Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Discrepancias en el PSOE sobre el modelo de inmersión en la escuela catalana

Los presidentes de Aragón, Castilla- La Mancha y Extremadura defienden que los padres catalanes puedan elegir el castellano como lengua vehicular

Reunión del Comité Federal de PSOE en Aranjuez (Madrid).

La controversia sobre el modelo de inmersión lingüística en la escuela catalana que ha agitado el Gobierno con su intención de intervenir por la vía del artículo 155 ha provocado discrepancias en el PSOE. La dirección federal del partido rechaza utilizar este precepto constitucional para modificar la enseñanza en Cataluña, mientras algunos presidentes socialistas como el de Aragón, Javier Lambán, entienden que el Estado debe actuar porque el castellano está siendo “maltratado” por la Generalitat. El PSC defiende el modelo actual.

El PSOE exhibió este sábado unidad en torno al nuevo modelo de partido, en un comité federal que aprobó por unanimidad —aunque no participaron en la votación los barones, salvo el presidente de Extremadura— el nuevo reglamento interno. Los esfuerzos del partido para evitar la imagen de desunión se vieron sin embargo en parte alterados por el espinoso asunto del modelo de enseñanza en Cataluña, que ha agitado el PP con su intención de modificarlo aprovechando la intervención en Cataluña gracias al artículo 155.

El Gobierno promete garantizar el derecho de las familias a que sus hijos reciban en castellano las materias que fijan distintas resoluciones judiciales en Cataluña, un mínimo del 25%. Así lo aseguró este viernes el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, aunque no aclaró cómo pretende el Ejecutivo cumplir ese compromiso. Si los soberanistas no forman Gobierno, el Gobierno tendrá que detallar y aplicar su propuesta a finales de marzo.

La dirección federal del PSOE rechaza que pueda utilizarse la intervención en Cataluña por la vía del 155 para modificar cualquier asunto relacionado con la escuela catalana más allá del cumplimiento ordinario del funcionamiento de la Administración educativa. “El 155 está para recomponer el autogobierno en Cataluña. Pero para nada más”, dijo este sábado a los suyos Pedro Sánchez en la reunión del comité federal, según fuentes oficiales. Aunque la dirección del PSOE está de acuerdo en que la Generalitat tiene que cumplir las sentencias judiciales sobre el uso del castellano en la escuela, discrepa con el Gobierno en el tiempo y la forma con que pretende asegurarlo: cree que este no es el momento para abrir ese melón, y menos a través del 155. “Las sentencias judiciales hay que acatarlas, así como el respeto a las dos lenguas”, asegura el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. “Pero ni es el momento ni la forma de plantearlo”, apostilla.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, pidió sin embargo la intervención del Estado para evitar que el castellano sea maltratado en Cataluña. El español “está siendo injusta e ilegalmente maltratado por la Generalitat de Cataluña. Está siendo postergado en la escuela catalana y esto resulta inaceptable. El Estado tiene que volver a Cataluña, de la que hace tiempo que se fue, si queremos que Cataluña a medio y largo plazo no sea un problema irresoluble”, afirmó Lambán en declaraciones a los periodistas a la salida del comité federal.

El presidente socialista abogó además por “restablecer el Estado en Cataluña” y eso “es que el Estado ejerza sus competencias en Cataluña como las ejerce en el conjunto del país, y que en Cataluña se cumpla la ley. Hay una sentencia del Tribunal Constitucional que establece que el castellano es lengua vehicular igual que el catalán en Cataluña y hay sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que establecen que al menos del 25% de la enseñanza se tiene que impartir en castellano”, argumentó. Su posición contrasta con la del líder del PSC, Miquel Iceta, quien preguntado por EL PAÍS sobre las palabras de Lambán acerca del maltrato del castellano en Cataluña, aseguró: “No estoy de acuerdo”.

Otros dos presidentes socialistas, el de Castilla- La Mancha, Emiliano García Page, y el de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, abogaron por “proteger” el castellano en Cataluña, aunque ambos consideran que no debe hacerse vía 155.

El presidente castellanomanchego afirmó que comparte “el objetivo de reflexionar y de proteger el castellano de las ansias independentistas” y propuso que el uso del castellano en toda España sea objeto de un pacto de Estado. El extremeño defendió por su parte que los padres puedan escoger la lengua vehicular para la enseñanza de sus hijos. “Lo normal en un país con dos lenguas sería poder estudiar en dos lenguas”, sostuvo Fernández Vara, que pidió en todo caso no levantar ahora “barricadas lingüísticas”.

No hay nada que tocar en el modelo de inmersión lingüística de la escuela catalana, dicen sin embargo en el PSC. “El modelo ha funcionado no solo a nivel de cohesión, sino de promoción laboral”, explica a EL PAÍS Esther Niubó, portavoz de educación del PSC en el Parlament, que añade: “Si el sistema fuera hacia atrás, los principales afectados serían las familias castellanohablantes”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información