Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La propaganda rusa crea webs para la ultraderecha española

Portales patrocinados por un magnate difunden mensajes reaccionarios en un intento de desestabilización

Captura de pantalla del portal Katehon.comes
Captura de pantalla del portal Katehon.com/es

Un magnate ruso próximo al Kremlin, Konstantin Malofeev, patrocina portales web en español donde se difunden tesis ultraderechistas de articulistas rusos y españoles. Es el caso de las webs Katehon.com y Geopolitica.ru. Katehon se define en su web, en la que no figura sede física, como un “centro de análisis” y, más adelante, como “una comunidad independiente de expertos de diferentes países dedicados a la investigación en diversos campos, incluyendo el análisis político, geoestratégico y geopolítico de eventos internacionales”. La página publica contenidos en cuatro idiomas: inglés, español, francés y árabe.

Katehon reúne o difunde textos de articulistas de ideología ultraderechista. En los últimos meses han aparecido textos de varios jóvenes que son entrevistados como analistas en la cadena rusa RT o en la agencia Sputnik de forma recurrente. En los artículos se publicitan también encuentros de patente orientación ultraderechista. Katehon superó las 570.000 visitas el mes de octubre (dato general para todo el portal). Casi una de cada tres visitas llegan desde Rusia, Estados Unidos o España. El portal geopolitica.ru superó las 415.000 visitas en el mes de octubre, en el que cuadriplicó los resultados de julio. En su mayor parte, los usuarios acceden a sus contenidos a través de motores de búsqueda, pero también abundan los enlaces desde medios de comunicación.

Trufadas entre tesis reaccionarias, varios artículos publicados en Katehon incluyen menciones a Rusia, siempre en tono favorable. En uno de los textos, firmado por un general de brigada en la reserva, se critica la falta de capacidad de combate del ejército dentro de España y el despliegue internacional en Estonia, Letonia y Lituania bajo el mandato de la OTAN: “Que se sepa hasta la fecha, no hay ninguna amenaza rusa contra esas naciones bálticas”. Los textos filtran otros mensajes prorrusos criticando las sanciones comerciales europeas contra aquel país. “[Rusia] se ha convertido, como en el año 1812, en uno de los principales baluartes de Europa”, glosa el texto. Prolongar las sanciones contra la Federación Rusa, en opinión del autor, “solo puede perjudicar al resto de las naciones europeas, y en particular a España”.

Otro texto, sin firma, recoge la broma telefónica de dos embaucadores rusos, a la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, en la que se hicieron pasar por su homólogo letón. De Cospedal se dice que llora “fingidamente por las fábulas de un inexistente acoso de Rusia contra la estabilidad de España”. El artículo apunta la posibilidad de que las autoridades españolas se victimicen “artificialmente” en foros internacionales, “acusando a Rusia de falsedades, ejerciendo ese mismo y triste papel de los independentistas hacia la Nación Española”. En otra colaboración se describe a Rusia como “la heredera de la Roma oriental que mayor fuerza puede aportar”.

Alguien que se ha estrenado en Katehon hace un mes es Inma Sequí, la que fuera candidata de Vox a la alcaldía de Cuenca y ahora militante de Respeto. Un compañero de esta confluencia de partidos ultraderechistas le comentó la posibilidad de escribir en el portal. Escribió sobre el Club taurino de Rusia, que se presentó hace unos meses en Madrid. “Me interesa que se conozcan mis punto de vista: por qué estoy en contra de la OTAN o por qué creo que Rusia es Europa, y este medio es un comienzo. En el fondo, mi línea coincide con la del propio medio”. El texto lo envió al correo, y a los dos días se publicó en un sitio web que ya consultaba antes de escribir en él. ¿Se expresan sobre todo valores conservadores en este medio? “Yo creo que hay de todo. Creo que se toca más el aspecto geopolítico, no es para dar nuestra opinión”, contesta Sequí.

Katehon también difunde bulos, como la implicación de Hillary Clinton, candidata demócrata a la Casa Blanca, en cinco asesinatos, o la supuesta elaboración por parte de la Fundación Soros de una lista negra señalando a periodistas españoles prorrusos. Se añaden a esto acusaciones a EE UU de ayudar a terroristas a escapar de Siria y burdas referencias homófobas.

Magnate ruso

En la web en español de Katehon consta que el centro está presidido por Konstantin Valerévich Malofeev (Pushchino, Moscú, 1974). Malofeev es un magnate vetado en 2014 por la Unión Europea por su apoyo a los separatistas prorrusos de Ucrania. La UE apuntaba que les prestaba un “presunto apoyo material y financiero” y lo acusaba de actuar “en apoyo de la desestabilización de la Ucrania oriental”. Malofeev fundó y preside la Fundación San Basilio el Grande, que defiende tesis ultramontanas.

La injerencia rusa en Cataluña

La propaganda rusa crea webs para la ultraderecha española

La fundación convoca foros para reunir a representantes de partidos de ultraderecha de toda Europa, incluidos los minoritarios carlistas españoles, para atacar a sus grandes enemigos: el liberalismo, el ateísmo, el aborto o la homosexualidad. Entre los partidos destaca Alternative für Deutschland (AfD). Malofeev se reunió con su copresidente, Alexander Gauland, en San Petersburgo en 2015. “Creo que las actuaciones del doctor Gauland indican que Alemania volverá a ser Alemania, así como Rusia volverá a ser Rusia bajo Putin”, declaró en el encuentro. Las actividades de la fundación son difundidas por una televisión, Tsargrad (el nombre eslavo de Estambul), que es también propiedad del magnate.

Katehon cuenta como patronos con personajes cercanos al actual del Kremlin, entre ellos consejeros de Putin (Sergey Glaziev). El portal forma parte de un ecosistema de medios y supuestas instituciones que comparten contenidos y referencias circulares, como geopolitica.ru o El Espía Digital, que también tienen en común parte de su cartera de colaboradores tanto rusos como españoles.

España, objetivo de la propaganda rusa

El experto en relaciones internacionales Francisco Malavassi ha investigado los métodos rusos para infiltrar su discurso propagandista fuera de sus fronteras. Estos ecosistemas de webs y medios de propaganda se rigen por un esquema similar. Detrás de las tesis que defienden, “quieren dar la impresión de que hay muchísimos formadores de opinión, que hay toda una escuela detrás de los artículos que presentan”, pero, con independencia de la web que se utilice, opera siempre un mismo mecanismo: “Cuando se va al detalle se ve con los artículos o no están firmados o solo los escribe un grupo pequeño de personas. También se citan otros artículos, que luego se amplifican a través de bots”.

Para Rusia, el objetivo central es obtener más poder y desestabilizar a la Unión Europea y a sus miembros, asegura Malavassi. Igual que en España, actúan de manera similar en Alemania, Francia o Italia. “Los vínculos con la extrema derecha son circunstanciales. Según lo que ocurra el próximo año, podrían aliarse con grupo de extrema izquierda o de otro tipo, siempre que ataquen el status quo de la Unión Europea. Buscan generar caos”. Ese es el motivo de que la propaganda difunda también tesis favorables al secesionismo catalán, tan distantes de las de la ultraderecha española, según el experto.

Más información