Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP recorta 31 millones en el Senado a las inversiones pactadas con el PNV

La Cámara alta enmienda los Presupuestos y los devuelve al Congreso para su aprobación definitiva

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el debate en el Senado.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante el debate en el Senado. EFE

Los Presupuestos Generales del Estado de 2018 han superado este lunes su último trámite en el Senado, donde han incorporado 44 enmiendas del PP y del Partido Aragonés Regionalista (PAR), y ahora volverán al Congreso de los Diputados para que las modificaciones, que suponen 31 millones detraídos a las inversiones previstas para el País Vasco, sean votadas en la última semana de junio. Para que prosperaran estas enmiendas, el PP, que tiene 134 diputados (más tres de sus socios UPN y Foro Asturias) necesitaría alcanzar una mayoría simple, una aritmética que puede obligar a los grupos que rechazaron el proyecto en el Congreso a tener que apoyarlo si quieren impedir los cambios.

El PP no asimiló que el PNV apoyara los Presupuestos en el Congreso y una semana después facilitara el desalojo de Mariano Rajoy del Gobierno respaldando la moción de censura del PSOE. Tras ser apeado del Gobierno, anunció que el nuevo escenario le dejaba “las manos libres” para presentar enmiendas a sus propios Presupuestos, que habían sido asumidos por el PSOE como condición del PNV para apoyar la moción. Los cambios, introducidos en el Senado, donde los populares tienen la mayoría, suponían en principio una rebaja de inversiones de 35 millones en el País Vasco, de los 540 millones logrados por el PNV en la negociación política en el Congreso. La dirección del PNV calificó la decisión de los populares como “muy grave”. El proyecto del Gobierno de Rajoy fue aprobado con los votos del PP, Ciudadanos, el Grupo Vasco, Coalición Canaria y Nueva Canarias.

Las 44 enmiendas aceptadas por el Senado (17 del PP y 27 del PAR) suponen modificaciones por unos 175 millones de euros: 31 millones que detraen inversiones en el País Vasco derivadas de las enmiendas de los populares y 144 que, a instancias de los regionalistas, se destinan principalmente a infraestructuras en Aragón. La enmienda que mayor recorte supone es la de 26,6 millones de euros que estaban asociados al Servicio Vasco de Empleo y que el PP quiere reorientar a para financiar programas de mejora de transporte público en zonas despobladas, mediante convenios con comunidades autónomas.

La senadora del PNV María Dolores Etxano ha destacado las aportaciones de su formación al proyecto, como la subida de las pensiones, y ha negado que su partido haya roto el acuerdo presupuestario. “No teníamos un acuerdo de investidura con el PP, no votamos a la investidura de Rajoy, no hemos tenido un pacto de legislatura. Los acuerdos se circunscriben a un pacto presupuestario, que ha sido roto por el PP con la presentación de las autoenmiendas”, ha defendido en el debate.

Etxano se ha referido a las 21 enmiendas que originariamente presentó el PP, de las que dos estaban repetidas y otras dos fueron inadmitidas, y que pretendían afectar a 35.6 millones de las inversiones previstas para el País Vasco, pero que “después de los errores” se han quedado en 31 millones. “Las enmiendas con las que el PP quiere castigar a Euskadi” al PNV le generan “extrañeza e incomprensión” porque, según la senadora, “afectan al empleo y la investigación y carecen de trasfondo político”. En ese sentido, ha aludido los recortes al proyecto vasco de estudio de la energía de las olas Biscay Marine Energy Platform (Bimep). “Si lo que buscaban era saldar algún tipo de cuenta con el PNV, lo único que hacen es penalizar al conjunto de la ciudadanía vasca”, ha reprochado.

En la réplica, el portavoz del PP José Antonio de las Heras ha criticado el apoyo que el PNV dio a la moción de censura y ha afirmado que las “autoenmiendas” solo “rozan la epidermis”: “Y no son el pago de su traición". “La venganza se sirve en plato frío, y cuanto más tiempo pase, mejor”, ha advertido. De las Heras se ha encarnizado con el PNV, acusando a sus representantes de “egoístas”. “Solo piensan en lo mío, en lo mío y en lo mío. Y después, en lo mío”, ha reprendido.

Como ya hiciera el pasado 12 de junio en su primera comparecencia en el Senado, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha considerado que “no tiene mucho sentido que se pongan inconvenientes a la aprobación de los Presupuestos y mucho menos que el PP se autoenmiende”. La ministra, que ha asistido durante la mañana al debate, ha incidido en la incoherencia que representa el cambio de actitud del PP tras su salida del Gobierno y ha señalado que “lo importante es que los Presupuestos empiecen a entrar en vigor”.

Más información