Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy rechaza dimitir porque hacerlo supondría reconocer responsabilidades en Gürtel

El presidente esperará al desenlace de la votación de mañana viernes

En vídeo, Cospedal anuncia que Rajoy no dimitirá.

Dimitir supondría asumir que existió una caja b de financiación ilegal en el PP como sostiene la sentencia del caso Gürtel. Mariano Rajoy no reconoce así ninguna tacha en su actuación, por lo que no dimitirá, sino que aguardará a que el Parlamento le saque este viernes de la presidencia del Gobierno gracias al triunfo de la moción de censura presentada contra él por el socialista Pedro Sánchez. Rajoy se defendió ayer en la sesión matinal del debate, pero sobre todo atacó a Sánchez, a quien acusó de intentar llegar al poder sin haber ganado unas elecciones.

Las intervenciones de Rajoy en respuesta a Sánchez dejaron claro que no piensa dimitir. “Un dirigente dimite cuando pierde el apoyo de los ciudadanos o de la Cámara y yo tengo el apoyo de los ciudadanos y, de momento, de la Cámara”. El apoyo del Congreso lo perderá en la mañana de este viernes, pero prefiere ser desalojado del poder con la confluencia del voto de distintas fuerzas políticas a dimitir ya, lo que significaría que asume alguna culpa por la trama de corrupción.

Esta es la explicación que ofrecen fuentes del entorno del presidente después de que hasta media tarde saltasen todo tipo de especulaciones sobre su posible dimisión, una vez que el anuncio del apoyo del PNV a Sánchez garantizaba el éxito de la moción. Esos rumores procedían de las filas del propio PP y del Gobierno, al considerar que aún era posible que el partido no perdiese el poder. No lo vio así Rajoy. por lo que la ministra de Defensa y secretaria general de la formación, María Dolores de Cospedal, cortó esa posibilidad. “Mariano Rajoy no va a dimitir”, proclamó la número dos.

Sin acudir al Congreso

Este desmentido se produjo en ausencia de Rajoy, quien no acudió por la tarde al Congreso. Su equipo, incluida la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, justificó la decisión al no ser el protagonista en la sesión de la tarde, sino Sánchez, encargado de responder a los portavoces de los distintos grupos.

Rajoy cree que no tiene ningún motivo para dimitir. Ello hubiera desactivado la moción de censura, como le pidió Sánchez, y le hubiese situado como presidente en funciones mientras se buscaba otro candidato. “La dimisión no garantiza que el PP continúe al frente del Gobierno”, reconoció Cospedal sin ambages.

Dirigentes del PP y del Gobierno defendieron que su jefe de filas debía haber intentado convencer a Ciudadanos y al PNV de que apoyase a otro candidato popular, pero Rajoy no lo consideró factible. Por tanto, si no hay ninguna decisión de última hora, que este jueves por la noche se descartaba, dejará de ser presidente del Gobierno el viernes porque triunfará la moción de censura.

En los últimos días, el jefe de Ejecutivo ha vivido en un torbellino. Ha pasado de estar convencido de que la moción iba a quedar en nada a verse desalojado del poder. Hasta el martes no podía creer que Sánchez fuese a sumar los apoyos suficientes para que triunfara su iniciativa. No podía imaginar que el PNV le iba a dejar caer ni asumió que los peneuvistas no podían ser el sostén de su Gobierno si el resto de la Cámara y, sobre todo, el PDeCAT votaban a favor del candidato socialista.

“Usted ha presentado una moción de censura a los españoles porque no le han querido en las urnas”, acusó a Sánchez. Rajoy se negó a aceptar el motivo de la moción, ya que ni él ni su partido han sido condenados por los tribunales. Sin embargo, la sentencia del caso Gürtel sí condena al PP como responsable a título lucrativo. Como despedida, Rajoy dejó en el Diario de sesiones una cadena de advertencias y consecuencias graves que, a su entender, tendrá el Ejecutivo de su adversario, del declive de la situación económica de España a concesiones a los independentistas. “Usted no puede gobernar porque no ha ganado unas elecciones”, le dijo a Sánchez como adiós. Pero Sánchez gobernará.

Más información