Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iglesias insiste a Sánchez en entrar en el Gobierno

Los diputados de Podemos y sus confluencias celebran entre gritos de "¡sí se puede!" en el hemiciclo el éxito de la moción de censura contra Rajoy

Pablo Iglesias e Irene Montero en el Congreso este jueves.

Entre gritos de "¡Sí se puede!" Podemos ha festejado el éxito de la cuarta de moción de censura de la democracia y final del Gobierno de Mariano Rajoy. El abrazo en el hemiciclo de Pablo Iglesias al nuevo presidente, Pedro Sánchez, ha evidenciado la mejora de la sintonía entre ambos como ya se pudo comprobar en el primer día de debate de la moción. "Hoy es una gran noticia, estamos muy orgullosos de enviar al PP a la oposición, donde deben estar", ha afirmado el secretario general de Podemos. Iglesias ha trasladado que la moción "no es de ningún partido sino de los ciudadanos que no perdieron la esperanza como las mujeres del 8-M y los pensionistas que rodearon el Congreso".

El ambiente de celebración en Podemos y sus confluencias -prueba de la trascendencia que otorgaban a la jornada fue la presencia en la tribuna de invitados de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como de líderes territoriales de Podemos como Xavier Domènech (Cataluña) y Ramón Espinar (Madrid)- no les ha hecho olvidar cuál será una de sus reclamaciones al Ejecutivo entrante: formar parte de él. "Ahora toca responsabilidad, espero que Sánchez sea capaz de armar un Gobierno fuerte y estable. Espero que no pretenda gobernar con 84 diputados", ha expresado Iglesias, que se ha mostrado "a disposición de lo que decida el nuevo presidente del Gobierno" en respuesta si estaría dispuesto a entrar en el Gobierno. Iglesias y Sánchez han quedado en hablar en los próximos días. "Tiene que tomarse un tiempo para reflexionar. Creo que se merece unas horas para hacerlo". Frente a la posibilidad de celebrar elecciones lo antes posible como exigía Ciudadanos Iglesias es partidario de un Gobierno progresista que acabe la legislatura. A poder ser, entrando en el Ejecutivo. "Tiene que formar un Gobierno fuerte para no defraudar", ha pedido Íñigo Errejón, candidato de Podemos a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2019.

Antes y después de la votación de la moción Iglesias ha vuelto a exhortar a Sánchez a que el nuevo Gobierno de España no esté formado únicamente por el PSOE. Una propuesta que en la dirección de Podemos reconocen muy improbable, al menos a corto plazo. Es más, Podemos tiene asumido que, al menos a corto plazo, no entrará en el Ejecutivo. "Espero que Sánchez comprenda que es casi imposible gobernar con 84 diputados y que España necesita un Gobierno estable, fuerte, que transmita garantías a la UE de que pueda implementar con una mayoría parlamentaria de al menos 156 diputados un programa de gobierno progresista", ha reiterado su mensaje de los últimos días. Esa suma de diputados, a 20 de la mayoría absoluta en la Cámara, saldría de la unión de PSOE (84), Unidos Podemos (67) y Compromís (4). El líder de Podemos ha recalcado a lo largo de la semana que el respaldo de esos 156 parlamentarios superaría al del Ejecutivo saliente del PP, que disponía de 137 escaños.

La intención del séptimo presidente y tercero del PSOE desde la restauración de la democracia es encabezar un Ejecutivo socialista con apoyos externos. "Los gobiernos monocolores tienen que pasar a la historia", ha sentenciado. Iglesias ha recordado que en las últimas elecciones generales del 26-J en 2016 "cinco millones" de ciudadanos votaron al PSOE y otros cinco a Unidos Podemos y las confluencias. Los socialistas obtuvieron 5.443.846 votos (22,63%) frente a los 5.087.538 (21,15%) de Podemos y sus aliados, que no lograron el sorpasso. "No puedo consentir que Rajoy se burle de mi candidato a la presidencia del Gobierno. Tiene que tener dignidad. Su obligación es presentar un programa de Gobierno. No puede decir que su programa de Gobierno son los presupuestos del PP", instó Iglesias al nuevo presidente en su defensa de la moción en el hemiciclo.

Las primeras decisiones que tome Sánchez determinarán la relación inmediata entre los dos modelos de izquierdas que compiten por la hegemonía en España. Si Podemos no entra en el Gobierno, estará en la oposición, es el mensaje que traslada la dirección del partido. "Yo quiero pensar que será responsable y tratara de organizar un Gobierno integrador, un Gobierno que dé estabilidad a España, un Gobierno que asuma los retos de país en una época posterior a la corrupción", ha insistido Iglesias. Su argumento es que es lo que los ciudadanos le pidieron a los partidos. "Nos pidieron que hablemos, que nos pongamos de acuerdo".

La dirección de Podemos es consciente de la irrelevancia en la que pueden caer con el partido que más tiempo ha gobernado el país desde la restauración de la democracia instalado de nuevo en La Moncloa. La experiencia de Gobierno del PSOE, sea estatal, autonómica o municipal, queda muy lejos para una formación que surgió en 2014 y cuyo bagaje se reduce de momento a los denominados Ayuntamientos del cambio y un papel secundario en el Gobierno que Emiliano García-Page preside en Castilla-La Mancha.

A la complejidad política se añaden unas previsiones económicas inciertas tras años de bonanza. La subida del precio del petróleo, en unos niveles que no se daban en la legislatura (a mediados de mayo superó los 80 dólares, lo que no se producía desde 2014), unida a la posible pérdida de estímulos financieros y una futura subida de tipos, entre otros factores internos y externos, dificulta una recuperación marcada por la desigualdad, como advierten desde la UE y organizaciones sociales.

Rectificación con Ciudadanos

El líder de Podemos ha valorado la distancia que ahora separa al PSOE de Ciudadanos. "Sánchez ha rectificado. Pidió perdón al confiar en Ciudadanos, ha reconocido que hace dos años se equivocó al confiar en un partido de extrema derecha... Ha dicho que su aliado ya no es Ciudadanos y que está dispuesto a aliarse con nosotros. Ojalá continúe por ese camino", ha recalcado Iglesias. "El PSOE se ha dado por fin cuenta de que los números daban como nosotros decíamos y de que Ciudadanos es una formación política de extrema derecha. Hay que buscar las alianzas por la izquierda y dialogando con las fuerzas políticas vascas y catalanas", ha añadido.

"La bola entró. Ha sido difícil pero otro gobierno ha sido posible y con una mayoría superior a la que tuvo Rajoy", ha añadido Joan Baldoví, portavoz de Compromís.

Más información