Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las costas andaluzas reciben en junio más migrantes que Italia, Malta y Grecia juntas

Rescatados 362 inmigrantes en la zona del Estrecho este fin de semana

Inmigrantes rescatados este fin de semana en aguas del Estrecho de Gibraltar.
Inmigrantes rescatados este fin de semana en aguas del Estrecho de Gibraltar. EFE

El microbús de la policía con 36 menores inmigrantes llega a las puertas del centro de menores de Jerez de la Frontera. Deberían quedarse allí, pero no hay sitio para ellos. Tras media hora de espera, cambio de planes: 18 jóvenes se alojarán allí y la otra mitad, en Chipiona. La escena, vivida este domingo al mediodía, es tan solo una muestra del colapso que vive la atención a los migrantes en las costas andaluzas. Desde el pasado viernes, Salvamento Marítimo ya ha rescatado a 362 inmigrantes en aguas del Estrecho de Gibraltar y del Mar de Alborán. El abultado número se suma a los 6.791 recién llegados a la costa andaluza tan solo en el mes de junio —hasta el día 27, según estimaciones de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

“Estamos desbordados”, reconoce uno de los agentes que suele participar en traslados de migrantes como el de los menores del mediodía de este domingo. Y lo cierto es que el ritmo de rescate, primeros auxilios y posterior atención es frenético. Tan solo en el día de hoy los rescatistas de Salvamento Marítimo en el Estrecho han ayudado a 160 personas que viajaban a bordo de cinco pateras en el lapso de cuatro horas.

Ha sido a las 7.40 de esta mañana cuando la Guardia Civil alertó de la presencia de posibles pateras en la zona. Tanto la salvamar Arcturus como el buque Luz de Mar han emprendido una búsqueda que comenzó a dar sus frutos a las 9.15 con el rescate de las dos primeras personas. Tan solo un cuarto de hora después encontraron cinco inmigrantes más. Luego han auxiliado a 43 migrantes, 60 y 50 más, a bordo de otras tres pateras. En total, esos 160 recién llegados, mayoritariamente hombres de origen subsahariano, que han arribado a los puertos de Tarifa y Algeciras horas después.

Han sido los últimos inmigrantes en un intenso fin de semana en el Estrecho que comenzó el viernes con el auxilio de 91 personas a bordo de seis pateras. En la jornada de este pasado sábado el trabajo de Salvamento se dividió entre las costas de la provincia de Cádiz y las de Granada y Almería. De las 111 personas rescatadas a bordo de cuatro pateras, 58 fueron auxiliadas en el Estrecho y 53 más en el mar de Alborán. En lo que va del fin de semana el balance de inmigrantes rescatados suma 362 y, en principio, no hay previsiones de que vaya a ascender ya que no hay activas búsquedas en las costas del sur de España, como confirman desde Salvamento Marítimo.

Con estos rescates se cierra un mes de junio que ha dejado unas cifras insólitas en la llegada de migrantes. Hasta el pasado 27 del mes han llegado a España, a través de la ruta marítima del Mediterráneo 6.791 personas, según estimaciones de la OIM. La cifra es superior que la de todos los llegados a Italia (3.136 inmigrantes), Malta (224) y Grecia (2.077). En total, desde principios de este año ya han arribado a las costas españolas 14.953 migrantes y 292 fallecidos; más del doble que los llegados en el mismo periodo de tiempo en 2017, cuando fueron auxiliadas 6.513 personas y murieron 69 en el viaje.

Las abultadas cifras que se viven en las últimas semanas han provocado escenas de importante colapso y desbordamiento que han generado airadas quejas de ONG, asociaciones y sindicatos. Este pasado miércoles, la Delegación del Gobierno en Andalucía tuvo que activar un improvisado centro de recepción de inmigrantes para 300 personas en un pabellón municipal de Barbate. Fue después de que 110 migrantes pasaran casi un día descansando en el suelo de la terminal de llegadas del puerto de Algeciras. Apenas dos días después este punto fue desactivado, mientras que todavía se mantiene en marcha otro centro similar, establecido hace unas semanas en un polideportivo de Tarifa para atender hasta 500 inmigrantes.

Este tipo de centros han sido criticados por la Asociación Pro Derechos Humanos ante las dudas de su legalidad. En ellos, los migrantes son retenidos el plazo máximo de 72 horas de detención al que se ven sometidos por haber cometido la infracción de entrar ilegalmente en el país, algo que habitualmente ocurre en las comisarías de toda la provincia de Cádiz, cuando no están colapsadas como ahora. En ese tiempo, la Policía Nacional completa la identificación de los inmigrantes y les entrega la orden de salida obligatoria, antes de quedar en libertad o ser devueltos (en el caso de los magrebíes).

La importante llegada de estos días ya incluso se ha dejado sentir en otros puntos de España como Bilbao, Córdoba o Barcelona. El dispositivo conjunto entre la Cruz Roja y el Ayuntamiento de Barcelona ya ha atendido, en las últimas dos semanas, a 465 personas migrantes provenientes de las costas de Andalucía, según explicaron los tenientes de alcalde Laia Ortiz y Jaume Asens, en una rueda de prensa este viernes.