Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un perro destroza la cara de un niño de cuatro años en Valencia

El niño golpeó con una espada de plástico al animal, de una raza considerada peligrosa

ATLAS

Un niño de cuatro años ha sufrido la mordedura de un perro en la cara en Daimús (Valencia), según informa la prensa local. El ataque se produjo el pasado sábado cuando el niño estaba solo con el animal, propiedad de unos amigos de la familia, y sin la vigilancia de sus padres ni de ningún adulto. Desde entonces, el pequeño se encuentra ingresado en la Fe de Valencia, donde fue operado de urgencia. Ya ha empezado a tomar líquidos.

Según informa el diario Levante, el menor estaba el sábado, sobre las tres de la tarde, jugando con el perro, un ejemplar mestizo, cuando golpeó al animal con una espada de plástico de juguete. El animal se abalanzó sobre él, y le destrozó la cara de un bocado. En la cartilla del perro, según el mismo diario, figuraba como de raza mixta, no como perro peligroso.

Sin embargo, según fuentes de la investigación, el animal "parecía un american stanford" y, por el tamaño de su mandíbula y por su mordedura, debería haber estado registrado como potencialmente peligroso. El American Stanford es un perro de pelea originario de EE UU y una de las ocho razas que la legislación española considera "potencialmente peligrosas" —pit bull terrier, staffordshire bull terrier, american staffordshire terrier, rottweiler, dogo argentino, fila brasileiro, tosa inu y akita inu. Los perros peligrosos, además de otros requisitos para su tenencia, deben poseer un seguro de responsabilidad civil.

Los hechos ocurrieron en un domicilio particular, por lo que el animal no tenía la obligación de llevar bozal. Según detalla Las Provincias, ambos estaban en el porche de la vivienda, ubicada en la playa de este municipio.

La madre y una vecina llevaron al niño al hospital Francesc de Borja de Gandía, desde donde lo trasladaron a la Fe de Valencia debido a la gravedad de sus heridas. Allí, fue operado de urgencia y continúa ingresado. Se recupera poco a poco y ya ha empezado a tomar líquidos. La Guardia Civil, que acudió al domicilio tras la alerta del 112, ha abierto una investigación para esclarecer lo sucedido con la colaboración del Seprona.

El perro, tal y como detalla el mismo diario, fue aislado y trasladado hasta la protectora de animales Spama de Gandia, donde permanecerá hasta que se determinen las causas exactas del incidente.  Al parecer, el animal es propiedad de una pareja amiga de los padres del niño, que también estaban en la misma casa que ellos. Según Las Provincias, ambas parejas se habían trasladado a la casa porque los padres del niño se iban a mudar y les iban a ayudar con la mudanza.

Más información