Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Corinna no niega la veracidad de la cinta sobre el Rey emérito

“He sido víctima de una campaña de descrédito”, asegura la empresaria y amiga de Juan Carlos I

Corinna zu Sayn-Wittgenstein.
Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Mikhail Metzel/TASS

La empresaria y amiga del Rey emérito Corinna zu Sayn-Wittgenstein ha indicado este jueves que se siente víctima de “una campaña de descrédito con motivación política” y que ha sufrido “acoso”. Zu Sayn-Wittgenstein sostiene, además, que ha sido objeto de “un sinfín de noticias falsas”, según un comunicado publicado por la revista Hola.

La confesión de la empresaria llega un día después de que El Español y Okdiario divulgaran unas grabaciones donde Sayn-Wittgenstein afirmaba que el monarca la usó como testaferro para ocultar patrimonio en el extranjero y que Juan Carlos I se sirvió del abogado suizo Dante Canónica para crear una supuesta estructura de blanqueo.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein asegura en el comunicado: “Desde hace tiempo, ha habido una campaña de descrédito con motivación política contra mi persona. Siempre he actuado correctamente y pretendo continuar viviendo mi vida de forma tranquila, con independencia de los años de acoso constante y de los intentos de descrédito público que he padecido con un sinfín de información falsa. Tengo enorme respeto por las instituciones de España, pero no puedo permitir ser utilizada en un conflicto que no me atañe”.

El encargado de realizar la grabación subrepticia a Corinna zu Sayn-Wittgenstein y su posterior filtración fue el comisario José Manuel Villarejo, que permanece en prisión preventiva. El policía fue arrestado el pasado año en el marco de la Operación Tándem por los presuntos delitos de organización criminal, cohecho y blanqueo de capitales.

Los audios objeto de polémica –que recogen que Juan Carlos I maneja fondos en Suiza a través de Álvaro de Orleans Borbón- fueron incautados hace meses a un colaborador del comisario y están siendo analizadas por la policía para remitirlas al juez de la Audiencia Nacional Diego de Egea.

Más información