Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cientos de miles de personas se lanzan a la calle en una movilización feminista sin precedente

Multitudinarias manifestaciones transcurren por las ciudades de todo el país

La manifestación de Madrid por el 8 de Marzo, a su paso por la Plaza de Cibeles. Ver fotogalería
La manifestación de Madrid por el 8 de Marzo, a su paso por la Plaza de Cibeles.

Cientos de miles de personas se han lanzado este jueves a las calles de España para reclamar la igualdad real entre hombres y mujeres. En una jornada que todos los asistentes coinciden en calificar como histórica, el movimiento feminista ha logrado una movilización sin precedentes con cientos de concentraciones en todo el país, una huelga general, paros parciales secundados por más de cinco millones de trabajadores y manifestaciones multitudinarias por la tarde. "Paramos para cambiar el mundo", se ha escuchado en Barcelona, durante una marcha que ha reunido a más de 200.000 ciudadanos, según la primera estimación de la Guardia Urbana. "No estamos solas, faltan las asesinadas", reza una pancarta en Sevilla. Más de 600 metros separan en Madrid la cabecera del final.

Madrid: "Esta es una huelga revolucionaria"

El color violeta lo impregna todo en la manifestación de Madrid. "He venido porque aún falta mucho camino por recorrer en materia de igualdad", cuenta Rocío Dos Santos, de 37 años, que se ha sumado este jueves a la marcha en la capital. Una concentración que ha salido de la estación de Atocha y que tiene previsto finalizar en la plaza de España, tras recorrer unos tres kilómetros. "Lo importante es la educación, yo como madre quiero educar a mis hijas como mujeres fuertes", añade Dos Santos, madre dos niñas. A pocos metros, camina Paloma Regueiro, una educadora social de 55 años de Rivas (Madrid): "Esta es una huelga revolucionaria", sentencia.

Según la Delegación del Gobierno, más de 170.000 personas se han sumado a la marcha. "Cada vez que nosotros mejoramos, los hombres también lo hacen", dice, rotunda, María Jesús Rivas, de 66 años. "La razón de venir a esta huelga es reivindicar y pedir a las mujeres y los hombres del país que se sumen a defender nuestros derechos", continúa la sexagenaria, que se ha sumado a una manifestación histórica. "Estamos aquí para reivindicar todos los derechos que nos quedan por alcanzar. Tanto en el trabajo como en casa. Queremos una igualdad real", comenta Marta Escobar, de 23 años y graduada en Filosofía.

Julián es un funcionario de 53 años y José María, jubilado de 60, lo fue. Los dos se han sumado también a la movilización: "Estamos aquí para apoyar a las mujeres, que evidentemente están discriminadas". ¿Un ejemplo? "Los chistes de mujeres que nos estamos contando todo el rato".

Tanto PSOE como Unidos Podemos se han volcado con la marcha, a la que ha asistido la alcaldesa, Manuela Carmena. "Estamos aquí porque, sin el reconocimiento y el respeto de nuestros derechos, no hay democracia. Queremos igualdad de trato y de oportunidades, igualdad real, que no teórica", ha recalcado Carmen Calvo, secretaria de Igualdad de los socialistas. "Estamos aquí porque millones de mujeres hemos dicho 'basta ya'. Queremos una sociedad y unos países democráticos, justos y donde todas tengamos nuestros derechos básicos garantizados", ha insistido Irene Montero, portavoz en el Congreso de Unidos Podemos. Ciudadanos también ha asistido a la manifestación, donde ha denunciado que les han "increpado" y "acosado". El PP, en cambio, no ha acudido.

Cataluña: "No es una fiesta, nos están matando"

Cientos de miles de personas han llenado este jueves el Paseo de Gràcia de Barcelona, donde ha discurrido la manifestación del 8-M contra la desigualdad de género y la violencia machista. Más de 200.000, según la Guardia Urbana. La multitud ha sobrepasado las previsiones de los organizadores que, bajo el lema Ens aturem per canviar-ho tot [Paramos para cambiarlo todo], han tenido que arrancar varias calles por debajo de lo previsto para que pudieran incorporarse las centenares de ciudadanas que salían de las bocas de metro para unirse a la marcha. Han portado carteles, han entonado cánticos y han lanzado globos morados, pero la marcha ha tenido un claro tono reivindicativo. "No es una fiesta, nos están matando", advertía la pancarta que portaba una manifestante.

A la marcha han acudido representantes de varios partidos políticos, entre ellos, el presidente del Parlament, Roger Torrent. Pero su presencia ha quedado muy eclipsada por la marea que ha avanzado por una de las principales vías de la capital catalana. "Me gusta esta manifestación porque todas nos expresamos de la forma que queremos pero con el mismo mensaje", ha asegurado Marina, que se ha desplazado de Mataró para acudir a la manifestación.

Andalucía: "El machismo es terrorismo"

"No estamos solas, faltan las asesinadas", reza la pancarta que abre la manifestación en Sevilla que ha congregado a miles de personas. Más de 120.000, según el Ayuntamiento; y 30.000, según la Policía Nacional. Aquí, la Plaza Nueva se ha desbordado y en la cabecera el movimiento feminista de Sevilla se abre paso gracias a una decena de policías. Dolores García, de la plataforma convocante, explica que están "muy disgustados con los sindicatos mayoritarios y la Administración, que se han levantado de manera muy light".

Según las cifras provisionales de la Policía Nacional, en Granada se han concentrado esta tarde entre 15.000 y 18.000 personas. Entre las proclamas: "Aquí estamos nosotras, no matamos"; "El machismo es terrorismo"; "el hombre que maltrata es una rata"; "La calle y la noche... ¡también son nuestras!" y "Por las que están, por las que no, por las que peligran". "Es un día histórico, un 8 de marzo que va a marcar un antes y un después de la lucha feminista. Un 8 de marzo que va a decir alto y claro basta ya", ha afirmado la consejera de Igualdad, María José Sánchez Rubio, que ha añadido: "No puede ser que en pleno siglo XXI exista una brecha salarial o haya mujeres que mueran por el solo hecho de ser mujeres. Este 8 de marzo lo va a poner muy difícil para el patriarcado".

En Cádiz, la marcha ha reunido a unas 5.000 personas, según la concejala de Igualdad, Ana Camelo: "Esta huelga la hemos ganado", ha recalcado la edil. En Málaga se han manifestado más de 50.000 personas, según los organizadores; una cifra que la subdelegación del Gobierno ha reducido a 10.000.

Euskadi: "Nos sentimos la clase más baja"

Nunca antes se habían reunido tantos miles de personas en Bilbao en una manifestación para secundar la causa feminista. Más de 60.000, según la Policía Municipal. Antes de arrancar, los organizadores aseguraban que era tal la multitud congregada en la salida y en todos los puntos del recorrido que iba a ser difícil que la marcha transcurriera con fluidez por las calles de la capital vizcaína. "Esto está colapsado. La gente ha salido a la calle para gritar que no queremos este sistema que nos pisa y nos mata", afirma Leire, portavoz del colectivo feminista de Bizkaia.

Aragón: "Si nosotros paramos, para el mundo"

Miles de personas se han manifestado de forma simultánea en las tres capitales de Aragón. Sobre las siete de la tarde ha partido desde la Glorieta Sasera de Zaragoza una concurrida manifestación, con una pancarta en la cabecera de la marcha con el lema Si nosotras paramos, para el mundo. La Delegación del Gobierno ha cifrado en 37.000 los asistentes a una movilización en la que el color morado ha predominado. A la misma hora, miles de personas, 5.000 a juicio de la organización y un mínimo de 3.500 según fuentes oficiales, han tomado parte en la de Huesca. A su vez, alrededor de 5.000 personas, según los convocantes, han participado en la marcha de Teruel.

Comunitat Valenciana: "La fuerza increíble de las mujeres"

Una multitudinaria marea violeta ha llenado el centro de València con la "fuerza increíble" de las mujeres para demostrar que "el mundo se para" sin ellas en esta jornada de huelga feminista. La organización ha cifrado la participación en 400.000 personas. La marcha del Día de la Mujer ha partido con ligero retraso, sobre las 18.15 horas, por la gran cantidad de gente concentrada desde el Parterre. Los manifestantes han llenado las calles Colón y Xàtiva durante más de las dos horas previstas para todo el recorrido hasta la plaza de la Virgen. A las 20.30 horas seguía sumándose gente al recorrido por otros accesos sin que la cabecera hubiera finalizado.

Una cabecera multicultural e integrada por activistas de varias nacionalidades, algunas de religión musulmana y portando velo, ha encabezado la manifestación, seguida por la perfomance de un abrazo conjunto de mujeres para dar el pistoletazo de salida, con un alegato —"Miradnos, somos la luz de nuestra propia sombra"—, entre globos, flores y manos violetas y al ritmo de las batucadas.

Una de las portavoces de la Vaga Feminista País Valencià, la organización que integra a los colectivos feministas, Teresa Meana, ha explicado a los medios que se sienten "herederas de la lucha de tantas mujeres" y ha invitado a combatir los "lugares donde se nos aplica la talla 38 y se explota literalmente a las mujeres". "Esto es una fuerza increíble y no lo para nadie", ha dicho.

Con información de Javier Arroyo, Juan. A. Aunión, Alfonso L. Congostrina, Javier Martín-Arroyo, Mikel Ormazabal, Jesús A. Cañas, J. J. Gálvez, Alejandro Romero y Agencias.