Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior lanza un plan contra el ‘narco’ en el Campo de Gibraltar

El ministro del Interior, Fernándo Grande-Marlaska, anuncia una primera inversión de siete millones en medios humanos y técnicos que comenzarán a llegar antes del 31 de julio

Imagen del barrio de La Atunara, en La Línea de la Concepción. M
Imagen del barrio de La Atunara, en La Línea de la Concepción. M

La visita del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al Campo de Gibraltar ante la impunidad con la que se mueven los narcotraficantes en esa zona ya parece haber dado sus primeros frutos en la forma de un Plan Especial de Seguridad con un presupuesto de siete millones de euros —5,51 para recursos humanos y 1,52 millones para medios materiales y apoyo a las tareas de investigación e inteligencia—. "Dentro de este presupuesto, se destinará con carácter de urgencia una partida de un millón de euros a la adquisición inmediata de vehículos y otros medios materiales que mejorarán la eficacia policial", ha comunicado esta tarde el Ministerio a través de una nota. El objetivo de la inversión es "mejorar la seguridad ciudadana en la zona mediante actuaciones y objetivos a corto y medio plazo".

La batería de medidas prevista llega tras la incursión en la realidad de La Línea que hizo el ministro hace unas semanas, en la que tanto a él como a la secretaria de Estado, Ana Botella, les pusieron al corriente de la difícil situación que se vive en esa localidad, convertida en una suerte de narcociudad, donde la cultura del narcotráfico ha crecido a los pechos de la del contrabando del que han vivido siempre centenares de familias de esa zona. Fue el pasado 9 de julio cuando Marlaska conoció de primera mano el trabajo que realizan los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, vapuleados por la supremacía de los narcos, protegidos y aupados por esa sociedad, que a falta de oportunidades laborales ha encontrado en el narcotráfico un modo de vida.

Esa situación, acompañada por el hecho de que es uno de los puntos más calientes de la inmigración irregular en España —este mismo martes han sido rescatadas cerca de un millar de personas en aguas del Estrecho—, ha disparado las necesidades y las demandas de seguridad de los habitantes del Campo de Gibraltar y de quienes tienen que garantizar sus derechos y libertades.

Está previsto que el Plan Especial de Seguridad, conjunto para Policía Nacional y Guardia Civil, entre en vigor antes de final de mes, bajo la coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad. Y, según señala el ministerio en su comunicado, "supone la parte inicial de un plan integral del Gobierno para la revitalización del Campo de Gibraltar".

Quienes conocen bien la situación aseguran que "no es un problema de tráfico de drogas, sino de seguridad ciudadana. "Ya es estructural, porque tiene más que ver con las inversiones y la educación que con el ponerle coto a los narcotraficantes. El narco aquí es una manera de vivir para unos y de sobrevivir para otros, por eso son capaces de embestir vehículos policiales, rescatar a detenidos de los hospitales y alijar en playas llenas de gente", comenta un agente de policía que lleva toda su vida trabajando en la zona.

Más policías y guardias

"El Plan Especial de Seguridad permitirá incrementar los recursos humanos policiales hasta cubrir el 100% del catálogo", anuncian desde el Ministerio. Y, hasta que se consiga esa cobertura por los procedimientos de adscripción o concurso habitual, se efectuarán las comisiones de servicio necesarias.

Está previsto incrementar, en el porcentaje que determine cada Cuerpo, la plantilla de los grupos especiales contra el crimen organizado (GRECO en Policía Nacional y ECO en Guardia Civil), responsables de las últimas detenciones importantes de los capos de la droga locales: Antonio Tejón (uno de los dos hermanos del clan principal de Los Castañas) y Samuel Crespo, el narco que ayudaron a fugarse del hospital tras ser detenido en su huida. Además "se reforzará la plantilla de las Unidades Centrales de lucha contra el crimen organizado y blanqueo de capitales", que coordinan muchos de los operativos desde Madrid.

También se adscribirán a las unidades territoriales especializadas grupos operativos dedicados a la investigación patrimonial y de las vías de financiación y blanqueo de los grupos criminales que operan en la zona. El incremento de estas plantillas incidirá en la posibilidad de investigar el blanqueo del dinero procedente de la droga, clave para cortarles las alas a los narcotraficantes.

Por último, el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) pondrá igualmente en marcha un grupo específico dedicado a labores de inteligencia sobre actividades delictivas relacionadas con grupos que operan en el territorio.

Más medios

El Plan contempla reforzar los medios aéreos y marítimos de Policía Nacional y Guardia Civil, y potenciar los canales para compartir información en tiempo real a través del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) con el fin de desarrollar actuaciones operativas.

Junto con la Agencia Estatal de Administración Tributaria, se reforzará también la coordinación de las operaciones desarrolladas por el Servicio de Vigilancia Aduanera.

Igualmente, se mejorarán las medidas para el depósito y custodia de los medios y sustancias incautadas a los grupos delictivos, y se reforzará el plan de seguridad en los puertos del Campo de Gibraltar. También se habilitará un plan específico de vigilancia dinámica para la protección de las autoridades, de los servicios y de los trabajadores públicos en la zona.

Otro de los objetivos del Plan es promover la comunicación y la cooperación con el tejido asociativo, económico y demás sectores de la sociedad civil.

Mesa de coordinación

El Plan incluye la constitución de una mesa de coordinación operativa para asegurar la cooperación entre las unidades de Guardia Civil, Policía Nacional y la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera. Esta mesa, dirigida por el subdelegado del Gobierno, establecerá un plan de coordinación con los cuerpos de policía local de la zona.

La Secretaría de Estado de Seguridad mantendrá el seguimiento de las actuaciones previstas en el Plan y evaluará los resultados alcanzados.