Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un rayo causó el incendio de Llutxent (Valencia) que ha obligado a evacuar a 2.650 personas

Generalitat y Gobierno han movilizado a 600 bomberos y soldados 25 aeronaves

Dos helicópteros trabajan en el incendio de Llutxent (Valencia).

La Generalitat valenciana ha confirmado este martes que un rayo caído sobre un árbol originó el incendio declarado en Llutxent que ha obligado a evacuar a 2.650 personas en Gandia, Barx y Pinet. Las descargas eléctricas son la causa más probable de la docena de fuegos declarados desde el domingo en la Comunidad Valenciana.

Un total de 600 bomberos y soldados de la Unidad Militar de Emergencias han combatido este martes el fuego en Llutxent apoyados por 25 helicópteros y avionetas del Gobierno y la Generalitat valenciana. Las llamas habían arrasado por la tarde más de 1.500 hectáreas de bosque y cultivo.

La lucha ha sido terrible debido a las condiciones “muy adversas” en que se desarrollaba, ha afirmado el director general de Emergencias de la Generalitat, José María Ángel: altas temperaturas y un viento fuerte que cambiaba constantemente de dirección.

La previsión meteorológica apunta a una mejora de las variables con la llegada de la noche y la entrada de aire desde el mar cargado de humedad. Pero nadie se confia: el lunes por la tarde el incendio parecía ir encauzándose y un cambio del viento lo empeoró, generando una inmensa montaña de humo, visible desde decenas de kilómetros de distancia, y decidiendo a las autoridades a decretar las evacuaciones en la vecina población de Barx (1.227 habitantes) y en las urbanizaciones Montesol y Montepino de Gandia.

La Generalitat ha recomendado este martes a los vecinos de Pinet (159) que se confinaran en sus casas por el humo. Y al anochecer ha decretado su evacuación a Llutxent como medida de precaución. El Ejecutivo valenciano, cuyo presidente, Ximo Puig, ha visitado por la mañana el puesto avanzado de coordinación y ha destacado que la prioridad del operativo es garantizar la seguridad de los vecinos.

Agentes medioambientales de la Generalitat han constatado que el fuego comenzó con la caída de un rayo y han localizado el pino sobre el que cayó. La Agencia Estatal de Meteorología ya había detectado la caída de varios en la zona hacia las 2 de la madrugada del lunes.

En paralelo a la ola de calor, en la Comunidad Valenciana ha habido desde el domingo varias tormentas que han generado descargas eléctricas y han dejado pocas precipitaciones, explica el jefe de climatología de la agencia en Valencia, José Ángel Núñez. Las tormentas secas están seguramente detrás de la ola de incendios, hasta 12, que se han declarado desde el domingo en la Comunidad Valenciana. El último, este martes en Lucena del Cid (Castellón). “El lunes conseguimos apagar 10, pero con el de Llutxent no pudimos”, ha afirmado el director general de Emergencias.

Desde octubre, en Llutxent ha llovido casi la mitad de lo normal, 281 litros por metro cuadrado frente a los 539 del registro histórico. El termómetro ha alcanzado este martes los 37 grados.

Hoteles y un convento

El alcalde de Llutxent, Pep Estornell, ha recorrido parte de la zona arrasada por las llamas y ha descrito “un paisaje desolador de humo y ceniza”. “Lo hemos pasado muy mal. Tenemos que controlar la impotencia y la tristeza, esperar a que esto acabe y después hacer un esfuerzo por volver a empezar”, ha dicho Estornell.

Llutxent (2.367 habitantes) ha habilitado su polideportivo para acoger evacuados. En Gandia (74.121), los desalojados han pasaron la primera noche en hoteles, un camping, un centro social y el club náutico. Y este martes han sido trasladados a un espacio cultural y al Convento de las Esclavas de Benirredrà. Entre los evacuados están 160 mayores de la residencia Mondúver.

Las llamas han alcanzado el Surar, un valioso alcornocal situado entre los términos de Llutxent y Pinet.