Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ximo Puig reclama una “reforma profunda de la Constitución”

El presidente valenciano plantea reconocer singularidades territoriales y reforzar derechos

El presidente valenciano, Ximo Puig, con los miembros de su Gobierno, en una imagen distribuida este domingo por la Generalitat.
El presidente valenciano, Ximo Puig, con los miembros de su Gobierno, en una imagen distribuida este domingo por la Generalitat.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat valenciana, ha planteado este domingo una "reforma profunda" de la Constitución con el objetivo de reforzar derechos y avanzar en el diseño territorial, lo que en su opinión implica reconocer la singularidad de las comunidades al tiempo que se garantiza la equidad de los españoles.

Puig ha hecho la propuesta al término del seminario que su Ejecutivo, integrado por socialistas y Compromís, ha celebrado durante el fin de semana en Benicarló, municipio costero del norte de la Comunidad Valenciana. No lo ha presentado como una iniciativa personal, sino como "la posición marco" fijada por su Gobierno, que él trasladará al Congreso de los Diputados cuando sea llamado, como el resto de presidentes autonómicos, por la comisión que estudia una posible reforma de la Carta Magna.

Flanqueado por los miembros de su Consell, Puig ha reclamado que las comunidades autónomas sean "un sujeto activo de la reforma constitucional". Y ha afirmado que la finalidad de los cambios debe ser "unir desde la diversidad y la voluntad integradora".

Desde la perspectiva del presidente valenciano, "el estado autonómico ha sido un éxito pero ahora está agotado". Y resulta necesario "que las generaciones que no tuvieron la oportunidad de participar en su elaboración ni de votar la Constitución puedan hacerlo ahora a través de la reforma".

Puig ha subrayado que los cambios que se adopten deben mantener "los valores que sustentan" el texto. "Pero también han pasado muchas cosas en estos 40 años y es necesario actualizarlo", ha declarado.

Entre los derechos que Puig ha considerado que deben afianzarse y ampliarse figuran la sanidad y la vivienda. El presidente valenciano también ha insistido en la igualdad. En su constante reclamación de un cambio en el modelo de financiación autonómica, Puig apela siempre a que los ciudadanos deben tener garantizados los derechos sociales básicos residan en la comunidad en la que residan.

Documento

El presidente encargó hace unos meses a Manuel Alcaraz, consejero de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación la elaboración de un documento con los cambios que los diversos departamentos de la Generalitat consideraban convenientes realizar en la Constitución. El texto resultante contiene estas apreciaciones y también, ha dicho Puig, la opinión "de los miembros del Gobierno como tales".

La Generalitat ha dejado, sin embargo, para más adelante la presentación del documento completo.

El jefe del Consell ha mencionado la reforma constitucional como la primera de las tres grandes cuestiones debatidas en el seminario, unas reuniones de dos días que su Gobierno mantiene regularmente a semejanza de lo que hacen otros Ejecutivos, sobre todo de coalición, y que fueron popularizadas por la serie de televisión danesa Borgen. Los otros dos grandes objetivos mencionados por Puig han sido la reforma del modelo productivo valenciano y el diseño de la futura ley autonómica de la infancia.

Más información