El guardia civil de La Manada, en servicio activo y sin destino

Defensa pone fin a la suspensión de funciones de Guerrero "por imperativo legal"

Antonio Manuel Guerrero, a su llegada el pasado día 13 al juzgado de guardia de Sevilla
Antonio Manuel Guerrero, a su llegada el pasado día 13 al juzgado de guardia de SevillaRaúl Caro (EFE)

El guardia civil de La Manada, Antonio Manuel Guerrero Escudero, condenado a nueve años de cárcel por abusos sexuales en los sanfermines de 2016, se reincorporará al servicio activo, como su compañero el militar Alfonso Jesús Cabezuelo, según ha confirmado el Ministerio de Defensa.

El Boletín Oficial de Defensa (BOD) publicará mañana la resolución por la que Guerrero se reincorpora al servicio activo “por imperativo legal”, al haber quedado en libertad provisional y haber cumplido los seis meses que como máximo se puede estar suspendido de funciones, en aplicación de la Ley del Régimen del Personal de la Guardia Civil.

Más información
El militar de La Manada se reincorpora al servicio activo
El guardia civil de La Manada, en libertad a la espera de la Audiencia de Navarra

Sin embargo, al igual que su compañero militar, a Guerrero no se le asignará ningún destino hasta que haya sentencia firme del Tribunal Supremo, por lo que percibirá sus retribuciones básicas y antigüedad, pero no el complemento de destino ni la productividad.

En su caso, además, el entonces director de la Guardia Civil, José Manuel Holgado, ya determinó en julio de 2016 que no se le asignase ningún destino mientras “no se dicte sentencia firme o auto de sobreseimiento también firme”. El abogado de Guerrero, Jesús Pérez, ignoraba, al hablar con EL PAÍS, que fuera a cambiar la situación laboral de su defendido.

El guardia civil de La Manada está pendiente de conocer si reingresa en prisión -volviendo, por tanto, a estar suspendido de funciones- por tratar de renovarse el pasaporte el pasado 25 de junio. La Fiscalía  considera que Guerrero vulneró una de las medidas cautelares del auto de su puesta en libertad, mientras que si letrado alega que se trató de un malentendido y que el joven quería sacarse el pasaporte porque debía entregarlo para cumplir con las obligaciones de ese mismo fallo judicial. La vista se celebró el pasado 5 de julio y los jueces de la Audiencia Provincial de Navarra deben resolver sobre su vuelta a la cárcel.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Se da la circunsrtancia de que la Sala de lo Militar del Supremo rechazó el pasdo 31 de mayo un recurso de Guerrero contra el case cautelar en sus funciones por tres meses que le impuso el jefe de la Comandancia de Andalucía tres días después de su detención en los Sanfermines de 2016 aduciendo, entre otras razones, el "perjuicio al prestigio y la imagen pública de la Guardia Civil".

Guerrero está siendo investigado, junto con otros cuatro miembros de La Manada, por un hecho similar al que le ha supuesto la condena por abusos en Pamplona, ocurrido en Pozoblanco dos meses antes que el de los Sanfermines. Precisamente, el guardia civil estaba destinado en ese cuartel cuando pasaron los hechos. Esa causa sigue pendiente de instrucción en la actualidad.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS