Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La pareja de la española asesinada en Costa Rica: “No nos avisaron del peligro que corríamos”

La familia agradece la atención recibida de España y del país caribeño, pero pide que se resuelva el crimen y "no les fallen otra vez"

La madre, la pareja y el padre de Arancha Gutiérrez (de izquierda a derecha), este jueves / En vídeo, declaraciones de la pareja de Arancha, Miguel Ángel Escribano, sobre la tragedia

"Que no nos fallen otra vez". Esa es la petición de la familia de Arancha Gutiérrez, la española de 31 años asesinada el pasado sábado cerca del hotel donde estaba de vacaciones con su pareja, en el Parque Nacional de Tortuguero (Costa Rica). Miguel Ángel Escribano, la pareja de la víctima, ha asegurado que ni las autoridades españolas, ni las costarricenses, ni los encargados del complejo donde se hospedaban les advirtieron de que la policía había dejado de patrullar las playas: "No nos avisaron del peligro que corríamos".

"Los españoles viajamos por todo el mundo a destinos más o menos peligrosos y nosotros decidimos el riesgo que asumimos", ha leído de forma contenida desde su móvil Escribano en una sala del Ayuntamiento de San Fernando de Henares (Madrid), municipio donde residía la pareja. "Pero ojo. No buscamos la muerte", ha añadido. Él y su pareja consultaron antes de viajar "los archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores, que son expertos para cada destino". La pareja consideraba que su destino "era un lugar muy seguro donde nunca pasaba nada". "Después de la tragedia nos fuimos enterando de cosas que, al parecer, no sabía nadie", apuntó.

Antes de los asesinatos de Arancha Gutiérrez y de la mexicana María Trinidad Mathus este domingo, la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores recomendaba "viajar con precaución" al país centroamericano. Ahora pide "adoptar medidas de autoprotección y evitar transitar sin compañía o por lugares aislados o poco iluminados, tanto en las zonas urbanas como en áreas turísticas".

Escribano ha agradecido al consulado y a la Embajada de España en Costa Rica, y al Gobierno y a la policía del país caribeño la atención que les dieron tras el asesinato, pero ha reclamado al Ejecutivo de Pedro Sánchez: "No nos dejen en este momento tan importante porque esto no puede quedar sin solución, no nos fallen otra vez". La pareja de la víctima también ha pedido a las autoridades de Costa Rica "que no descansen, que cuiden a sus hijos, a sus mujeres, a sus gentes": "Que nos cuiden a nosotros que vamos de turismo allí con toda ilusión".

Han pasado seis días desde que Arancha Gutiérrez fue hallada muerta cerca del hotel en el que se hospedaba junto a su pareja y un grupo de ocho españoles. La investigación sigue abierta y, de acuerdo con la familia, la policía ha detenido a tres personas: "Parece ser que uno ha sido el culpable". El primer sospechoso identificado, de nacionalidad nicaraguense, fue detenido el mismo día del asesinato y este lunes fue puesto en libertad por falta de pruebas. Sin embargo, continúa detenido por su condición de inmigrante irregular.

Junto a Escribano, que este jueves ha regresado desde Costa Rica, la madre de la víctima apretaba los labios para no llorar. Han estado presentes, además, el padre, la hermana y el cuñado de Gutiérrez. La familia se reafirma en que Arancha Gutiérrez fue asesinada con el móvil de la agresión sexual. "Arancha salió a correr por la mañana temprano como podría haber hecho cualquier mujer que quisiera disfrutar de sus vacaciones", ha recordado y ha continuado: "Fue atacada por un maldito indeseable, un despojo de la condición humana". "Ignoramos hasta dónde se extiende el machismo y hasta qué punto una mujer no puede disfrutar de la naturaleza a plena luz del día ella sola, generando miedo e inseguridad al resto de las mujeres para vivir su libertad".

Una página de Facebook para recordar

La familia de Arancha Gutiérrez ha informado este jueves de que ha creado una página de Facebook para recopilar las "enseñanzas tan grandes y sobre tantas cosas" que ha dejado la joven de 31 años. El espacio se llamará El manifiesto de un ángel y, según ha explicado la pareja de la víctima, estará destinada a "todos aquellos que quieran sacar de la vida algo más que un simple paso por ella". "Arancha quería cambiar el mundo. España y el mundo se ha perdido un ángel", ha destacado.

Más información