Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Societat Civil Catalana suspende su acto de Madrid por el mal tiempo

La organización pospone para dentro de unas semanas el encuentro que pretendía celebrar en la capital

José Rosiñol presidente de SCC, tras suspender el acto en Madrid. Ampliar foto
José Rosiñol presidente de SCC, tras suspender el acto en Madrid.

Societat Civil Catalana (SCC) ha suspendido por el mal tiempo el acto que tenía previsto celebrar este mediodía en Madrid bajo el lema Dos colores, un sentimiento en contra del procés independentista en Cataluña. La organización ha decidido posponer el acto a las 11.30, cuando faltaba media hora para el inicio de la concentración. A esa hora nevaba sobre la plaza de Colón. Aunque finalmente ha escampado y unas 200 personas, la mayoría de avanzada edad, se han congregado alrededor del escenario montado bajo la bandera de España instalada en la plaza, SCC ha decidido aplazar el acto ante la imposibilidad de que llegaran autobuses de simpatizantes retenidos por la nieve en las vías de entrada a la capital.

"Disculpadnos porque este tiempo nos ha impedido hacer este acto. Teníamos muchísimas ganas de hacerlo, habíamos preparado un acto muy emotivo y sentimental. Pero solo se pospone: la semana que viene os diremos qué día os convocaremos otra vez, quizás en la plaza de Colón", se ha excusado el presidente de SCC, José Rosiñol. Entre los ponentes que estaban confirmados en el acto de Madrid figuraban Albert Boadella y Tomás Guasch, presidente y ministro de deportes de Tabarnia; Luis Cabo, exdirigente del Partido Comunista; Javier Vega de Seoane, presidente del Círculo de Empresarios; y Lidia Falcón, presidenta del partido feminista. Alicia Sánchez Camacho, diputada del PP y expresidenta del partido en Cataluña, estaba entre los asistentes al acto en el centro de Madrid.

El objetivo del encuentro era, según Rosiñol, que “se visualizara la unión en la diversidad” y el "proyecto común que es España y Europa del que forman parte todos los ciudadanos españoles. El fomento de la "convivencia y concordia" en Cataluña también estaban entre los fines de los organizadores. Aunque la mejora del tiempo no ha animado a la organización a celebrar el acto, los simpatizantes que aguardaban en los bares cercanos a que saliera el sol se han entretenido curioseando y comprando merchandising en alguna de las cuatro casetas de SCC. Los paraguas con los colores rojo y amarillo se vendían a cinco euros. Igual que unas camisetas blancas con el mensaje "España suena bien. Vívela". Las banderas de la UE se vendían "a la voluntad", según una de las encargadas.

Una furgoneta de color naranja y con el lema "Embajada móvil de Tabarnia en el exilio" estaba aparcada a unos metros. El vehículo de la plataforma que propone segregar comarcas de Barcelona y Tarragona de la Cataluña independentista ha sido uno de los objetos que más admiraban los manifestantes, entre los que había banderas de España, senyeras y también banderas de Ciudadanos y la Guardia Civil. Partidarios del partido derechista Vox, han aprovechado la convocatoria para repartir folletos en la plaza de Colón.

Este domingo SCC se manifestará en Barcelona con el mensaje Ahora más que nunca, seny. "Reivindicaremos una Cataluña de todos, una Cataluña española, catalana y europea", ha explicado su máximo responsable. Habían confirmado su presencia como ponentes en la concentración de Barcelona Manuel Valls, exprimer ministro de Francia; el fiscal anticorrupción Carlos Jiménez Villarejo; y Jordi Cañas, exdiputado de Ciudadanos.