Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DGT

Pere Navarro, propuesto como nuevo director general de la DGT

Interior llevará el nombramiento al Consejo de Ministros, según confirman fuentes del Gobierno

El exdirector de la DGT, Pere Navarro, en una imagen de archivo.
El exdirector de la DGT, Pere Navarro, en una imagen de archivo.

El regreso de Pere Navarro (Barcelona, 1952) a la jefatura de la DGT está cada vez más cerca. El Ministerio del Interior tiene actualmente esta propuesta sobre la mesa y prevé llevarla al Consejo de Ministros en los próximos días, según han confirmado fuentes del Gobierno. Una iniciativa que supondrá, de aprobarse, la vuelta de Navarro a un cargo que ocupó desde 2004 a 2012, y que abandonó tras la llegada a La Moncloa de Mariano Rajoy. Durante su mandato, se puso en marcha el carné por puntos y los muertos en accidentes se redujeron drásticamente. Casi 5.000 personas al año se dejaban la vida en las carreteras cuando aterrizó en Tráfico, frente a los cerca de 2.000 que se contabilizaban cuando se marchó.

El barcelonés llega así a un puesto muy cuestionado desde su salida. El actual responsable, Gregorio Serrano, se encontraba muy tocado desde el caos en la gestión de la nevada que dejó aislados a miles de conductores en la AP-6 el pasado enero. Y su antecesora, María Seguí, salió del organismo después de que el exministro Jorge Fernández Díaz le retirase su apoyo y abriese una investigación urgente sobre la financiación concedida desde Tráfico a proyectos de investigación donde trabajaba su marido —una causa que finalmente se archivó—. Durante la etapa del Gobierno PP, además, el número de fallecidos en accidente empezó a subir tras una década continuada de caídas.

Con esta propuesta, el Gobierno recupera a un hombre muy respetado en el sector. En su anterior etapa al frente de la DGT, logró el consenso suficiente para impulsar el carné por puntos, una de las claves que explica el descenso posterior de los fallecidos. Según subraya repetidamente Navarro, esa medida "fue la palanca que puso en marcha todo" y permitió a España liderar la lucha contra la accidentabilidad en Europa.

Tras su salida de Tráfico, Navarro se marchó a Rabat como consejero de empleo de la Embajada de España en Marruecos. Pero ha seguido siempre ligado a la Seguridad Vial. Está convencido de que puede volverse a reducir el número de víctimas. Cree que debe reducirse a 90 kilómetros por hora la velocidad en las carreteras secundarias y que se tiene que impulsar un plan de seguridad específico para las motocicletas.

El candidato propuesto también considera que una buena política de seguridad vial pasa por una "buena política de movilidad". "Ahora toca hablar de eso: de la forma y modo de desplazarnos, de ordenarlo de una manera sostenible, razonable y segura", insistía en una entrevista con EL PAÍS. Tiene como ejemplo Francia, donde las medidas de 2018 "se aprobaron en una reunión de la Comisión Interministerial de Seguridad Vial presidida por el jefe del Gobierno y a la que asistieron diez ministros y secretarios de Estado". En España, añade Navarro, todavía es una "asignatura pendiente" saber a qué ministerio le corresponde la política de movilidad.