Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos piden a los partidos el endurecimiento de la Ley Antitabaco

El PSOE y Ciudadanos apoyan la propuesta, que incluye la prohibición de fumar en los estadios o en las paradas de transporte público

Un hombre fuma un cigarrillo electrónico.
Un hombre fuma un cigarrillo electrónico.

Ampliar los espacios libres de humo, establecer un envase neutro para las cajetillas y equiparar el cigarrillo electrónico al tabaco. Estas son algunas de las propuestas que la Organización Colegial Médica y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo han presentado a los principales partidos políticos para el control del tabaquismo. Una iniciativa con la que se han mostrado de acuerdo el Partido Socialista y Ciudadanos.

El decálogo expuesto este martes se basa en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y plantea un endurecimiento de la actual Ley Antitabaco, como ampliar la prohibición de fumar a estadios de fútbol y demás espacios deportivos y a las paradas de transporte público. Además, el documento pide acabar con el consumo de tabaco en los coches en presencia de menores o de mujeres embarazadas. Una norma que el Gobierno balear prevé incluir en 2018 en la nueva Ley de Adicciones.

Otras medidas propuestas buscan repercutir directamente en la venta y consumo de tabaco. De esta forma, ambas entidades instan a implementar el paquete neutro en las cajetillas sin logos y uniformizadas, y a equiparar la fiscalidad de todos los tipos de tabaco, para evitar que el consumo se derive hacia los productos más baratos. Como ejemplo, las organizaciones citan el tabaco de liar, con una carga impositiva más baja que los cigarrillos.

En total, el documento presentado a representantes del PP, PSOE, Unidos-Podemos y Ciudadanos consta de diez medidas entre las que también se incluye al cigarrillo electrónico, para el que se pide que se equipare al tabaco "por ser un producto que no es inocuo".

"Legislación valiente"

De acuerdo con los datos de la Organización Colegial Médica y el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, en España el tabaco mata a más de 50.000 personas al año y supone el 25% de las muertes de personas entre 35 y 65 años. Por este motivo, ambas entidades reclaman una "legislación valiente para disminuir la prevalencia del tabaquismo en España".

Este paso al frente, según el presidente de la OMC, Serafín Romero, podía haberse dado ya. En rueda de prensa, Romero ha señalado "la oportunidad perdida" para que el Gobierno reformara la ley durante la reciente trasposición de la Directiva Europea del tabaco, que entró en vigor a finales de 2017. El Partido Socialista y Ciudadanos se han sumado a las críticas contra el Ejecutivo de Mariano Rajoy por no haber aprovechado ese momento para modificar la legislación.  "Está arrastrando los pies en todo lo que tiene que ver con la prevención del consumo de tabaco", ha asegurado el portavoz socialista, Jesús María Fernández.

Tanto el Partido Socialista como Ciudadanos han asumido en su totalidad las propuestas de los profesionales sanitarios, aunque discrepan en cómo impulsarlas. Mientras que los socialistas se han comprometido a buscar un consenso con los demás grupos parlamentarios en los próximos tres meses, Ciudadanos considera más factible realizar reformas "puntuales" como la de prohibir fumar en coches en los que viajen niños o embarazadas, que no requieran ningún cambio legislativo.

Por su parte, las representantes del Partido Popular y de Unidos-Podemos, María Eugenia Romero y Rita Bosaho, no han realizado declaraciones "porque han entendido que tenían que trasladar el tema a sus diferentes grupos", según ha manifestado el presidente de la OMC.

Más información