Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez desvela su intención de agotar la legislatura

El presidente se muestra favorable a acercar a Cataluña a los políticos presos cuando acabe la instrucción

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de la primera entrevista que concede, a TVE, en La Moncloa. EFE

Pedro Sánchez desveló la noche del lunes, en su primera entrevista tras acceder a la presidencia, que quiere agotar la legislatura, por lo que no convocará elecciones hasta junio de 2020.  El jefe del Ejecutivo justifica esta decisión en la necesidad de “normalizar” la vida política. Sánchez adelantó que a comienzo del mes de julio se reunirá con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y consideró razonable que se traslade a cárceles catalanas a los políticos independentistas presos una vez que concluya la instrucción de la causa.

“Aspiro a convocar las elecciones en 2020 cuando acabe la legislatura; por tanto sí, agotaré la legislatura”. Con esta rotunda declaración, el presidente del Gobierno se adelantó a las preguntas que tanto Ciudadanos como el PP le hacen reiteradamente sobre cuándo va a convocar elecciones. Este anuncio lo realizó en TVE, en la primera entrevista que concede desde que fue elegido presidente del Gobierno el pasado 1 de junio, tras ganar en el Parlamento una moción de censura. En esa sesión dio a entender que no agotaría la legislatura ya que la moción obedecía a la exigencia de que dimitiera el anterior presidente, Mariano Rajoy, tras la sentencia de la Gürtel sobre financiación ilegal del PP. No obstante, pasados los días, los ministros empezaron a hablar de la necesidad de tiempo para llevar a cabo sus políticas.

Ese tiempo que Sánchez invoca para la normalización política tiene mucho que ver con Cataluña. El jefe de Gobierno anunció la noche del lunes que se entrevistará con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a principios del mes de julio aunque coincidirá con él este fin de semana cuando acuda con el Rey a Tarragona a inaugurar los Juegos del Mediterráneo.“Es razonable que se traslade a los presos independentistas a prisiones catalanas cuando se considere sustanciada la fase judicial de diligencias”, apuntó Sánchez. El fin de las diligencias darán paso a que estos presos preventivos sean autorizados por Instituciones Penitenciarias para el traslado.

No ha habido pago a los partidos independentistas ni a Unidos Podemos por su voto, aseguró Sánchez, que quiso separar absolutamente la situación de los presos secesionistas catalanes, de los miembros de la organización terrorista ETA que cumplen sus condenas en distintas cárceles españolas. Con estos últimos, y una vez que la banda “se ha disuelto”, se cumplirá la legislación penitenciaria y espera Sánchez que en materia antiterrorista “el consenso no se rompa”. El tratamiento a los presos de ETA, no obstante, será individualizado, apostilló, para dejar claro que no hay una respuesta colectiva como no la ha habido nunca para los presos de ETA.

“No abrimos las fronteras”

Lo ocurrido esta última semana con el rescate de los inmigrantes del Aquarius se inscribe en la ayuda humanitaria a un barco a la deriva que, sin auxilio, podía haber terminado con muchos fallecidos. Esta explicación de Sánchez lleva consigo la afirmación de que no va a cambiar unilateralmente la política de inmigración. “No vamos a abrir fronteras”, aseguró, pero sí va a requerir a la Unión Europea a que haya una coordinación absoluta. “Tenemos que hacer una política común y de cooperación con los países de origen y los países de tránsito”, esa es la petición que va a llevar a finales de mes a la reunión del Consejo Europeo aunque como anticipo se reunirá este sábado en París con el presidente francés Emmanuel Macron. Después continuará una ronda de consultas en Berlín, París y Lisboa sobre la cuestión migratoria.

Sánchez se muestra muy consciente de que cientos de inmigrantes están llegando a las costas andaluzas y también de que pretenden entrar por las vallas de Ceuta y Melilla. “Se pueden proteger las fronteras sin herir a los seres humanos. Tenemos muchos convenios firmados con organismos internacionales sobre derechos humanos y los queremos respetar”, aseguró durante la entrevista. De todos estos temas hablará con líderes europeos pero también nacionales. Con Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, empezó la pasada semana a calibrar la posibilidad de alcanzar acuerdos, y si resulta factible poner en común una agenda de cuestiones sociales. Sobre el PP, espera “con respeto” a que este partido resuelva la sucesión de Mariano Rajoy.

No hubiese nombrado a Màxim Huerta

“Probablemente, no le hubiera nombrado”. Esta fue la respuesta que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dio la noche del lunes a la pregunta de si hubiera nombrado ministro de Cultura a Màxim Huerta de haber conocido de forma previa sus pasados problemas con Hacienda. La destitución del ministro debe considerarse una señal de que su Gobierno no tardará en su caso en tomar ese tipo de decisiones, al contrario de lo que ha ocurrido en otras ocasiones, sostuvo.

Sánchez quiere viajar a Marruecos lo antes posible, pero las agendas probablemente no coincidirán hasta el segundo semestre. Nada más ganar la moción de censura tuvo una conversación con el primer ministro marroquí, Saadeddine Othmani.

Más información