Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sito Miñanco regresa al banquillo por blanquear dinero desde la cárcel

El capo está acusado de invertir diez millones de euros procedentes del narcotráfico a través de una inmobiliaria

Sito Miñanco en su llegada a la Audiencia de Pontevedra.
Sito Miñanco en su llegada a la Audiencia de Pontevedra.

Tras el intento de recusar al tribunal y anular todo el proceso por blanqueo de capitales en su contra, José Ramón Prado, conocido como Sito Miñanco, regresará al banquillo. Está acusado de invertir diez millones de euros procedentes del narcotráfico a través de una inmobiliaria. La fiscalía pide para él una condena de seis años de prisión y el decomiso de 21 fincas a pie de playa en Sanxenxo (Pontevedra). Las operaciones de blanqueo por las que será juzgado a partir de octubre las ejecutó desde la prisión.

Tras un paréntesis de ocho meses, el mismo tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Pontevedra reanudará el juicio el 23 de octubre contra Miñanco, después de que el Tribunal Superior de Galicia desestimase las pretensiones de las defensas de tumbar el caso. También están acusados su exmujer, la mayor de sus tres hijas, una cuñada y el constructor José Alberto Aguín Magdalena, exsocio de Prado Bugallo, que fue condenado por receptación. El abogado de Miñanco, Gonzalo Boye —el mismo que ejerce la defensa del expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont—, planteó la prescripción de los delitos de blanqueo y denunció la contaminación de la sala al haber resuelto esta un recurso de apelación durante la instrucción de la causa.

Boye alegó también que el proceso había nacido viciado porque Inmobiliaria San Saturnino, que Miñanco creó en la década de los años ochenta, ya había sido objeto de investigación por otro juzgado que acabó archivada en 2012 a petición de la fiscalía. “Es un relato de los hechos prospectivo, que no contempla nuestro Código Penal”, denunció el abogado, “porque se basa en presuntos delitos que ya fueron sobreseídos”.

Y sobre la acusación de la exesposa de Miñanco, el abogado añadió más controversia al proceso al denunciar “tintes machistas” en el escrito de acusación de la fiscalía: “Esta señora siempre tiene que ser la que blanquea el dinero y comete los delitos, no puede tener vida propia porque la vinculan con su exmarido constantemente, pese a que está separada de él desde 1987”, argumentó.
En todo caso, el tribunal que preside el magistrado Xosé Xoán Barreiro ya había rechazado todas las alegaciones de las defensas, excepto la prescripción del delito de blanqueo que será analizada en la sentencia. Por tanto, la vista previsiblemente se reanudará con el interrogatorio de Prado Bugallo, según adelantaron fuentes judiciales.

Sito Miñanco, de 63 años, se encuentra en prisión preventiva desde febrero, tras ser implicado en el transporte de casi cinco toneladas de cocaína cuando estaba en libertad condicional.

Días después de su última detención, Miñanco fue trasladado a la prisión de A Lama (Pontevedra) para comparecer en este juicio por blanqueo. Allí inició una huelga de hambre por el trato recibido en una celda de aislamiento y privado de la visita de sus abogados para preparar el juicio, según denunció el recluso.

Es el segundo intento de juzgar al capo gallego por blanqueo, después de ser archivada la primera causa en un juzgado de Vilagarcía de Arousa. Pero, esta vez, los negocios bajo sospecha de Miñanco con su antigua sociedad, que fundó en 1985 en su etapa de contrabandista de tabaco, han arrastrado a su exmujer y a la mayor de sus tres hijas.

Este varapalo a la supuesta infraestructura económica de Miñanco en el sur de Pontevedra se encadena a las intervenciones judiciales ordenadas por la Audiencia Nacional, en el contexto de la operación Mito, de bienes e inmuebles por valor de 15 millones de euros, el bloqueo de 171 inmuebles, cinco barcos y 139 cuentas bancarias y otros productos financieros.

Más información