Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior propone una equiparación salarial para los policías pero sin ‘segunda actividad’ ni productividades

Las negociaciones de policías y guardias civiles con el ministerio se topan con escollos como el "dinero disponible" y la resistencia a perder derechos laborales al igualar con otros cuerpos

Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en el centro de Madrid por la equiparación salarial.
Miles de policías y guardias civiles se manifiestan en el centro de Madrid por la equiparación salarial.

"Muchas prisas, pero ninguna concreción sobre el dinero", rezaba este jueves el comunicado conjunto enviado por policías y guardias civiles tras seis horas de reunión con el Secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto. El motivo de tan largo encuentro: la equiparación salarial de todas las policías del Estado. La máxima prioridad de sindicatos y asociaciones policiales se ha atascado días antes de firmar un acuerdo. La firma está prevista para el próximo martes pero la negociación se encona cuando se ponen cuestionan otras ventajas laborales.

Interior acepta y se compromete a "igualar con los Mossos d'Esquadra", con quienes históricamente se han comparado los policías por los agravios comparativos en sus salarios. Sin embargo, la oferta del ministerio de Juan Ignacio Zoido, pasa por "igualar en todos los aspectos", no solo en el salario sino "también en las condiciones laborales". La llamada "segunda actividad" ("reserva" en el caso de la Guardia Civil) y las "productividades" que cobran por objetivos policías y guardias civiles, pero que no tienen los mossos, están también ahora en cuestión. La negociación se vuelve cada vez más espinosa y podría fracasar.

Por un lado, las conversaciones se han topado con una situación de parálisis política en la que los presupuestos siguen sin aprobar y, aunque desde el ministerio han mostrado —verbalmente y por escrito— su voluntad de lograr la equiparación salarial de los policías y guardias civiles en 2018, lo cierto es que han lanzado la pelota al tejado de Cristóbal Montoro, el ministro de Hacienda. Y el gran objetivo se ha quedado de momento colgado sin presupuesto.

Negociaciones en riesgo

Pero otros dos temas se tornan muy espinosos para policías y guardias civiles, que son la posibilidad de que esa equiparación pase por perder la llamada "segunda actividad" o la "productividad", dos ventajas económicas de las que carece la policía autonómica catalana.

Los Mossos d'Esquadra no tienen la "segunda que actividad" que tiene la policía, llamada "reserva" en la Guardia Civil, un opción a la que pueden acogerse a partir de los 55 años y que consiste en no tener ningún tipo de actividad en su cuerpo, aunque sí puedan tener otros trabajos, "que no son incompatibles con cobrar una media de 1.800 euros al mes", aseguran en Interior. Se trata de un beneficio laboral exclusivo de ambos cuerpos policiales.

Lo Mossos d'Esquadra tampoco tienen la llamada "productividad", el dinero "extra" que reciben tanto policías como guardias civiles por los objetivos realizados. Según datos del Ministerio del Interior, en 2017 el gasto en productividades del Estado fueron 441 millones de euros.

Por todo ello, a la salida de la reunión de este jueves, la gran esperanza se tornó en frustración y los sindicatos policiales optaron por lanzar un comunicado advirtiendo de que las "prisas" del Ministerio del Interior por cerrar un acuerdo sin "ninguna concreción sobre el dinero disponible" pone "en grave riesgo" las negociaciones.

En concreto, las once asociaciones y sindicatos presentes en la mesa responsabilizaron al secretario de Estado de "someter el acuerdo a un solo sistema de cálculo que se basa en una tarea titánica" de comparación de las categorías profesionales y escalas de Policía Nacional y Guardia Civil con las de los Mossos d'Esquadra.

Los sindicatos y asociaciones también criticaron que la propuesta presentada por Nieto en la tercera reunión técnica sobre equiparación salarial no aporta datos ni la documentación necesaria. "El trabajo técnico debía estar hecho desde hace meses por el gabinete del secretario de Estado, y las reticencias a la hora de mostrarlo solo confirma la sospecha sobre su escasa calidad técnica", denuncian.

Una equiparación de 1.500 millones

"Como quiera que Interior sigue sin concretar la cifra presupuestaria que es necesaria para la equiparación salarial, no vamos a firmar acuerdo alguno el 20 de febrero", advierten los sindicatos y asociaciones aludiendo a la fecha de la siguiente reunión con Interior, y afirmando que los 1.500 millones de euros en los que cuantifican la equiparación salarial para el periodo 2018-2020 "no son negociables".

"Por mucho que el secretario de Estado y su gabinete eviten poner cifras sobre la mesa, no vamos a ceder en este punto", añaden los representantes profesionales de la Policía Nacional y la Guardia Civil en un comunicado, donde señalan al Ministerio de Hacienda como posible origen de las "prisas" de Interior por cerrar un acuerdo mediante el sistema de cálculo comparativo con los Mossos.

"Si Hacienda no pone dinero sobre la mesa o está boicoteando estas negociaciones, que lo digan. De lo contrario, tendremos que empezar a pensar que alguien está interesado en dejar en evidencia al Gobierno y a todo el Partido Popular desde el propio Ministerio", afirman los sindicatos y asociaciones, reclamando además "claridad y concreción" al secretario de Estado de Seguridad para cumplir su compromiso con la equiparación salarial.

"Porque da la sensación de que todos queremos hacer lo mismo pero que unos (el Ministerio) no saben cómo hacerlo y están mareando la perdiz, perdidos en un laberinto administrativo en el que quieren meternos a los demás", concluían.