Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Selectividad arranca este lunes con convocatoria extraordinaria en julio en 10 comunidades

En las pruebas de acceso a la universidad de 2018 la segunda lengua extranjera servirá para mejorar la puntuación; la validez de la nota de las asignaturas obligatorias será indefinida y la de los examenes para subir nota se guardará dos años

Estudiantes del IES Josep Miquel i Guarda, en el municipio de Alaior de Menorca, se examinan en 2017. FOTO: EFE / VÍDEO: ATLAS

Cerca de 300.000 alumnos se enfrentan estos días a la prueba de acceso a la Universidad, la antigua Selectividad o PAU, que desde el año pasado unas comunidades autónomas denominan EvAU (Evaluación de Acceso a la Universidad) y otras EBAU (Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad). Los estudiantes de Castilla-La Mancha serán los primeros en sentarse este lunes frente a los exámenes que supondrán el 40% de su nota para ingresar en la universidad (el otro 60% proviene de su calificación de bachillerato). Los de Andalucía, Cataluña y Galicia serán los últimos en examinarse y terminarán el 14 de junio. Este año ya son mayoría las comunidades autónomas que han adelantado la convocatoria extraordinaria de septiembre a julio (10 -más Navarra, a finales de junio- frente a seis que las mantienen tras el verano).

La prueba, muy parecida a la de 2017, incorpora además como novedad que los alumnos pueden examinarse de la segunda lengua extranjera que hayan cursado para mejorar su puntuación. La validez de la prueba general de acceso, con las asignaturas obligatorias, será además indefinida y la de subir nota se guardará dos años, como explica Julio Contreras, secretario ejecutivo de la Conferencia de Rectores (CRUE) y vicerrector de estudiantes de la Universidad Complutense de Madrid.

Cuándo son los exámenes. Castilla-La Mancha estrena las pruebas de 2018, con los exámenes el 4, 5 y 6 de junio. Ocho comunidades empiezan el 5 y terminan el 7 (Aragón, Asturias, Baleares, Castilla y León, Comunidad Valenciana, Extremadura, Madrid y Navarra). Canarias, La Rioja y País Vasco tienen la EvAU el 6, 7 y 8 de junio. Cantabria y Murcia dan a sus alumnos un fin de semana extra entre el primer día de examen, el viernes 8 de junio, y los dos finales, 11 y 12 de junio. Andalucía, Cataluña y Galicia celebran las pruebas el 12, 13 y 14 de junio. Los notas provisionales se publicarán antes del 29 de junio.

La convocatoria extraordinaria. En 2017 seis comunidades ya habían adelantado la convocatoria extraordinaria de septiembre, para que los alumnos puedan comenzar antes los trámites de ingreso en la universidad. Este año son 10 las que tendrán esos exámenes en julio: Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Comunidad de Madrid, País Vasco y Comunidad Valenciana. Navarra los celebrará el 27, 28 y 29 de junio. Andalucía, Aragón, Cantabria, Cataluña, Galicia, y Murcia los mantienen en septiembre.

Cómo son las pruebas. Los alumnos tienen prohibido entrar al aula donde se les examinan con dispositivos electrónicos como teléfonos móviles y smartwatch, y en comunidades como Galicia vigilarán también que lleven el pelo recogido y no introduzcan dispositivos auditivos con los que podrían copiar. Los exámenes, que tendrán como mínimo dos preguntas y como máximo 15, durarán 90 minutos. Las pruebas pueden contener preguntas abiertas y semiabiertas. El decreto que regula la EvAU permite también las preguntas tipo test, siempre que no cuenten para más del 50% de la nota de una asignatura.

Con qué nota se aprueba. La calificación de la EBAU o EvAU es una media aritmética de los resultados de cada examen. Para aprobar será necesario un 4 sobre 10. La puntuación de la prueba supone un 40% de la nota de acceso a la universidad. El otro 60% será la calificación media de los dos cursos de Bachillerato. Para acceder a un grado universitario el resultado de esa ponderación debe ser de al menos un 5. Los alumnos podrán hacer exámenes para subir nota hasta 14. Una noticia para aplacar los nervios de los estudiantes que se examinan estos días: de los 264.980 alumnos que se presentaron a las pruebas en 2017 aprobaron 230.530, es decir, el 87%.

Qué materias son obligatorias. Todos los alumnos deberán examinarse de Historia de España, Lengua Castellana y Literatura y primera Lengua Extranjera. Según la modalidad e itinerario del Bachillerato que hayan cursado, se examinarán además de Matemáticas, Latín, Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales y Fundamentos del Arte.

Cómo se sube nota. Se puede mejorar la nota examinándose de materias optativas de segundo curso (entre dos y cuatro, y podrá elegir las dos mejores calificaciones) o presentándose a sucesivas convocatorias de la prueba. Los alumnos de Ciencias pueden examinarse de Biología, Dibujo técnico II, Física, Geología y Química. Los de Humanidades y Ciencias Sociales de Economía de la Empresa, Geografía, Griego II, Historia del Arte e Historia de la Filosofía, y lo del Bachillerato de Artes, de Artes Escénicas, Cultura Audiovisual II y Diseño. Los alumnos este año pueden examinarse de la segunda lengua extranjera que cursen para mejorar su puntuación. Será sin embargo la universidad la que decida si incluye el resultado de esta prueba voluntaria en sus procesos de admisión. De la misma manera, los centros universitarios podrán fijarse en alguna materia en particular, más allá de la media obtenida (por ejemplo, en Medicina se fijarían en Física y no Latín).

Castilla y León reivindica un exámen único

Fernando Rey, consejero de Educación de Castilla y León, reivindica que todas las comunidades autónomas hagan el mismo examen de Selectividad. "Teóricamente hay un distrito único, en el sentido de que cualquier estudiante puede acceder a cualquier universidad de España, pero en la práctica hay 17 sistemas de bachillerato muy diferentes y la LOMCE ha ido empeorando las diferencias", sostiene el consejero. En algunos estudios con notas de corte altas y muy competitivos, como Medicina, según su tesis, la diferencia de exámenes perjudica a los alumnos de las comunidades "más exigentes a la hora de poner nota", entre las que incluye la suya. 

El consejero va a llevar la propuesta de examen único al ministerio después de analizar las pruebas de acceso de este año. Su hipótesis de partida es que en Educación "hay dos Españas, del centro hacia arriba y la del sur, el Levante y las islas". "En algunas comunidades las notas de los chicos vienen hinchadas", dice Rey. Aunque reconoce que en todas las comunidades el porcentaje de alumnos brillantes es similar, considera en que "el sistema está configurado para que unos salgan beneficiados en comparación con otros".

Comunidades como Galicia están a favor de la propuesta del consejero. Fuentes de la Xunta recuerdan que el examen único estaba contemplado en la LOMCE y defienden que se busque "una correlación más directa entre los resultados de la prueba de acceso a la Universidad y los resultados que demuestran informes como PISA, que sitúan a comunidades como Castilla y León (y también Galicia) en las posiciones altas de la tabla".

Extremadura, una de las aludidas del sur, defiende que "imponer un examen único de acceso a la universidad sería asumir la ausencia de la diversidad cultural y territorial del conjunto de las comunidades autónomas". "Ni es verdad que el sistema actual genera desigualdad, ni es cierto que las notas de la prueba de acceso a la universidad se inflen en Extremadura. Estas afirmaciones, que cada año se repiten por estas fechas, están cargadas de prejuicios y faltas de rigor", zanjan fuentes de la Junta de Extremadura.

Julio Contreras, secretario ejecutivo de la Conferencia de Rectores (CRUE), coincide con estas fuentes en que en faltan datos que demuestren las ventajas de una prueba única y la supuesta discriminación de alumnos de algunas comunidades. "Encantados de hablar con cualquier comunidad que quiera hacer un debate serio y profundo, pero de momento no lo hemos visto", insiste.

CRUE universidades recuerda que "el pasado año se alcanzó un consenso con el Gobierno sobre la EvAU que costó mucho cerrar y que fue el mejor posible para el conjunto de la comunidad educativa". Contreras señala además las dificultades de establecer una prueba única para evaluar 17 sistemas de bachillerato distintos y subraya que dentro de una misma comunidad hay resultados diferentes en función del centro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información