Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me la pela tu puta hija. Como haya más gente te abro la cabeza”

Un agente de la Guardia Civil que agredió a un antitaurino por saltar a una plaza de toros, condenado a pagar una multa

Un Guardia Civil amenaza y agrede a un hombre por saltar a una plaza de toros para protestar.

Un agente de la Guardia Civil ha sido condenado en San Lorenzo del Escorial (Madrid) a pagar una multa de seis euros diarios durante cuatro meses y medio (810 euros en total) por agredir y amenazar a un hombre que saltó a la plaza de toros de la localidad madrileña de Valdemorillo para protestar contra la Tauromaquia. La víctima grabó el suceso con un reloj de pulsera con una cámara oculta integrada, lo que también ha servido al juez del Juzgado número 2 de San Lorenzo del Escorial para condenar al agresor. El agente deberá también pagar 600 euros de indemnización por los daños causados. El condenado está pendiente de ser juzgado por la justicia militar.

Los hechos ocurrieron el 6 de febrero de 2017, cuando Óscar Del Castillo saltó al ruedo, como otra tantas veces, para "protestar pacíficamente por el maltrato taurino". Cuatro agentes lo detuvieron y le acompañaron a una zona cercana de la enfermería del coso. Una vez allí, apunta la sentencia, uno de los agentes le amenazó y le golpeó con el objetivo de que dijera si había acudido a protestar con más personas. "Te lo juro por mi hija que no hay nadie", le aseguró Del Castillo. "Me la pela tu puta hija. Qué me digas cuanta gente hay", le respondió el agente. Los otros guardias civiles han negado la versión de Del Castillo.

"Es que te voy a reventar la cabeza", le gritó el agente mientras le golpeaba en la cara, el rostro y el costado. Del Castillo fue tratado durante 15 días a causa de un traumatismo cráneo encefálico, contusiones faciales múltiples, un hematoma en el malar izquierdo y dolor cervical. En el vídeo, la cámara no enfoca a los agentes, por lo que lo único que puede apreciarse es la conversación que los agentes tuvieron con el agredido. La defensa consideró que vídeo que la abogada de Del Castillo presentó estaba manipulado, por lo que la policía científica de Tres Cantos (Madrid) tuvo que realizar un análisis de archivo. Los resultados de la investigación indicaron que su contenido es auténtico y que fue creado el mismo día del suceso. 

Otro agente que llegó al lugar de los hechos después, ha testificado que la víctima tenía la cara "roja" y pedía que no le pegasen. Además, otros amigos de Del Castillo que estaban en la plaza también declararon que su amigo tenía el rostro "hinchado" y que tenía signos de haber recibido un golpe fuerte en la nariz, ojo izquierdo y un pómulo, relato que coincide con el informe médico del servicio de urgencias donde acudió la víctima tras la agresión.

Del Castillo ha asegurado que nunca ha tenido problemas con otros agentes que le han detenido y sacado de otras plazas de toros a las que también ha saltado. En 2016, abordó el albero de la Plaza de Las Ventas (Madrid) y, cuando fue esposado, un taurino le golpeó en la cara y le rompió un diente. De Castillo ha explicado que, normalmente, salta a los ruedos antes de que comience la corrida, de forma pacífica para no poner en peligro al torero.

Más información