Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSC, Podemos y PNV critican el envío a prisión de los líderes del ‘procés’

Turull pide que se mantenga el pleno este sábado aunque no pueda ser investido president de la Generalitat

Jordi Turull, a su llegada al Supremo. Ampliar foto
Jordi Turull, a su llegada al Supremo. AP

La decisión del juez Pablo Llarena de mandar a prisión sin fianza a significados líderes del procés como Jordi Turull, candidato a la presidencia de Cataluña, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsejeros Raül Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa ha sido criticada, además por los independentistas, por el PSC, el PNV y Podemos. El magistrado del Tribunal Supremo ha reactivado la orden de detención para Carles Puigdemont y los otro cuatro exconsejeros huidos en el extranjero. La medida también afecta a Marta Rovira, secretaria general de ERC, que no ha comparecido en el Supremo y ha huido a Suiza.

“Estoy bien porque estoy convencido de lo que he hecho, que ni es delito ni he hecho ningún mal a nadie”, se ha pronunciado Turull en redes sociales antes de su ingreso en la cárcel madrileña de Estremera. El candidato a presidir la Generalitat solicitado al presidente del Parlament, Roger Torrent, a través de su abogado que mantenga el Pleno de este sábado, en el que se va a celebraría la segunda jornada de la sesión de investidura. Ciudadanos, PSC y PP han pedido que se desconvoque. “El único motivo para mantenerlo sin candidato es aumentar la confrontación social y el choque institucional. Necesitamos seny y un Gobierno que respete las leyes y a todos los catalanes”, ha dicho Inés Arrimadas, candidata de Ciudadanos a la presidencia de Cataluña.

En un comunicado hecho público minutos después de las ocho de la tarde, el PSC ha valorado como "desproporcionadas" las medidas cautelares impuestas a los líderes independentistas procesados que implican su entrada en prisión. Aunque también apuntan los socialistas catalanes a la huida de la justicia de algunos acusados como la causante de la decisión del juez Llarena. "El hecho de que algunas de las personas encausadas hayan rehuido la acción de la justicia puede explicar la decisión judicial que hemos conocido hoy", indica el texto, en el que el PSC reclama que se suspenda el Pleno de mañana sábado y Roger Torrent abra una ronda de consultas el próximo lunes para volver a buscar un candidato a la presidencia de la Generalitat. El partido que representa al PSOE en Cataluña pide una solución política al problema catalán y llama a la calma a los ciudadanos.

“Es indecente que mientras los corruptos disfrutan de la más escandalosa impunidad, dirigentes catalanes vayan a la cárcel o se exilien”, se ha mostrado muy crítico Pablo Iglesias. “Queremos a Catalunya en una España fraterna. El conflicto catalán se debe resolver políticamente, con diálogo y escucha, no a la fuerza”, ha abundado el secretario general de Podemos. Íñigo Errejón también ha cuestionado el fallo del juez del Tribunal Supremo: “Una decisión que lamentaremos todos por años. Hay una España que no es así, que sabe que la convivencia se basa en el acuerdo y no en la venganza”, ha expresado el secretario de Análisis Estratégico y Cambio Político.

El PNV ha calificado como "nefasta la actual judicialización de la política" y considera que es el "mayor indicador del fracaso del diálogo político". "Demandamos que las instituciones catalanas dejen de estar tuteladas por la judicatura española", ha exigido en un comunicado tras su asamblea nacional en Bilbao.

El PSOE respaldó este viernes por la mañana el procesamiento de la cúpula independentista por rebelión que decidió el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena. La dirección de los socialistas considera que los separatistas han llevado a Cataluña al “desastre” y han pretendido situarse por encima de las leyes. “Estos son los efectos de cuando no se entiende cómo funciona la democracia. La democracia nos obliga a cumplir todas las normas”, afirmó en comparecencia de prensa en Ferraz la número cuatro de la ejecutiva socialista, Carmen Calvo.

La dirección del PSOE veía bien fundamentado el auto de Llarena y cree que los separatistas han tenido un comportamiento irresponsable contra el que ahora actúa la firmeza del Estado de Derecho. “Son responsables de ese desastre, aman muy poco a Cataluña los independentistas. Así que a nadie le puede extrañar que ahora estén enfrentando delitos graves que forman parte de la responsabilidad que asumen los cargos públicos en el ejercicio de los mismos”, razonó Calvo.

Horas antes de conocerse la decisión de Llarena Junts per Catalunya, ERC, la CUP y los comunes han aprobado una declaración parlamentaria de apoyo a los “representantes electos del pueblo” catalán “citados a declarar y procesados por su actividad política e institucional”. Además criticaron lo que entienden como “represión” por parte del Estado contra las instituciones catalanas y en apoyo a los encausados por el proceso soberanista. “Defendemos la dignidad y la soberanía de nuestra institución y denunciamos la intolerable situación de judicialización de la política”, añadía el escrito. La iniciativa fue rechazada por Ciudadanos, PSC y PP.

Más información