Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aumenta el número de españoles que viven solos

El 42% de los hogares unipersonales están formados por mayores de 65 años

Una mujer teje mientras habla por teléfono en su casa.
Una mujer teje mientras habla por teléfono en su casa.

Cada vez hay más españoles que viven solos. Los hogares unipersonales fueron los que más crecieron en 2017, un 1,1% respecto al año anterior, seguidos muy por detrás (0,3%) de los hogares con cinco o más miembros, según datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística. El aumento, aunque es inferior al que se registró en 2016, refuerza la tendencia al alza de este tipo de hogares que ascienden a 4.687.400, un 25% del total.  

En concreto, en España una de cada diez personas no comparte techo y de ellas, el 42% son mayores de 65 años, principalmente mujeres. De hecho, el número de hogares unipersonales en esta franja de edad subió un 1,4%, una cifra 0,3 puntos por encima de la global. Si se tiene en cuenta el estado civil, el 58% de los hombres que integran un hogar de estas características está soltero, mientras que en el caso de las féminas la mayoría son viudas.

A pesar de este crecimiento, los hogares integrados por dos miembros volvieron a ser los más frecuentes en 2017 y llegaron a los 5.620.700, lo que supone un 30% del conjunto. Les siguen, por este orden, los hogares unipersonales, los de tres y cuatro personas y, por último, los de cinco o más miembros.

Con independencia del número de personas que integren el hogar, los constituídos en torno a parejas, tengan o no hijos, son los que más abundan y representan el 56% de los casos 10.278.322. Una situación que aumentó un 1,8% en 2017. Por el contrario, los hogares monoparentales descendieron un 6,2% respecto al año anterior, en especial en el de los compuestos por un hombre con hijos, en los que la caída llegó al 16,4%.

Jóvenes, o con los padres o en pareja

Respecto a los más jóvenes, la falta de emancipación es la principal lectura que se extrae del estudio, realizado entre 52.881 hogares. Más de un tercio de las personas entre 25 y 34 años no se había independizado en 2017 y más de la mitad de los menores de 29 años vivía con sus padres (52%). Entre los 30 y los 34 años, esta situación se da en el 24% de los casos.

Una vez que se abandona el hogar familiar, la opción mayoritaria es vivir en pareja. Apenas el 7% de los jóvenes de entre 25 y 29 años consigue vivir en soltario, un porcentaje que asciende al 12% en personas en los primeros años de la treintena. 

En total, el número de hogares aumentó en 2017 y pasó de 18.406.100 a 18.472.800, lo que supone un 0,4% más. Por regiones, Ceuta y Melilla registaron el mayor crecimiento, con un 1,9%, seguidas de Cataluña, con un 1,1%. Las dos ciudades autónomas son también las que cuentan con más hogares integrados por más de tres personas.  

Más información