Veto a las charangas, ¿también en Valencia?

El Ayuntamiento estudia la petición de los vecinos de regular las comparsas

Barrio del Carmen, Valencia.Foto: atlas

¿Charangas sí o no en el valenciano, y céntrico, Barrio del Carmen? Es uno de los temas que el ayuntamiento de Valencia ha debatido en una reunión con los vecinos de una de las principales zonas de ocio nocturno de la capital y foco de atracción de cumpleaños y despedidas de soltero. Eventos amenizados muchas veces por charangas que invaden el descanso ciudadano por el exceso de ruido. Los vecinos del Carmen han pedido expresamente que se prohíban, al igual que han hecho ya otras localidades de la Comunidad Valenciana como la vecina Gandia o Benicàssim, en Castellón. Y todo, con la última sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo vinculada a Valencia, y al ruido de sus zonas de ocio, muy presente. La que reconoce a Miguel Cuenca, de 87 años, que hace dos décadas el ruido de bares, pubs y discotecas junto a su vivienda en plena Plaza de Xúquer, eje del ocio nocturno en los 90, violó su derecho a la intimidad.

Más información
El funcionario que ha trabajado solo 18 meses en 15 años encadenando vacaciones y bajas
Tres médicos dan por muerto a un preso que ‘revive’ en la morgue
Las mujeres que firmaron para cambiarnos la vida

En Benicàssim, cuna de los macrofestivales de música del verano mediterráneo, el desfile de charangas por sus calles para animar celebraciones de tipo privado, con las despedidas de soltero y soltera a la cabeza, están vetadas, salvo permiso municipal, “en circunstancias especiales y horarios especiales”. Las razones, según el consistorio, atender las quejas vecinales por ruido y asegurar su descanso, evitando que las comitivas musicales “desfilen indiscriminadamente” por el centro de la ciudad, algo en lo que se ha hecho hincapié de manera especial desde el pasado verano. Las charangas se consideran espectáculos musicales itinerantes, regulados por la Ley de Espectáculos de la Comunidad Valenciana y la Ordenanza municipal de actividades en espacios al aire libre. Su celebración, como cualquier otro show callejero, requiere de autorización municipal. El incumplimiento va acompañado de sanciones, aunque primero se pone en práctica el ‘aviso a navegantes’.

Lo mismo ocurre en otra de las localidades valencianas más turísticas, Gandia. También aquí las charangas para amenizar cumpleaños o despedidas están acotadas desde el verano de 2017. Fue con motivo de la modificación de la ordenanza de convivencia ciudadana cuando el consistorio decidió regular este punto “porque se había desmadrado”, reconocen fuentes municipales. Tampoco aquí la multa es inmediata. “Lo que hace la policía es acercarse al grupo y avisarle de que está incumpliendo la normativa. Si persiste, entonces hay sanción”.

Síguenos en Twitter y en Flipboard

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS