Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Soledad Murillo, nueva secretaria de Estado de Igualdad

La profesora universitaria ocupó un cargo similar con Zapatero de 2004, desde el que impulsó las leyes de Violencia de Género y de Igualdad

Soledad Murillo.
Soledad Murillo.

La socióloga Soledad Murillo (Madrid, 1956) ha sido nombrada este viernes por el Consejo de Ministras y Ministros secretaria de Estado de Igualdad, un puesto que depende directamente de la vicepresidencia única que dirige Carmen Calvo. Es una responsabilidad similar a la que ya ocupó entre 2004 y 2008, cuando José Luis Rodríguez Zapatero la nombró secretaria general de Políticas de Igualdad. Fue la primera persona que tuvo una responsabilidad política en España en este área. El objetivo era luchar contra la violencia de género y establecer la igualdad real entre mujeres y hombres.

"Me siento muy afortunada por haber sido invitada a esta fiesta, por formar parte de un Gobierno que se puede medir de tú a tú con los países escandinavos", ha señalado en conversación telefónica con este periódico.

Esta profesora de Sociología, con carné del PSOE desde 2005, es una de las principales impulsoras e inspiradoras de Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género (2004) y de la Ley de Igualdad, aprobada por el Ejecutivo de Zapatero en 2007. Desde su nuevo puesto asegura que revisará las carencias en la implantación de ambas normativas. "Queremos restaurar los avances en términos legislativos y si hay que mejorarlos, se mejorarán", ha dicho.

Fue también una de las principales defensoras de la creación de un Ministerio de Igualdad, que ocupó por primera vez la socialista Bibiana Aido en 2008. Ahora ese ministerio depende directamente de la número 2 del Gobierno de Pedro Sánchez. Y eso, según Murillo, es una garantía de que "la agenda política no podrá desarrollarse sin políticas de igualdad". Entre sus prioridades, está la puesta en marcha del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Es un acuerdo que se firmó a finales de 2017 y que aún no se ha puesto en marcha.  "Mientras siguen los asesinatos de mujeres, que el acuerdo no se haya puesto en marcha aunque solo supone 200 millones de euros es una negligencia política enorme del anterior Gobierno", critica Murillo. También tendrán que poner en marcha la ley de Igualdad Salarial que el PSOE ha impulsado desde la oposición en el Congreso, como también hizo Podemos. 

Murillo tiene experiencia en política local, ya que fue concejala del PSOE en la oposición en el Ayuntamiento de Salamanca. Escribió un libro con Luis Mena “sobre los pasos que tiene que dar un equipo de investigación para hacer un buen proyecto”, Detectives y Camaleones. El grupo de Discusión, según se explica en esta web. Forma parte del Comité Antidiscriminación de la Mujer de Naciones Unidas, CEDAW, fundado en 1979.

Antes de que se conociera quién conformaría este nuevo Gobierno, en el que 11 de sus 18 integrantres son mujeres (61%), Murillo señaló en un reportaje de El País que la paridad no es un "gesto" sino “una obligación para democratizar el poder”. Ella tiene claro cómo se debería denominar a partir de ahora la reunión de los viernes del Gabinete: Consejo de Ministras y Ministros o Consejo Ministerial. "Es la inercia del lenguaje. Lo importante es que ha primado el talento", zanja.