Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La española localizada en Perú estaba a merced del líder de la supuesta secta “en condiciones infrahumanas”

La prima de Patricia Aguilar dice que el detenido vivía con varias mujeres embarazadas y que su familiar "está flaquita pero bien"

Patricia Aguilar, en la región selvática de Perú en la que fue rescatada. En vídeo, declaraciones de Alberto Aguilar, padre de Patricia. EFE

Patricia Aguilar, la joven de Alicante de 19 años que desapareció en 2017 semanas después de cumplir la mayoría de edad y que ha sido localizada este jueves en una región selvática de Perú, fue captada por Internet cuando todavía tenía 16 años por el peruano Félix Steven Manrique, supuesto líder de una secta satánica. La chica ha sido rescatada en la selva central de Perú por la Policía Nacional y por su padre, y está de camino a Lima tras haber pasado un año y medio desaparecida. La prima de Aguilar, Noelia Bru, ha dicho en Radio Elche que cuando los agentes llegaron a detener a Manrique, no estaba Patricia: "Estaba sola en una casa en medio de la selva a su merced. Está flaquita y vivía en condiciones infrahumanas, pero está bien".

La Municipalidad distrital de Pangoa, en la región de Junín, informó la noche de este miércoles que varios funcionarios participaron en un operativo organizado por la policía y capturaron a "un sujeto que presuntamente sometía bajo una secta satánica a tres mujeres, entre ellas una ciudadana española". Aguilar y su bebé, una niña de un mes, fueron localizados en una casa ubicada en el centro del poblado Alto Celendín, a ocho kilómetros de Pangoa, y a diez horas de Lima, la capital, por vía terrestre.

Noelia Bru ha explicado en Radio Eleche el padre de la joven, Alberto Aguilar, viajó hace un mes a Perú para impulsar la búsqueda. "Y la policía ha montado un buen operativo hasta que los ha localizado en una casa en el campo. El tipo convivía con varias mujeres, [los agentes lo encontraron con] una golpeada, convivía con su esposa oficial embarazada de ocho meses y otras dos embarazadas que lo mantenían".

Félix Steven Manrique, supuesto gurú de una secta, arrestado por retener a la joven española.
Félix Steven Manrique, supuesto gurú de una secta, arrestado por retener a la joven española.

Félix Steven Manrique, autodenominado Príncipe Gurdjeff, está acusado de liderar una secta llamada Gnosis, que ofrecía a mujeres jóvenes cambiar su vida a cambio de mantener relaciones sexuales con él. En la precaria casa donde la joven vivía, los agentes encontraron un recipiente con unas especies de rosarios y figurillas de metal, junto con fotos de carné suyas.

Rosarios en un joyero con fotografías de la joven española desaparecida, intervenidos por la policía peruana.
Rosarios en un joyero con fotografías de la joven española desaparecida, intervenidos por la policía peruana.

Bru relató que la fiscalía de trata de personas investiga este caso hace desde mucho tiempo: "Había otras personas desaparecidas y este tipo estaba detrás de las desapariciones, con chicas que habían tenido hijos con él, porque él decía que su misión era repoblar la tierra. Varias mujeres lo denunciaron por falta de manutención de los hijos, por violencia familiar y por abusos sexuales".

Cuando Patricia Aguilar tenía 16 años, comenzó a caer en los engaños de Félix Steven Manrique, que usó las redes sociales para contactar con ella. La familia sostiene que la joven pasaba por un "momento de vulnerabilidad" tras el fallecimiento de un pariente. "Hemos conversado con personas que han salido de esa secta, y Manrique es un líder de manual: lo que quiere es el poder, el dinero y el abuso sexual. El difundía que quería repoblar la tierra y estaba intentando hacer lo mismo con una joven del País Vasco. Tuvo contacto con ella a través de redes sociales y ofrecía una nueva vida a cambio de tener relaciones sexuales con él. Se presenta como el novio que va a ayudar en un momento vulnerable", explicó en Radio Elche Bru, que también reconoció que su prima ha cambiado durante este tiempo. "En la violencia de género no se es consciente de que uno no merece las vejaciones; confirmamos que está bien y está viva, y eso es lo que importa hoy. En todo lo que venga vamos a ir paso a paso y que las cosas se pongan en su sitio", añadió.

Más información