Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los viajes en el tiempo del diputado Rufián

¿Y si en su regreso al futuro el parlamentario de ERC deviene en constitucionalista?

Gabriel Rufián, a la izquierda y Marty McFly, a la derecha.
Gabriel Rufián, a la izquierda y Marty McFly, a la derecha.

En Regreso al futuro, la afamada película escrita y dirigida por Robert Zemeckis en 1985, el joven Marty McFly, de 17 años, lleva una existencia anodina junto a su novia Jennifer. Sus problemas son una familia en crisis y un director deseoso de expulsar al joven del instituto. McFly intenta hacer todo lo posible por revertir esta situación y aparentar normalidad. Pero todo le sale mal. Amigo del excéntrico profesor Emmett Brown, Doc, una noche le acompaña a probar su nuevo experimento: viajar en el tiempo utilizando un DeLorean DMC-12 modificado. Es una investigación arriesgada, sin duda, pero puede aportarles un enorme éxito en el futuro. Sin embargo, la prueba sale peor de lo esperado: unos traficantes de armas asesinan al científico. Marty se refugia en el coche, que le transporta desde 1985 a 1955. Allí impide, a su pesar, que sus padres se conozcan y se verá obligado a hacer todo lo necesario para que se enamoren. De lo contrario, él jamás podrá regresar al momento actual porque nunca habrá existido.

Esta mañana temprano, Gabriel McRufian perfectamente maqueado, jersey negro, americana gris, cara de malote y tono mitinero, llegó al Congreso al volante de su DeLorean tuneado para preguntarle al ministro del Interior por la actuación de la Guardia Civil el pasado 15 de marzo en su registro de la sede de Òmnium Cultural en busca de pruebas del uso de dinero público para organizar la consulta del 1-O. Acusó McRufian desde la que, le recordó el ministro Zoido, no es su casa (ya que pensaba abandonarla después de la proclamación de la república catalana) a la Guardia Civil de haber detenido, que no retenido como se hace siempre durante los registros policiales, a diez trabajadores de la entidad cultural independentista. Y entre réplica y contrarréplica, otra vez el franquismo, las teorías de la conspiración, el Estado de derecho, el papel de la justicia… conceptos que se van a quedar vacíos de tanto usarlos.

Al contrario que McFly, el diputado de ERC se subió en su DeLorean no para asegurar el presente, sino para cambiarlo.

Hay que tener mucho cuidado con los viajes en el tiempo porque parece que McRufian se equivocó de época. Buscaba una Benemérita fiel a la república si/no declarada el 27 de octubre de 2017 pero su coche se desvió. Quizá su DeLorean le llevó al 19 de julio de 1936, cuando el general José Aranguren Roldán, máximo responsable de la Guardia Civil, mantuvo su fidelidad a la República, optó por defender la democracia, e impidió que el alzamiento militar triunfara en Barcelona. McRufian buscaba a Aranguren pero se encontró con Diego Pérez de los Cobos y el “troll” Daniel Baena.

Conviene ser prudente con el flux capacitor (condensador de flujo, componente principal de la máquina del tiempo del profesor Brown), porque cuando se cambia el pasado no se sabe qué nos puede deparar el presente. ¿Y si en ese futuro modificado McRufian deviene en constitucionalista y esta pregunta al ministro no se ha presentado? Cosas más raras se han visto.

Si el lector quiere conocer la figura del general Aranguren, la novela de Lorenzo Silva Recordarán tu nombre (Destino) es una lectura muy recomendable.

Más información