Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Choque en el Congreso entre el PSOE y ERC por el diálogo en Cataluña

Los republicanos rechazan retirar de su moción que la negociación se haga “sin condiciones ni renuncias” y los socialistas no la respaldan

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados.
El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardá, durante su intervención en el pleno del Congreso de los Diputados.

El proceso de diálogo iniciado entre el Gobierno de Pedro Sánchez y la Generalitat de Cataluña ha encontrado una piedra en el camino este martes en el Congreso. El PSOE y ERC han evidenciado sus discrepancias y de esta forma lo complejo que se prefigura el proceso, toda vez que los republicanos no han querido retirar de la moción que habían presentado para su votación en Pleno que la negociación debe ser “sin condiciones ni renuncias”. Los socialistas han presentado una enmienda que abogaba por encauzar el diálogo en la Comisión bilateral Generalitat-Estado que prescindía de esa expresión, pero ERC no la ha aceptado, por lo que han votado en contra. "Es un error inmenso, la relación [con el PSOE] queda muy tocada", se ha quejado el portavoz de los republicanos, Joan Tardá, a la salida del Pleno.

El portavoz del PSOE, José Zaragoza, ha ofrecido en su intervención en la tribuna abrir ese diálogo bilateral entre los dos Gobiernos pero para ello ha pedido a ERC un compromiso "con el marco legal vigente"."¿Se comprometen a que la resolución del conflicto se va a resolver por cauces legales y democráticos? ¿Sin saltarse las leyes, el Estatut y la Constitución?", ha requerido. La pregunta ha quedado sin respuesta, pero en todo caso la moción presentada por ERC ha sido rechazada en el Pleno también con los votos del PSOE.  "A nuestra enmienda nos han venido con una propuesta de lentejas: o las tomas o las dejas" se ha quejado el portavoz socialista. "No creo que eso ayude a entrar en el diálogo sin condiciones", ha reprochado al diputado de ERC.

La propuesta de ERC era más inaceptable aún para el PSOE porque la Generalitat negó por la mañana que fuera a abandonar la vía unilateral. La portavoz del Govern, Elsa Artadi, se había declarado "sorprendida" por las declaraciones de Pablo Iglesias donde, tras su reunión con Quim Torra, había dicho que el president la descartaba. “La posición de este Govern no ha cambiado: nuestra apuesta es por el diálogo sin excluir nada”, añadió Artadi. Tras su reunión con Angela Merkel, el presidente Pedro Sánchez aseguró que en su reunión con Torra podían "hablar de muchas cosas, pero, desde luego, lo que representó el 1-O es una página que hay que pasar”. El Govern no está de acuerdo.

En el debate parlamentario sobre la moción de ERC, Ciudadanos y el PP se han mostrado abiertamente en contra de la propuesta: “Sobre la unidad de España no hay nada que negociar”, ha dicho el exministro Jorge Fernández-Díaz, que ha criticado especialmente los errores históricos de “la política de apaciguamiento” porque “genera humillación y no se ahorra el conflicto”.

El portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, ha sido aún más duro en sus acusaciones: “Ustedes no quieren dialogar, quieren un trágala. A quienes no conozcan sus numeritos igual les impresionan, pero a nosotros no nos interesan”, ha dicho. Girauta ha protagonizado el roce del debate. Ha llamado “racista” al president Torra desde la tribuna. Desde el escaño, Carles Campuzano, portavoz del PDeCAT, ha pedido que lo retirara. Girauta se ha negado porque era una afirmación, según ha dicho desde su escaño, solo “descriptiva”. En la siguiente moción, el diputado del PDeCAT Ferran Bel se ha permitido una calificación “descriptiva” y ha llamado “falangista” a Girauta.

Fe de errores

ue

Más información