Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez inspira en la “justicia social” sus primeros 100 días de Gobierno

El presidente del Gobierno afirma que la economía tendrá un crecimiento "robusto" en su primer acto de partido desde mayo

Pedro Sánchez, este domingo en Oviedo.

Pedro Sánchez ha escogido Asturias, cuya federación se encuentra entre las más fieles con el líder del PSOE, para apelar en su primer acto de partido desde que es presidente del Gobierno a la construcción de un proyecto inspirado en la “justicia social”. El secretario general de los socialistas ha asegurado a quienes dicen que su llegada al Ejecutivo es un mero "accidente" y que durará poco que en esta legislatura piensa sentar las bases para "transformar" el país hasta el año 2030. 

Sánchez ha afirmado durante el balance de sus primeros 100 días de mandato que la economía tendrá un crecimiento "robusto en los próximos meses y se va a crear empleo con intensidad" pese a las últimas señales de desaceleración. También ha incidido en que impulsará un plan de lucha contra el desempleo juvenil, en un acto en un parque de Oviedo al que han asistido más de un millar de militantes y simpatizantes pese a la amenaza de lluvia. Entre ellos no ha figurado el presidente del Principado, Javier Fernández, que encabezó la gestora que sucedió a Sánchez desde su renuncia en el comité federal del PSOE del 1 de octubre de 2016 hasta su reelección como secretario general por la militancia en primarias ocho meses después con más de la mitad de los votos.

El presidente ha repasado las principales decisiones, como la universalización de la sanidad pública, que su Gobierno ha tomado desde el éxito de la moción de censura el pasado 1 de junio. Un registro en el que ha recalcado la apuesta de su Ejecutivo por medidas sociales como la intención de revertir los recortes en educación aprobados por el PP en 2012 y otros de marcado simbolismo como la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. “No nos resignamos a escribir el futuro, desde hace 100 días quien gobierna en España es el cambio”, ha aseverado en su primer acto del PSOE en casi cuatro meses. El último fue el pasado 18 de mayo en Extremadura junto al presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara, dos semanas antes de que cristalizara la moción que les costó el Gobierno a Mariano Rajoy.

Sánchez ha recordado los hitos de su Gobierno en poco más de tres meses, como su compromiso con los derechos de las mujeres tras la reivindicación histórica del 8-M. “Somos el Gobierno del mundo con más mujeres en el Consejo de ministros de un país”, ha celebrado. Otro de los ejemplos que ha puesto en la Fiesta de la Rosa de Oviedo ha sido el “compromiso” con la Unión Europea. Pero el que más aplausos ha arrancado ha sido la urgencia” del Gobierno de “sacar al dictador del Valle de los Caídos” mediante un decreto ley, fórmula criticada por PP y Ciudadanos. Sánchez ha obviado la descoordinación y contradicciones que ha dejado el Gobierno en estos meses –la última es la crisis que generó la paralización de bombas a Arabia Saudí y la réplica de este país de anular el contrato de varias corbetas a astilleros españoles- y ha asegurado que la “coherencia, diálogo, ambición y realismo” guían a su Ejecutivo.

El acto, en el que no ha habido una alusión a Cataluña, ha sido toda una demostración de fuerza de la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, en quien Sánchez confía plenamente desde que se mantuvo firme cuando las dudas pusieron en peligro la presentación del líder del PSOE a las primarias. Así se lo ha reconocido Sánchez ante un auditorio especialmente entregado: “Gracias Adriana por creer siempre en mí, estuviste en los momento más difíciles”. "Venir aquí a celebrar sus primeros 100 días de Gobierno es compromiso", había resaltado Lastra previamente. El presidente del Gobierno ha declarado sentirse “en casa” y “en familia” en un acto con reminiscencias al que protagonizó en la cuenca minera a finales de 2016 cuando todavía se pensaba presentarse a liderar de nuevo el PSOE.

“Tiene mucho de icónico que el hombre que renunció como diputado para que Rajoy no fuera presidente del Gobierno volviera al Congreso a derribar a Rajoy como presidente de Gobierno”, ha valorado Adrián Barbón, desde el año pasado sec retario general de la federación asturiana y candidato a la presidencia del Principado en las elecciones del año que viene.

Más información