Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Un Parlament atípico

La nueva cámara catalana tendrá más mujeres y diversidad de profesiones

Hemiciclo vacío del Parlament de Cataluña.rn Ampliar foto
Hemiciclo vacío del Parlament de Cataluña. EL PAÍS

Las elecciones de Cataluña han sido históricas y atípicas: convocadas por el presidente del Gobierno de España, con candidatos en prisión, imputados o en el extranjero y con la independencia capturando el debate en bloques ideológicamente heterogéneos. Son también históricas y atípicas en dos aspectos relevantes. Por los resultados —elevadísima participación (82%), crecimiento de Ciudadanos y de ERC, envite exitoso de Puigdemont— y porque por vez primera en Cataluña una candidatura liderada por una mujer ha ganado en votos y en escaños. Y son atípicas porque la Cámara resultante es la que más se parecerá a la sociedad catalana.

En el supuesto de que los candidatos/as electos tomen posesión de su escaño, la fotografía del Parlament de la legislatura XII será la que tenga más mujeres (43,7%), reúna más inmigrantes (diputados nacidos fuera de Cataluña) desde 1980 (12%), muestre una edad media de 45 años, agrupe a más universitarios de la historia (91%) y tenga una mayor diversidad profesional con abogados (19%), docentes (17%), profesiones liberales (18%, exceptuando médicos, arquitectos o ingenieros), empresarios (13%) o sin profesión conocida (10%). En esta legislatura, además, casi la mitad de los parlamentarios serán nuevos (47% frente al 63% de la anterior).

Esta instantánea esconde diferencias. Es remarcable que haya más mujeres en un Parlament cuyos partidos, en algunos casos, han sido reticentes a ubicarlas en puestos de salida. El grupo más feminizado es Catalunya En Comú-Podem (CECP, 62,5%), seguido de ERC y la CUP (50%). Ocupan posiciones medias PSC (41%) y Ciudadanos (40,5%), mientras que Junts per Catalunya (JxC, 38%) y PP (33%) están en los últimos puestos. En términos históricos, ERC es el partido más masculinizado y que ha hecho más esfuerzos por incorporar a mujeres.

Aunque la edad media coincide con la española, hay grupos más jóvenes que otros. La CUP (40), ERC (42,1) y CECP (42,6) tienen las edades medias más bajas; JxC (49,7) y PSC (47), las más altas. El PP (45) y Ciudadanos (43,5) se ubican en posiciones intermedias. Las mujeres son, de media, cuatro años más jóvenes que los hombres; la diferencia de edad más importante está en el PP (18 años) y la CUP (16). En PSC y Ciudadanos, hombres y mujeres tienen edades similares.

Una tendencia en las Cámaras españolas es la disminución del porcentaje de parlamentarios inmigrantes (los que han obtenido el escaño por una comunidad autónoma distinta a aquella en la que nacieron). En Cataluña este fenómeno resalta más dado su alto volumen de población nacida en el resto de España (aproximadamente el 25%, según datos de 2011). A partir de la primera legislatura (14% de diputados inmigrantes), el declive de este segmento ha sido continuo y ha afectado por igual a todos los partidos catalanes. La excepción son las legislaturas XI y XII (12% en ambas). La media española es del 14% y en el Congreso hay un 27%. El partido que incorporará más inmigrantes al Parlament es Ciudadanos (35,5%). ERC (6%), PSC (6%) y JxC (3%) se sitúan a mucha distancia, pero los más alejados son la CUP, PP y CECP, que no tendrán diputados/as de origen no catalán.

El nivel educativo es elevado. Las credenciales universitarias del 91% de los/as electos es una marca histórica en Cataluña, aunque existen diferencias. Mientras en CECP todos los candidatos/as tienen título universitario, en el PP sólo el 66% y en las CUP el 75%. Los grupos con credenciales educativas más altas, además de CECP, son ERC y JxC con un 97% de universitarios/as. Ciudadanos con un 86% (menos que en otras Cámaras) y PSC con un 82% están en posiciones intermedias.

Parece lógico entonces que la diversidad profesional tenga relación con oficios que requieran título universitario (solo hay un 1,5% de trabajadores por cuenta ajena). Las profesiones de la palabra (docentes y abogados) son mayoritarias, pero pierden preponderancia. En Ciudadanos abundan los abogados (25%), otras profesiones liberales (25%) y empresarios (14%), y no constan personas sin una profesión previa. En JxC hay muchos docentes (33%), abogados (18%), empresarios (15%) y otros profesionales liberales (15%). Un perfil diferente tiene ERC, con menos abogados (6%), menos docentes (25%), más empresarios y asimilables (22%) y otras profesiones liberales (16%) y otros oficios en general (19%). El PSC presenta un perfil curioso de entre los candidatos que se tiene información, al no tener docentes en sus filas (una rareza en un partido socialista) y mantener una proporción alta de abogados (29%) y otras profesiones liberales (18%). En CECP abundan los docentes (25%), otros profesionales liberales (25%) y personas sin profesión conocida (25%).

¿Podemos decir que la sociedad y los políticos convergen? La respuesta matizada es afirmativa. Hay más mujeres, aunque siguen estando infrarrepresentadas. Se refleja bien la edad media de la sociedad pero se infrarrepresenta a los no nativos/as y a los/as trabajadores y se sobrerrepresenta a los universitarios/as. Sin embargo, en términos históricos, este Parlament se parecerá más a la sociedad catalana. Lo muestra el Índice Sintético de Proporción Social, que se mueve entre 0 y 1. En la primera legislatura, el Parlament era la Cámara que más se distanciaba de la sociedad, con un ISPS de 0,66 (Asturias tenía un 0,84 y Extremadura un 0,82). Casi cuarenta años más tarde, Cataluña está en el 0,81, aunque sigue mostrando una convergencia entre la ciudadanía y sus políticos más débil que otras regiones (0,87 en Baleares, 0,86 en Aragón, Asturias, Canarias, Cantabria o Navarra). En suma, los candidatos electos configurarán un Parlament que se parecerá más a la sociedad catalana que ningún otro en la historia reciente.

Xavier Coller, Pablo Domínguez y Manuel Portillo pertenecen al Grupo de investigación Democracia y Autonomías: Sociedad y Política, de la Universidad Pablo de Olavide. Elena González Rojo colaboró en la obtención de información sobre los candidatos.

 

Más información