Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juana Rivas debe pagar 1.912 euros a su expareja por los gastos ocasionados durante su fuga

Francesco Arcuri asegura que se gastó cerca de 9.000 en viajes, alojamiento y comidas durante su estancia en España

Juana Rivas, a la salida del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, la semana pasada.
Juana Rivas, a la salida del Juzgado de Primera Instancia 3 de Granada, la semana pasada. EFE

Juana Rivas tendrá que pagar 1.912 euros a su expareja y padre de sus dos hijos menores, Francesco Arcuri, por los gastos que éste tuvo que afrontar el verano pasado cuando pasó algo más de un mes en Granada esperando a que su expareja le entregara a sus hijos, con los que permaneció en paradero desconocido durante casi un mes, incumpliendo las resoluciones que le obligaban a entregárselos al padre. El juzgado considera justificados los gastos de viaje en avión de Arcuri a España a finales de julio del año pasado, la estancia en Granada desde el 23 de julio hasta el 27 de agosto y los viajes de vuelta del padre y los dos niños.

La decisión del juzgado de Primera Instancia 3 de Granada es consecuencia de una vista celebrada hace una semana, el pasado 7 de febrero, en la que Arcuri solicitó la cantidad ahora concedida. La defensa de Juana Rivas consideró en esa cita judicial que esa cantidad no estaba documentalmente justificada. El juez, ahora, da la razón a Arcuri en un auto que no es firme y puede ser recurrido en los próximos 20 días.

La cita en el juzgado del pasado 7 de agosto no trataba sobre si Rivas debía o no pagar. Esa decisión ya estaba tomada por una sentencia judicial anterior. Como recuerda el juez, el auto conocido hoy “no tiene otra finalidad que completar e integrar la sentencia en un aspecto concreto” que no quedó determinado “cuál es la cuantía exacta de la deuda”. La defensa de Arcuri ha cuantificado no obstante el gasto de la expareja de Rivas en 9.000 euros en viajes, alojamiento y comidas. En una fase judicial anterior había solicitado el reintegro de 5.912 euros, de los que 4.000 correspondían a reintegros de efectivo bancario. Finalmente, la defensa de Arcuri desistió de llevar esa cifra a la vista judicial que cerraba este asunto y solo solicitó la restitución de los 1.912 euros justificados documentalmente y ahora concedidos. El juez recuerda en el auto que ese dinero en efectivo “se desconoce a qué tipo de gastos se destinó”.

Rivas ha considerado "muy injusta" la decisión del juez, y ha confirmado que sus abogados recurrirán el auto, según Europa Press. Ya en el juicio, la defensa de Rivas negó legitimidad a la documentación que exhibieron los abogados de Arcuri. "La justicia es lenta y para que te apoye necesitas tiempo", ha añadido Rivas, que está inmersa en una lucha judicial. Además del caso del pago de los gastos ocasionados a Arcuri, para los que recibe apoyo de plataformas ciudadanas, Juana Rivas se enfrenta a otros dos asuntos judiciales de peso: En Italia se juzga quién se hará cargo de la patria potestad de los dos hijos menores (4 y 11 años) de la pareja; y en España, la juez ha ordenado la apertura de juicio oral por la denuncia de Arcuri contra Rivas por sustracción de los dos menores cuando los trasladó a España en 2016 y nunca los llevó de vuelta a su residencia familiar en Carloforte (Italia).

Más información