches de debajo de los árboles para evitar daños. Según la ANPC, el periodo crítico en el país vecino es entre las 00.00 hora peninsular española del sábado y las 5.00 del domingo, cuando las rachas de viento.

Por el momento, no está previsto que Portugal cierre los dos puentes que cruzan el Tajo para dar acceso a Lisboa, aunque las autoridades no descartan tener que recurrir a esta medida si la situación se complica, informa Efe. En la capital varios pabellones permanecen abiertos durante la noche para acoger a los sin techo, así como dos estaciones de metro, según ha anunciado en rueda de prensa el alcalde de Lisboa, Fernando Medina.

Además, la Autoridad Marítima Nacional decidió cerrar a la navegación nueve puertos del país y algunas vías costeras permanecen vedadas al tráfico, mientras que Protección Civil ha pedido esta tarde a los pescadores que volvieran a tierra, informa Efe. En Lisboa, ha sido interrumpido el tránsito fluvial entre Trafaria, Porto Brandão y Belém, las dos márgenes del río Tajo más próximas al mar. También en Setúbal se ha interrumpido la navegación en el río Sado, incluida la conexión con Troia.

Además, algunos espectáculos culturales se han cancelado y se ha aplazado del Maratón de Lisboa, que se realizará este domingo, pero comenzará una hora más tarde de lo anunciado en un principio para evitar los efectos del temporal.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información